Se encuentra usted aquí

5 claves para superar la tusa electoral

Que no cunda el pánico.
Getty Images.
Getty Images.
Por
Redacción Shock

Después de la primera vuelta de las elecciones presidenciales no fueron pocos los que quedaron decepcionados. Aunque ya el plebiscito de 2016 nos acostumbró a resultados difíciles de asimilar, siempre nos costará recuperarnos de las elecciones. Luego de refugiarnos en memes, aquí algunos consejos para sobrellevar los resultados de las últimas elecciones.

1. Vamo' a calmarnos 

Recuerde que estamos en un sistema democrático y uno no siempre tiene lo que quiere. Y tenga en cuenta también que precisamente este modelo  garantiza la independencia de los poderes, así que ningún presidente puede ponerse a hacer lo que le dé la gana, por más que haya sido elegido popularmente.

2. No oculte sus sentimientos

Está bien que la política nos emocione: después de todo nos afecta a todos y estas elecciones marcarán nuestras vidas y nuestro país en los próximos 4 años. Así que no se sienta mal si está triste, feliz o iracundo y quiere compartirlo, ya sea en persona o en redes sociales. Tampoco sea de los que dice "¡Ya supérelo!". Todos tenemos nuestra manera de sobrellevar las cosas que no nos gustan. 

3. Expectativa/ Realidad

En campaña todos prometen, pero en gobierno difícilmente cumplen. Así que no olvide que puede que esas propuestas polémicas que le molestan ahora nunca lleguen a materializarse.  

4. No todo es blanco y negro 

Es fácil resistir la tentación de pensar que hay "buenos" o "malos" y que nosotros somos los salvadores. Pero la cosa va mucho más allá. Intentar ser un poco más empáticos y las razones del otro para votar por el candidato que no nos gusta nos puede ayudar a sobrellevar más fácilmente los resultados de la elección. 

5. Esto es solo el comienzo  

La política solo se muestra en elecciones. Votar es solo una parte de nuestro deber como ciudadanos en un sistema democrático. Hágale control a los funcionarios y entidades e infórmese y opine de lo que están haciendo sus gobernantes. Participe en las decisiones de su comunidad, barrio o ciudad. No se le olvide que con sus decisiones de consumo también puede hacer la diferencia. Y prepárese, porque el otro año vienen las elecciones de alcaldes y gobernadores. Otra oportunidad para que le rompan el corazón.