Se encuentra usted aquí

5 futbolistas con carreras desastrosas en la actuación

Estos cinco tipos han tenido una carrera prodigiosa con la pelota en los pies, pero tras la pantalla han sido un completo desastre.
Por un puñado de pelos
Por un puñado de pelos
Por
Habla el Balón

Estos cinco tipos han tenido una carrera prodigiosa con la pelota en los pies, pero tras la pantalla se les ha visto con menos gracia que Pablito el de la interminable Padres e hijos. 

Juan Francisco García @jfgarcia2809 // Habla el Balón 

Para nadie es un secreto que, salvo contadísimas excepciones, cuando los futbolistas se ponen de artistas y buscan protagonismo fuera del rectángulo verde terminan haciendo un papelón. Basta con oír a Valenciano y a Mondragón comentar un partido para pedirle a la vida que los futbolistas retirados se alejen de los focos y no borren con el codo lo que sembraron con los pies.

¿Qué no es tan así? ¿Qué todo futbolista lleva un artista por dentro? Lo invito a ver esto y sacar sus propias conclusiones. 

  1. Carlos 'El Pibe' Valderrama (Por un puñado de pelos, 2014)

Imposible no arrancar con este.  El Pibe, con su “todo bien, todo bien” y su melena mitológica, se ha dedicado con éxito a monetizar su figura después de haber colgado los guayos. Frutiño, Margartia, Zucaritas, Avon, Pepsi, Uber —la lista es infinita— han exprimido sus ricitos de oro hasta el punto que hoy, las nueva generaciones, saben más de sus actuaciones fallidas que de sus pases imposibles. 

En 2014, insatisfecho con los comerciales y la pantalla chica, debutó en el séptimo arte. Fue en la comedia colombo-argentina Por un puñado de pelos dirigida por Néstor Montalbano, en la que Valderrama personifica a Nemesio, el sombrío alcalde de un pueblo en el que hay una fuente de agua que hace crecer el pelo. 

En el trailer que verá a continuación (no me dio el estómago para ver la película entera) Valderrama falla siempre. Rígido, inverosímil, sobreactuado. Si con su “alguien va a morir” a uno le duele todo, el “te pasaste de la raya” se pasa de la raya. 

Date un descansito de las cámaras, Pibe, “todo bien”. 

 

  1. Pelé (Escape to Victory, 1981)

 

Lo que sigue es un disparate. Poco importa si en la película conviven Stallone, Michael Caine, Bobby Moore y el mismísimo Max Bon Sydow (la mano derecha de Ingmar Bergman). Poco importa que su director, John Huston, haya sido nominado más de quince veces al Oscar; lo de Pelé en Escape to Victory es un monumento a la cagada. 

En el final de la película (despreocúpese por el spoiler, verla es perder el tiempo), prisioneros de guerra juegan un partido contra sus verdugos nazis y deben decidir si terminarlo prematuramente (van perdiendo) y escapar del campo en mitad de tiempo o si jugarlo hasta el final y olvidarse del escape. Los héroes, claro, prefieren el honor a la libertad y de la mano de un Pelé herido y maltrecho consiguen el triunfo. 

El plano secuencia que verá a continuación es solo la muestra de la actuación lamentable y falseta de ‘O Rei’. ¿O no?

 

  1. Andrés Iniesta (¿Quién mató a Bambi?, 2013):

Si usted quiere seguir con la duda de si Andrés es humano o marciano, si quiere seguir pensando que detrás de tanta genialidad quizá se esconde un mutante, entonces deje de leer y siga con el siguiente… 

Como siguió leyendo, me es triste presentarle otro auténtico mamarracho. La película se llama Quién Mató a Bambi y es un intento de comedia negra malísima.  En uno de sus geniales clímax un carro cae en el Camp Nou, donde está Andrés Iniesta… y entonces viene la magia. 

Seis segundos bastan para frivolizar la imagen del sabio. Después de su “¿tío, tú estás loco, no sabes que el césped es sagrado?” uno desea que el portazo que le dan haya sido real y doloroso. ¿Por qué, Don Andrés, por qué lo hiciste?

 

  1. Fernando Torres (Torrente 3: El Protector, 2005): 

Hablar de Torrente es hablar de la saga más taquillera de la historia del cine español. Las cinco películas narran la historia de un completo antihéroe, José Luís Torrente, un policía corrupto, putero y drogadicto que, entre muchas otras cosas, también es hincha del Atlético de Madrid (aun antes de Simeone). Para Santiago Segura, que además de ser su creador es quien lo personifica, fue imposible no incluir en el reparto de la tercera entrega al 'Niño' Torres, el goleador que para ese entonces era el jefe absoluto del Atleti.

Algo tendrá este gordo desagradable e irreverente para haber vendido lo que vendió, pero si me preguntan, haber actuado en esta película fue, después de fichar por el Chelsea, la peor decisión de Torres en su carrera. 

Su no-creíble cara de niño asustado después de haber hecho ventiunitas con una granada es patética y malograda. ¿Quién diablos se ríe con esto?

 

  1. Eric Cantona (Elizabeth, 1998):

Termino con Cantona, porque no todo está perdido. A diferencia del resto, Eric se ha tomado en serio lo de la actuación y es, junto a Vinnie Jones, el único futbolista que ha hecho algo respetable. Su palmarés cinematográfico habla de un actor recorrido que no se ha limitado a papeles cómicos e intrascendentes. 

Apareció en la ganadora del Óscar Elizabeth, y en 2009 fue coproductor y protagonista de Buscando a Eric, una película valiosa en la que se interpreta a sí mismo y le da lecciones de vida a un cartero deprimido de Manchester. 

Para que le den ganas de verla (y vea la diferencia que hay entre Cantona y el resto) le regalo esta linda escena en la que con gravedad y tino le cuenta al cartero cuál fue su mejor momento en el United. 

Bonus: Johnathan de Falco a.k.a. Stany Falcone:

De todos los anteriores, a este fue al único al que le fue mejor con el cine que con el balón. De hecho, de todos los escogidos, es el único que ya fue galardonado por la academia. No se trata de un Óscar sino de un GayNV Award a mejor intérprete revelación, algo es algo. Y sí, estamos hablando de un actor porno gay.

Después de una desabrida carrera, brincando entre la tercera y la segunda división belga, y tras una fuerte lesión, de Falco lo dejó todo, salió del clóset y se dedicó al porno gay. Hoy es una ficha de renombre en la industria. 

Stany Falcone, como se le conoce en sus películas, merece estar en esta lista porque valiente se reveló contra un medio extremadamente machista y homofóbico. Por políticas de Shock el video se los quedo debiendo. 

--

Vea también: La historia del tipo que dejó el fútbol y se convirtió en actor porno gay https://www.shock.co/cultura-pop/la-historia-del-tipo-que-dejo-el-futbol-y-se-convirtio-en-actor-porno-gay