Se encuentra usted aquí

5 historias de muñecos embrujados y poseídos que no lo dejarán dormir

Revise que todos los muñecos de su casa estén en el lugar que los dejó anoche
GETTY IMAGES
GETTY IMAGES
Por
Redacción Shock

En 1988 se estrenó la primera entrega de la saga de películas Child’s Play, conocida en América Latina como Chucky, el muñeco diabólico, y desde entonces las historias de juguetes con vida y poseídos se han hecho populares en todo el mundo. Existen varias historias sobre este tema que llaman demasiado la atención sobre el público amante del terror. El morbo radica en que los juguetes, por lo general, representan inocencia, pero hay algunos casos sin confirmar que logran espantar a más de uno.

Las siguientes historias suenan muy creyentes para ser reales y se han mantenido vigentes por la voz a voz que se hace de ellas. Muchas de estas historias sirven como base para películas de Hollywood que se supones son “basadas en hechos reales”.

Robert

Empezamos con este tierno marinero que actualmente se encuentra en el museo East Martello de Estados Unidos. La historia de este muñeco empieza en 1906 cuando fue regalado a un pequeño niño que vivía con sus padres en Key West, Florida, por parte de una de las empleadas de la casa. El muñeco es hecho a mano, relleno con paja, cocido con alambre y vistiendo un traje blanco. Para temor de todos los empleados practicaba magia negra y le tenía un odio profundo a los padres del menor por los maltratos recibidos.

Lo terrorífico inicia cuando vecinos aseguraban que había movimiento en la casa cuando la familia no se encontraba en ella y al poco tiempo los padres del niño empezaron a notar que él hablaba con el muñeco. Desde ese momento el muñeco Robert fue separado del niño y escondido en el ático, 20 años después lo sacaron cubierto del polvo y empezaron a suceder de nuevo extraños sucesos en la casa; se escuchaban pasos, voces y el muñeco cambiaba de lugar.

El muñeco siempre vivió en esa casa y aterrorizaba a cada una de las personas que empezaban a vivir allí. A pesar de no ser un espíritu diabólico, sí tenía una personalidad envidiosa y egoísta. Cuando sacaron el muñeco de la casa fue llevado a un museo porque su historia se hizo muy famosa y hay quienes aseguran que desde ese lugar sigue causando terror, algunas veces levitando en la vitrina que se encuentra o haciendo ruidos en las noches.

Okiku

Esta muñeca japonesa de 40 centrimetros de alto fue comprada por una familia a la niña de la casa. La menor se hizo muy cercana a su “nueva amiga” a quién bautizó como Okiku, pero ella tenía una enfermedad que la llevó a tener una muerte temprana. La familia desconsolada mantuvo a la muñeca en casa para tener vivo el recuerdo de la niña, pero luego de un tiempo empezaron a suceder cosas inexplicables: el cabello de Okiku cambió de color y empezó a crecer. Esto hizo creer a los padres que el espíritu de su hija estaba en la muñeca japonesa. A pesar de esto decidieron donar a Okiky a un templo en el que un monje cuidaría de ella. La muñeca ya hace parte de la cultura japonesa y es reconocida en varias regiones de Asia.

Joliet

La historia de esta muñeca ha sido parte de la vida de una familia en cuatro generaciones. Se dice que cada miembro femenino de la familia debía tener dos hijos; lo que se conoce como “la parejita”; un hombre y una mujer. El varón moriría a los tres días de haber nacido y su alma quedaría encapsulada en la muñeca que pasaba a ser la nueva compañía de la niña que acaba de perder a su hermano. Esta leyenda asegura que la muñeca hace ruidos en la casa como el llanto o la risa de un niño. ¿Será verdad la historia de Joliet?

Anabelle

En 1970 los psicólogos Ed y Lorraine Warren investigaron el suceso de una muñeca de trapo poseída por un espíritu. Muchos han oído hablar de Anabelle por la película taquillera que salió hace unos años, pero la historia real puede aterrar mucho más. Cuenta la historia que ‘Ana’ fue un regalo de una madre para su hija estudiante de enfermería. Desde ese momento la muñeca se convirtió en un adorno en la cama de ella, pero con el paso de los meses el tierno regalo se convirtió en un objeto de terror; la muñeca se movía, cambiaba su postura y hasta tenía mensajes como Help us y You Miss Me?. Después de estos sucesos contratan los servicios de una clarividente que les asegura que en la muñeca se encuentra alojado el espíritu de Anabelle Higging, la cual quiere ser tratada como una niña más. Después de ello conocen a Ed y Lorraine, dos expertos en parasicología que logran ver qué Anabelle quiere tomarse y dominar el cuerpo de la mujer. ¿Se han visto la película? Acá un video en el que se ve la muñeca real.

La Peruana

Gracias a Telemundo pudimos conocer esta muñeca que reza de forma automática, pero la familia dueña de la muñeca asegura que el juguete se mueve, aparece en diferentes lugares de la casa, hace ruidos en la madrugada y hasta tiene una energía que logra afectar a los integrantes de ese hogar peruano. Una vidente de ese país aseguró que la muñeca busca apoderarse del cuerpo de alguna de las personas que tiene cerca.

Vea también: 15 artículos de Wikipedia que no lo dejarán dormir esta noche