Se encuentra usted aquí

.

8 leyendas urbanas muy raras que involucran animales

¿Cuáles conocían?
Getty Images.
Getty Images.
Por
Redacción Shock

“Las leyendas urbanas son historias demasiado buenas para ser verdad”. Así las define Jan Harold Brunvand en su libro El fabuloso libro de las leyendas urbanas.  Las leyendas urbanas son todas esas historias que hemos oído alguna vez que le pasaron al amigo de un amigo, y nos entretienen mucho, aunque no podamos comprobar su veracidad. Muchas sobreviven por décadas e incluso trascendieron a Internet.

Estas 8 leyendas urbanas involucraron animales. ¿Cuáles conocían?

Richard Gere y su visita a médico a causa de un roedor

En una de sus versiones más populares, se dice que el actor Richard Gere llegó al servicio de urgencias para que le retiraran algo que había introducido en su recto. Luego, los médicos descubren con sorpresa que hay un hámster muerto que fue forzado dentro del cuerpo del actor por vía anal.  Esta leyenda urbana ha estado presente desde que el actor protagonizó Mujer bonita y vuelve a surgir ocasionalmente en la web, aunque nunca se han reportado casos similares en ningún centro de urgencias. Recientemente circuló en Twitter una historia similar con Alejandro Fernández. Un capítulo de South Park se burla de la  loca historia.  

El elefante que se sentó en un Volskwagen

La leyenda cuenta que una mujer de visita en el zoológico de Filadelfia notó una gran abolladura en su carro.  Al hacer el reclamo, le contaron que un elefante se había sentado en su vehículo y por eso el zoológico se responsabilizaría de todos los daños. Al regresar a su casa, un policía se equivocó y detuvo a la mujer por haber huido de un accidente. Cuando ella le contó que el responsable del daño en el carro era un elefante, le hicieron prueba de alcoholemia. En la estación de policía llamaron al lugar para confirmar la versión de la mujer. Quien contestó dijo que iba a verificar los datos de la afectada y volvería a llamar, pero nunca lo hizo. Existen diferentes versiones de esta historia registradas desde 1962 en varios países. Algunas cambian el zoológico por un circo.

Cocodrilos en las alcantarillas

Una de las más leyendas urbanas más populares. Según esta historia, en las alcantarillas de Nueva York habitan cocodrilos de gran tamaño que se alimentan de los desperdicios de la ciudad. Lo único que explica el origen de esta leyenda son algunos testimonios recogidos en periódicos, aunque quienes creen esto parecen olvidar que es muy improbable que nadie haya notado la presencia de un reptil tan grande.

Cocodrilos en las alcantarillas: la leyenda urbana que no pierde vigencia

El circo en el Cartucho 

En los 80, el hoy parque Tercer Milenio fue invadido por vendedores de droga. Ya a finales de los 90, la zona era conocida como "la calle del cartucho" y en ella reinaban la delincuencia y el microtráfico. Cuando el sitio fue intervenido por la Alcaldía, muchos de sus habitantes narraron historias insólitas. Una de ellas afirma que integrantes de un circo francés llegaron para dar espectáculos gratuitos a los habitantes del barrio. Según la leyenda, los miembros del circo se hicieron adictos al bazuco y terminaron empeñando a los animales para financiar su adicción. Hay versiones según las cuales una jirafa fue mascota de varios de quienes vivian allí, mientras que otros afirman que todos los animales terminaron en un asado. 

Kentucky Fried Rata

Una mujer le presume a su amiga su enorme anillo de compromiso. Al quitárselo para revelarle la inscripción interior, el anillo de cae a una alcantarilla abierta y posteriormente es devorado por una rata enorme. Algunas semanas después la mujer se encuentra comiendo pollo frito hasta que sus dientes chocan con algo duro: el flamante anillo que había perdido días antes. Hay decenas de versiones de esta historia desde hace varias décadas, que sobrevive al Internet. Después de todo, nos suena bastante probable. Hace unos años circuló una foto en redes sociales de un pedazo de pollo que se veía muy sospechoso. Eventualmente se comprobó que era pollo, pero fue suficiente para generar controversia. 

La serpiente en la piscina de pelotas

Es muy probable que quienes crecieron en los 90 hayan escuchado esta leyenda urbana. En aquel momento, todo el mundo conocía la anécdota según la cual había serpientes cascabel en la piscina de pelotas de una reconocida cadena de comida rápida y que una de ellas mordió a un niño. Otras versiones cambian la serpiente por una jeringa con heroína. Tal vez sea de los mismos creadores del mito de que otra importante cadena de hamburguesas las hacía con carne de lombriz.

El burro parlanchín de Monserrate

El cerro de Monserrate es inspiración para varios agüerost. Por ejemplo ese que dice que si una pareja lo visita, no se casa. Una de las tantas leyendas aseguraba que un burro que hablaba habitaba en las faldas del cerro. Algunos decían que, aunque no lo habían visto, sí lo habían escuchado. Aunque con los años perdió fuerza, fue una leyenda muy conocida en Bogotá durante varias décadas.

 

Más contenido sobre: