Se encuentra usted aquí

Champions vs. Libertadores, Sudamericana vs. Europa League. ¿Cuál es mejor?

¡Hagan sus apuestas!
Foto: Getty // Final Copa Intercontinental 2004 Once Caldas vs. Porto
Foto: Getty // Final Copa Intercontinental 2004 Once Caldas vs. Porto
Por
Federico Arboleda

¿Lujo o pasión? ¿Orden o emotividad? ¿Tribunas con Evo Morales o con los príncipes de Mónaco? No todo lo que brilla es oro.

Por: Federico Arboleda // @fedearboleda

El fútbol es un deporte de extremos y mientras unos prefieren la táctica para ganar un partido, otros se quedan con la técnica y el buen juego. Mientras que a unos les gusta ver los partidos sentados, otros no se quitan de la baranda y aunque algunos morirían por ver una final de Champions, otros siempre dirán que nada se compara con la Libertadores.

Por eso hoy con las temporadas de la mayoría de los países concluidas o definidas, soltamos 10 emocionantes rounds para revelar la verdad. ¿Quién es mejor? ¿Libertadores o Champions? ¿Copa Sudamericana o Europa League? Una batalla épica que dejará dos ganadores y que seguro dará para mucho debate de borrachos.

De antemano queremos aclarar nuestra dinámica: los primeros rounds serán para Champions y Libertadores, mientras los otros serán para Europa League y Sudamericana.

¡Hagan sus apuestas!

CHAMPIONS VS. LIBERTADORES

 

Round 1 – Los himnos

Empecemos por el comienzo y aunque esto suene a redundancia, no lo es. El inicio de los partidos de ambos torneos siempre va con los himnos, majestuoso en unos casos y bastante… digámoslo de manera decente, sencillo en otros.  En la Champions el inicio de los partidos es toda una ceremonia, un momento célebre que hace estremecer a cualquier amante del fútbol. Los niños que salen con cada jugador viven algo inolvidable, en el medio ven una bandera circular con estrellas que se parece al balón y es movida al ritmo de la música, mientras que detrás de ellos los jugadores se paran de manera elegante y sin mayores gestos para escuchar la música de esa ceremonia: “La Champioooons…”.

En la Libertadores el momento es un poco distinto pues si bien en los últimos años esto se ha refinado, aún los jugadores son desordenados y más al momento de los himnos. El sonido puede fallar, hay interferencias, las luces se pueden fundir y no falta el jugador “tropical”: ese que ve la cámara y le manda besitos, un saludo a la novia y hasta quiere aprovechar esos pocos segundos de fama para “enamorar a todo su público”, sin importar si la canción que suena es de música clásica o una champeta de Charles King.

Decisión unánime: round para la Champions.

Round 2 – Las hinchadas

Vestidos en su mayoría como lords ingleses, bien peinados y con su abrigo que no les permite mucho más que aplaudir, los europeos disfrutan de los partidos de Champions como si tratara de una ópera. La imagen fría que vemos de algunos fanáticos ante la derrota o la victoria de su equipo no transmite emoción, algo que no significa que tuvieran que lanzar sillas, pelearse con la policía por invadir la cancha o tirar palitos de queso duros a la hinchada contraria.  

Las hinchadas de “este lado del mundo” tienen ese corazón que hace que el fútbol sea parte de la vida, que el recibimiento a un equipo tenga más pólvora que un 31 de diciembre y que invita a todo aquel que ve desde lejos un partido a decir “qué locura estar allá”. Obvio, también hay quienes desde occidental aplauden y hasta chiflan, pero es innegable que acá, cuando hay que cantar, todo un estadio se une y no importa la tribuna.

Decisión unánime: round para la Libertadores.

Round 3 – Los trofeos

“La Orejona” es un trofeo que tiene tanta historia y reconocimiento como la Champions, pero que además de esa forma particular y su nombre no tiene nada llamativo o un detalle que la haga inigualable. Es un trofeo plateado, con dos manijas bastante grandes y que ha sido levantado por los más grandes, pero más allá de eso, poco y nada. Es más, si el trofeo tiene un nombre, ¿alguno lo conoce?

La Copa Libertadores, en tanto, es mucho más artística, tiene una lámina por cada equipo que la ha ganado, se le ha roto a los propios jugadores del Once Caldas luego de que la ganaron y ha pasado por las manos de varios de los cracks que después llegan a Europa para alzar la Champions y hasta la Copa del Mundo. La Copa tiene mística, tanta que la han reconstruido varias veces de lo viejita que está.

Decisión por puntos: round para la Libertadores.

Round 4 – Rivalidad

Como boxeadores que se han pegado durante 12 rounds, los jugadores de fútbol, aunque se hayan pegado todo el partido, tienen la costumbre de saludarse y en algunos casos (cuando son del mismo país) hablar un rato después del partido. En Europa, esta tradición es más común que cualquier otra, tal vez por las distancias, por el alejamiento de la patria, etc.

Sin embargo, en la Copa hay tanto de eso como de “tanganas o peleas callejeras”. Sí, acá cuando termina el partido, afortunadamente no hay armas, porque de lo contrario habría más llanto que alegrías.  El futbolista que juega la Libertadores tiene un amor a su equipo que se traduce en puños al contrario y sí que se intensifica si es entre argentinos y brasileños, o uruguayos y brasileros, o paraguayos y brasileños o brasileños y brasileños, porque ¡cómo pelean los brasileños!

VEREDICTO: Nada se parece a la Copa Libertadores, que con este round gana la pelea.

 

SUDAMERICANA vs EUROPA LEAGUE

Round 1 – Las canchas

Es indiscutible que tanto la Europa League como la Copa Sudamericana son torneos de segundo nivel. Sin embargo, por formato, en Latinoamérica la mencionada Sudamericana podía contar con mejores equipos pues se jugaba en la segunda parte del año, mientras que en Europa las dos copas se juegan en paralelo, algo que ahora sucederá en América.

Sin embargo, en Europa esto parece importar poco y aunque sea para equipos de “segundo nivel” las canchas siempre están en las mejores condiciones, con riego e iluminación perfecta y la misma solemnidad que un partido de Champions aunque se cambien los nombres, no haya tantas figuras y algunas veces uno se encuentre con clubes tan desconocidos e innombrables como el Sønderjysk E, Qäbälä o Midtjylland.

En el caso de la Sudamericana hay un pequeño cambio pues las canchas de Rubio Ñu, Jorge Wilsterman o Sport Huancayo no son las mejores y aunque estos nombres también son difíciles de pronunciar, en sus canchas también es casi imposible jugar. El césped se parece a la calle 134 en Bogotá (para quienes no la conocen, está llena de huecos) y más allá de esto, un partido entre Comerciantes Unidos de Perú y Atlético Venezuela no pasa de ser una invitación para cambiar el canal y ver cualquier novela.

Decisión unánime: round para la Europa League.

Round 2 – Las finales

La costumbre de los torneos europeos es disputar la final en un solo partido, en una ciudad neutral y con público de ambos equipos repartidos mitad y mitad en ciertas partes del estadio. Las boletas para entrar se consiguen por sorteo cuando sobran y siempre hay algún afortunado, así sea conocido de un conocido de un primo que recién conozco, que puede ir a esos partidos.

En Latinoamérica y especialmente en estos torneos, la venta de entradas es diferente y mucho. En cualquiera de nuestros países el equipo local ocupa la mayoría del estadio, le dejan un pequeño remanente a quienes vayan como visitantes y nunca faltarán los revendedores con su clásico: “vendo, compro boleta que sobre”, a la entrada. Además, se juegan dos partidos, o ¿ustedes creen que la policía resistiría a dos barras bravas?

Decisión por puntos: round para la Europa League.

 

Round 3 – El sorteo

Resulta imposible de negar que en cuestión de sorteos, ruedas de prensa y ceremonias de apertura, la Conmebol ha intentado, de manera infructuosa, igualar lo hecho por UEFA y los demás organismos europeos. Más allá de que los escenarios se parezcan, las modelos vayan y las personalidades participen, será muy difícil igualar lo que hacen Platini, Figo o todos los participantes que llegan a Suiza para jugar un partido en la previa, disfrutar de un buen coctel y posteriormente asistir a un evento muy elegante.

Y aunque nuestros dirigentes, se han pulido un poco, el show hay que dejárselo todo a los de allá. Por desgracia en eso la Conmebol está años luz atrás, querámoslo o no, este punto y en especial lo que se intenta hacer en Paraguay con modelos, exfutbolistas y algunos dirigentes, que por momentos parecen de la mafia, de momento no se acerca a lo que es un gran show.

Decisión unánime: round para la Europa League.