Se encuentra usted aquí

.

Cuando Freddie Mercury se fue de fiesta con Lady Di a un bar gay

De esas historias que suenan lo suficientemente extrañas para ser verdaderas.
Fotos: Anwar Hussein // Getty Images.
Fotos: Anwar Hussein // Getty Images.
Por
Redacción Shock

Freddie Mercury es una de las figuras más reconocidas del rock. Tras su muerte ganó el estatus de leyenda e igualmente, surgieron varias leyendas a su alrededor. Una de ellas afirmaba que vendió su alma al diablo para que Bohemian Rhapsody fuera el éxito que llegó a ser.

Hay muchas otras más historias de Freddie, un poco más realistas, que dieron de qué hablar. Una de ellas fue cuando él y la Princesa Diana (disfrazada de hombre) salieron de fiesta a un bar gay. La anécdota la reveló la actriz brasileña radicada en Reino Unido Cleo Rocos en su libro The Power of Positive Drinking.

Según cuenta Rocos, todo comenzó en una reunión privada de 1988 en la que estaban ella, el comediante Kenny Everett, Freddie y Diana. Todos estaban bebiendo, viendo la serie The Golden Girls, e imitando sus personajes. Después se les ocurrió ir a Vauxhall Tavern, uno de los bares gay más antiguos y reconocidos de Londres. A Diana le sonó la idea, pero, por supuesto, no quería ser reconocida para evitar causar un revuelo. Everett le dijo: “¿Te imaginas los titulares donde te vieran en una pelea de bar gay?”.

“Dejemos que la chica se divierta”, contestó Freddie y le pusieron una chaqueta militar, gafas de sol y el pelo escondido bajo una gorra de cuero. La presencia de Mercury, Everett y Rocos hizo que los asistentes al bar no prestaran atención a Diana, y así logró pasar inadvertida.

“Cuando entramos, nosotros sabíamos que era la princesa Diana y que podía ser reconocida en cualquier momento. Pero la gente simplemente la ignoró. Ella parecía haber desaparecido. Y eso le encantó”, explicó Cleo Rocos en su libro. La actriz recordó a The Daily Mail: “Se veía como un bello hombre joven”. Efectivamente, Diana nunca fue reconocida e incluso logró pedir una bebida en la barra. 

Hasta el momento, solo Rocos ha confirmado la historia, y ya todos los demás implicados fallecieron: Freddie en 1991, Diana en 1997 y Everett en 1995. La anécdota fue recreada en la serie Urban Myths.  Aunque nadie pueda confirmar su veracidad hoy, se mantendrá como una de esas grandes historias de la música. Suena tan genial, que, en el fondo de nuestro corazón, todos queremos que sea real.

Más contenido sobre: