Se encuentra usted aquí

¿El cacao se convierte en la competencia de las drogas?

Adiós a la cocaína. Crece el furor de inhalar “cacao puro”
Foto: Getty
Foto: Getty
Por
Álvaro Corzo

Es totalmente legal, disponible en el mercado y se está convirtiendo en una sensación entre jóvenes no solo de Estados Unidos sino del mundo entero.

Por: Álvaro Corzo V. // @corzo360

Los amantes del chocolate están llevando su adicción por el cacao a otros niveles, al punto que podrían estar arriesgando hasta el alma por este nuevo “viaje”. Asistentes a las farras electrónicas en Estados Unidos están endulzando su nariz con cacao 100% puro y pulverizado en vez de estimulantes tradicionales como anfetaminas, cocaína o alcohol. Todos buscan del efecto sórdido y chocolatoso de este polvo que llega directo a la sien, liberando una ráfaga bien gruesa de endorfinas en el torrente sanguíneo.  Una experiencia que los psico-farmcólogos no rechazan por completo.

Toneladas de euforia, especialmente cuando se combina con la música hace que este estimulante, cien veces más fuerte que la cafeína, pueda competir con drogas ilegales callejeras.

Se puede conseguir en línea (10 dosis por 75 mil pesos), sin embargo, por ser catalogado como un suplemento nutricional su venta es completamente legal y por ende controversial. Inhalar “cacao puro” ha sido parte del circuito de los psiconautas (astronautas de las psiquis) desde finales del 2000 cuando se escuchó por primera sobre esta substancia. Fue en Berlín durante una fiesta de Rolling Stones donde nació esta leyenda de la farra.

El cacao puro provee una gigantesca fuente de endorfinas así como triptófano, un micronutriente que aumenta la secreción de dopaminas en el cerebro, razón que lleva a una intensa sensación de placer.

En Estados Unidos el papá del “Cacao Puro para inhalar”, es Coko Loko, la empresa de Nick Anderson, el hermano del rapero Bezz Believe que tiene a su “polvo mágico” incursionando por todo Estados Unidos.

Su diferencia con otras marcas que hay en el mercado es que su fórmula lleva taurina, ingrediente reina de las bebidas energéticas; semillas de guaraná, ricas en cafeína y empleadas tradicionalmente por los indígenas de la selva amazónica así como Ginkgo Biloba, un potente estimulante vegetal que estimula la circulación sanguínea.

“Uno está eufórico durante unos 30 minutos a una hora, y súper motivado para hacer cosas. Eso se debe a la estimulación de las endorfinas y la serotonina”, dijo recientemente Anderson cuando le preguntaron sobre la peligrosidad de su “polvo mágico”.

La comunidad médica no toma tan a la ligerea esta moda, la que comparan con la ola que causó la fiebre por la Salvia Divinorum, la Marihuana sintética y el propio tabaco para inhalar.

Los científicos temen que las partículas extrañas puedan dañar los cilios y la membrana de la nariz bloqueando así la oxigenación. Además se corre el peligro que estas partículas tan finas puedan ir directamente a los pulmones causando graves problemas respiratorios.

Sin embargo lo que más se teme como en cualquier tipo de estimulante es del aumento exagerado de la presión sanguínea lo cual puede llevar, como sucede cuando se toman altas dosis de bebidas estimulantes, al paro respiratorio y/o cardiaco.
 

 

 

Temas relacionados: