Se encuentra usted aquí

El proyecto que busca hacer magia con colillas de cigarrillos

Antes de botar su colilla al suelo piénselo dos veces.
Por

En el marco del One Young World se presentará este proyecto gestado por un grupo de jóvenes en Pereira y que prende las alarmas sobre la contaminación por colillas de cigarrillo.

Seguramente usted habrá escuchado del One Young World, la cumbre que ha sido capaz de reunir monumentales cantidades de jóvenes líderes en un mismo lugar (después de los Juegos Olímpicos es la segunda entidad que aglomera la mayor cantidad de representantes de jóvenes en el globo), que anualmente llegan a las diferentes sedes personas entre los 18 y 30 años de más de 194 países.

Ex jefes de estado, ganadores de premios Nobel, científicos, economistas, así como CEOs de importantes cadenas multinacionales caen al lugar que sea para escuchar, guiar y aconsejar a todos los asistentes.

Este año Bogotá fue elegida como la ciudad anfitriona para reunir a los consejeros y jóvenes para sacarle jugo a ideas y proyectos que tengan como bandera la transformación. Del 4 al 7 de octubre OYW se tomará la capital con más de 2.000 entusiastas.

Entre esos 2.000 jóvenes, encontramos proyectos de peso pesado made in Colombia, que van a hacer presencia en la cumbre.

Más información del One World Young AQUÍ 

Mi colilla nuestra ciudad

Se ha puesto a pensar usted amigo fumador ¿Qué pasa con todas las colillas de los cigarrillos que caen al piso? más de lo que quisiéramos. Una sola colilla puede contaminar fácilmente 50 litros de agua, así que haga las cuentas. Y aunque para todo el mundo es normal fumarse el cigarrillo y tirar lo que queda al suelo sin ninguna clase de compasión, el asunto es grave y se hace aún más extraño pensar en porqué esta problemática ambiental no ha tenido la repercusión que debería.

En el 2013 en Pereira un grupo de estudiantes conformado por: Javier Santa, Andrea Chica y Daniel Zapata le empezó a echar cabeza a este asunto y encontraron una tesis en México que trabajaba con las colillas. Decidieron entonces replicar en Colombia el experimento y fundaron Mi Colilla tu ciudad, un proyecto que evita la contaminación por colillas de cigarrillo e hicieron de Pereira la primera ciudad en Colombia equipada con contenedores exclusivos para esos desechos.

Ya hay más de 100 contenedores con forma de cigarrillo en zonas altamente afectadas y hasta la fecha ya han recolectado más de 350.000 colillas en convenio con la empresa de aseo.

Después de tener todas las colillas se inicia un proceso de biorremediación y de desintoxicación, para después volverlo en materiales que pueden ir desde carátulas de cuadernos hasta suelas de zapato. Hoy en día se encuentra precisamente en la optimización de esos procesos que serán la mayor fuente de ingresos para seguir avanzando en más temas de reciclaje alternativo.

“La gente normalizó la acción de tirar la colilla y cuando se vuelve normal nadie juzga. Y no es que la gente quiera contaminar, hay falta de dispositivos para depositar lo que queda del cigarrillo y también es algo cultural. Los que fuman tienen el deber de no contaminar y los que no, el derecho de exigir. Para eso también creamos una campaña de sensibilización que se llama Hazlo real, cuenta Javier Santa, cofundador y el encargado de representar al equipo en One Young.World.