Se encuentra usted aquí

Fernando Trujillo presenta ‘La Biblia de los caídos’ en Colombia

La historia del universo sobrenatural se estrena oficialmente en la Feria del libro de Bogotá
Por
Alfred Lord

Fernando Trujillo, el escritor madrileño que trabajaba como informático en una fábrica multinacional de automóviles, siempre escribía historias en su tiempo libre. En una ocasión, alentado por Cesar García, un amigo de infancia, creó una historia de fantasía. Sus primeros libros El secreto de tío Óscar y La última jugada dibujaron un poco el universo de ficción que vendría después con La Biblia de los caídos, la obra que lo convirtió en un bestseller, entre otras cosas, por darle vida a vampiros, demonios, fantasmas, ángeles y otros personajes fantásticos.

Por Alfred Lord // @AlfredLord

Este primer Testamento de La Biblia habla de Gris, un ser que ha perdió la memoria, al alma, los sentidos y su vida entera; ahora busca vengarse, pero en ese trayecto tiene que luchar contra seres sobrenaturales. Lo seguiremos mientras resuelve el caso y conoceremos sus aliados. Esta saga se compone de varios testamentos, uno por personaje. Hasta la fecha van seis tomos y actualmente Fernando está escribiendo el séptimo. Según cuenta, su “idea es mantener los tonos fantásticos de suspenso sobrenatural ambientados en épocas actuales, todo ocurre en Madrid y Londres, estos espacios se mantienen en todas las novelas”

La primera publicación de su mayor éxito en ventas, La Biblia de los caídos, fue digital. Y fue la acogida que tuvo en ese formato la que lo hizo pasar a imprimir su nombre en ese querido talismán de todos los escritores, el libro impreso. Hablamos con él de la importancia de este tipo de historias fantásticas y de las herramientas con las que cuentan los escritores hoy en día.

¿Por qué cree que estas historias de fantasía urbana son tan llamativas en la literatura?

No sé porque a mí me llaman tanto la atención estas historias, creo que es porque a todos nos gustaría saber que hay más allá después de la muerte, de ahí vienen muchas historias que me gustan de libros, películas, el tema del más allá, o de conocer algo que no podemos saber, es la curiosidad que alimenta este tipo de historias.

Los lectores jóvenes son fieles a las sagas literarias. ¿Qué cree que hace que se enganchen?

Tengo dudas en que los jóvenes se enganchen tanto, yo creo que los adultos también son seguidores lo que pasa es que los jóvenes lo demuestran más, hacen más ruido y cuando eres adolescente todo se vive con más intensidad entonces a lo mejor si un libro o una historia les gusta a 100 jóvenes y al mismo tiempo a 100 adultos, eso lo expresan 90 jóvenes y solo 10 adultos entonces parece que a los jóvenes les llama la atención, es una teoría mía.

La primera edición de ‘La Biblia de los caídos’ fue digital y en Colombia estamos estrenando la edición física ¿Cómo ve el paralelo entre lo digital y lo impreso?

Salí en el 2010 en digital porque no me publicaban las editoriales, en esa época no les pareció por la razón que sea publicar el libro, entonces publicarlo en digital fue un poco el camino que me quedaba. Yo lo quería hacer en el 2009, pero no publicaban libros en español, los que publicaban en Amazon eran únicamente en francés, inglés y alemán cuando en el 2010 abrieron el espectro entonces quise probar por ser algo nuevo, si no pruebas no descubres,  no fue premeditado ni una estrategia editorial simplemente me lo encontré, me empezó a ir muy bien y empecé a tener buena recepción del público y de reseñas de críticos, se empezó a hablar y las editoriales a raíz de todo este ruido se interesaron por el libro.

la_biblia_de_los_caidos.jpg

¿Cómo ve ahora el medio de publicaciones digitales?

Son dos mundos distintos tienen sus luces y sus sombras los dos, el digital tiene la ventaja que un escritor hoy en día no las pueda pasar por alto y es que por un precio prácticamente cero puedas publicar y que cualquier público lo lea, eso para alguien que ha creado algo es importante y el físico al mismo tiempo sigue siendo el soporte mayoritario y el favorito de los lectores, entonces si tienes la posibilidad de publicar en papel que no es fácil, excelente. Lo mejor es estar en los dos, se complementan prácticamente y cuando va bien uno va bien el otro.

La saga consta de seis libros ¿Todos son escritos por usted o hay colaboradores?

Hay seis que son míos y tres que son de colaboradores, que son otros escritores que han escrito sus historias con sus personajes, pero están integradas en mi universo. Ellos escriben cosas que son coherentes por ejemplo no pueden matar a un personaje que a lo mejor sé que en un libro futuro tiene un recorrido. Me aseguro que tenga sentido, yo lo integro en el mundo, la historia es de cada escritor que aporte su grano de arena, su estilo y que le dé variedad.

¿Qué representa ‘La Biblia de los caídos ‘para Fernando Trujillo?

Este libro especialmente me hace sentir orgulloso de los personajes, hay una serie de protagonistas uno marcado especialmente, los cinco o seis principales están muy bien definidos y las relaciones que hay entre ellos funcionan muy bien con toda la variedad de personalidades.

¿Cómo se alienta y se mantiene el club de lectura de La Biblia de los caídos?

Intento pasarme por lo menos uno hora al día, hay días que no puedo pero me dejo llevar, empecé contestando preguntas al comienzo me llegaba una cada dos días, ahora es imposible contestarlas todas, así que hago trasmisiones en vivo y respondo preguntas, hago concursos, encuestas, y a ellos se les ocurre muchas cosas, por ejemplo tenemos una portada la estamos diseñando y tenemos dos por la que no está clara la elección las ponemos en el club a votación y si una se destaca claramente la elegimos, una de las portadas que hay de los libros la hicimos por concurso y es de un ilustrador.

Tengo que filtrar de todo lo que me proponen, qué hacer y qué no. Una anécdota de esto es que estaba escribiendo el final de uno de Los Testamentos e hice un concurso para incluir una escena que me propusieran, la idea es que no afecte la trama, ellos propusieron escenas varias y votaron por la que les parecía mejor. Yo la escribí de forma que no desentonara, en esa escena en concreto querían que me dieran una paliza uno de los personajes a mí, porque de vez en cuando mato uno de los protagonistas y se enfadan, hice eso había un escritor en la historia que le daban una paliza por hacer un spoiler.