Se encuentra usted aquí

Guía para no caer mansa e inocentemente en una pirámide o multinivel

“Hola, ¿te puedo hacer una pregunta?”
GettyImages / Erhui1979
GettyImages / Erhui1979
Por
Julián Jaramillo

A todos nos ha pasado. Algún familiar, amigo o vecino nos llega con una oferta de un negocio-tan-bueno-que-no-se-puede-dejar-escapar pero que, obviamente, tiene gato encerrado. Sí, estamos hablando de los multinivel o pirámides que no son más que sueños imposibles. ¿Cómo decir que no sin salir perdiendo?

Por: Julián Jaramillo // @JulianJaraUribe

Debido a una diligencia, tuve que ir a la oficina de unos familiares que son unos excelentes abogados con años de prestigio en la ciudad. Terminada la reunión, una tía política mandó su mano al bolso, rebuscó un poco su interior, sus ojos brillaron y, como si se tratara de una Katana Samurai, desenfundó su iPad y lo puso sobre la mesa. “Julian –me dijo –, tengo algo entre manos que te va a cambiar la vida”. “Maldita mi entera existencia”, pensé. 

Hasta el día de hoy creí que solo las personas con bajo nivel de educación caían en este tipo de ofertas, pero no; hoy el cáncer de nuestros tiempos tocó la puerta de unos familiares y muy estudiados, por cierto. Así es, así fui acreedor de una charla no inferior a una hora donde me presentaban otra puta pirámide. Perdón, me alteré.

Primero, la sorpresa.

–Juli, tienes que conocer esta revolución.

–Jeje, sorpréndeme.

Segundo, la presentación.

–Se llama EarthAdventures y no es como nada de lo que hayas visto. Mirá, este es un plan B que nada tiene que ver con nuestro trabajo, pero ya en un mes hemos ganado USD 1.000

–Wow, dime más. (Cabe resaltar que en este punto estaba que me arrancaba los huevos a mordiscos pero siempre con una sonrisa para no dañar la emoción de tan apreciado ser para mí.)

Tercero, el gancho profesional.

–Mirá tengo colegas que se están retirando de sus firmas de abogados para dedicarse a esto tiempo completo. Es el futuro.

– Me imagino.

Cuarto y lo más importante.

El negociazo, que no es una pirámide, es un nuevo modelo de negocio trapezoidal. Que va siendo la misma mierda. 

–Te cuento, los que nos metieron en este cuento reciben USD 2000 mensuales, y los que los metieron a ellos USD 6000 mensuales, el líder nacional es nivel Platino Diamante con enchapes en oro bañado en Adamantio nivel XXX Mach3 y se gana USD 20.000 mensuales. Esto es una mina de oro.

–Ah caray, es tan bueno que parece ilegal. (Sonrisa irónica.)

Quinto y lo menos importante, en serio, es transparente, el producto.

–Se trata de un plan llamado FantasyFlight con el cual ya estamos planeando nuestras próximas vacaciones a las Bahamas TOTALMENTE G R A  T I S. (Lo separé tanto porque así me lo dijo en la cara.)

– Uy que chévere, je.

Sexto y lo más triste, el sueño.

–Esta es la única compañía que te promete libertad, felicidad y proyección. No más jefes negreros, con esto es hora de lograr tu independencia económica.

– Eso no me lo esperaba, la verdad. (Obvio sí me lo esperaba.)

***

A continuación, les voy a enseñar a identificar una estructura piramidal (pirámide, multinivel, estafa, la misma chimbada) de la forma más sencilla del mundo sin ser 100tífiko.

Pongan atención. 

CUALQUIER MODELO DE NEGOCIO, EL QUE SEA, CUYO PRODUCTO NO SEA TAN RENTABLE COMO INCLUÍR A MÁS PERSONAS EN ÉL PARA QUE SUS INGRESOS SEAN SUPERIORES ES UNA PIRÁMIDE.

El producto es irrelevante, puede ser desde caldo de pollo milagroso pasando por ungüento de la Agüela Melano hasta viajes de ensueño. Puede llamarse Hierbalive, Batman Mobile, Gano Word, Zree, como quieran. Lo que realmente importa es meter más gente a la cadena para que la plataforma no se caiga. 

Vea también: Negocios Santos: Los multinivel y sus promesas espirituales

¿Qué tienen en común todas esas marcas?

No se consiguen en un supermercado, todas se compran por medio de distribuidores. ¿Qué las hace tan atractivas? La promesa de trabajar desde la casa, horarios flexibles, libertad financiera, ser su propio jefe; como dice el meme, el que no tiene plata es porque no la quiere. ¿Qué las hace tan confiables? Contratan celebridades para promocionar sus productos. ¿Qué las hace tan cercanas? Sus molestas conferencias donde aparece el líder en medio de fuegos artificiales como si se tratara de un concierto de rock. ¿Qué las hace tan deseadas? El lujo que reflejan cuando alguien pone una publicación, carros, yates, mar, etc. Todos imaginarios.

En algunas pirámides hasta dan descuentos a grandes distribuidores. “¿Quéjeso, vé?”, cuando una persona compra el producto (irrelevante) en cantidad desbordada para recibir beneficios o cumplir con una cuota mínima mensual y no perder la categoría ganada. El círculo vicioso. Es decir, si quieren seguir siendo nivel Platino Diamante con enchapes en oro bañado en Adamantio nivel XXX Mach3, deben vender un mínimo mensual o bajarán de categoría y no recibirán nada. Es en este punto donde, en un momento de desespero, las personas empiezan a comprar esa basura con su dinero y acumularlo en sus hogares para no quedarse sin nada, llevándolos a la ruina tanto monetaria como personal. A estas personas se les llama Acumuladores de Garaje.

¿Entonces cómo se gana dinero en este tipo de negocios? No vendiendo producto.

Al principio venderá algo que les dará para sobrevivir, pero no es gran cosa, la ganancia real llegará cuando metan más personas a la cadena y estas meten más personas en la suya. 

Esto trae a la mesa un problema matemático grave. Si meten a cinco personas en su cadena y esas cinco meten a otras cinco, serían 25 personas. De seguir así, solo podrá hacerse un máximo de 14 ciclos, luego de esto, habrá superado la población mundial, y eso, asumiendo que todos quieran consumir ese producto. Pueden tomar una calculadora y multiplicar 5x5 14 veces si no me creen; este es el punto de quiebre. No lo digo yo, lo dice Robert Lawrence FitzPatrick, estudioso del tema y presidente de Pyramid Scheme Alert, una organización de consumidores para enfrentar los abusos de los esquemas piramidales.

¿Para qué sirven los benditos niveles? Para empujar a la gente a esforzarse más.

Se vuelve un reto personal por ser el mejor reclutador del mundo mundial que termina convirtiendo a la gente en un Testigo de Jehová, pero peor. Hay reuniones VIP donde le piden dinero a los asistentes, hay almuerzos en centros comerciales con el grupo de trabajo, hay trajes para reflejar que superarse es posible, hay mensajes motivacionales de Mentes Millonarias, todo eso y más cuando por dentro se vive un infierno de negación. Ese que solo se siente cuando se están quemando, pero deben sonreír para que todos piensen que están bien.

¿Por qué hay tantas pirámides sin control?

Porque es un negocio rentable para su creador y está en una zona gris de fiscalización. La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos solo ha sido capaz de reconocer 25 negocios de multinivel en los últimos 40 años, o sea, se reproducen como cucarachas y no hay suficiente veneno. Las investigaciones para cada compañía requieren procesos largos y complicados y, además, estos negocios han alcanzado un nivel de lobby tal que se han presentado escándalos donde se han llegado a comprar políticos e incluso gobiernos para su normal funcionamiento. Ese es el tamaño de este monstruo.

Por eso cuando alguien los agregue a Facebook y les escriba “Hola, ¿te puedo hacer una pregunta?”, se trata de un negocio multinivel el 99% de las veces; el otro 1% es su ex desde un perfil falso queriendo volver con ustedes.

Les pido encarecidamente el favor que, una vez leído este artículo, se dirijan a su Netflix más cercano y vean el documental Betting on Zero dirigido por Ted Braun. La información allí contenida es tan diciente que, en su premiere, HierbaLive compró 173 asientos de la sala donde se proyectaba para que nadie pudiese verla.

Si comparten este artículo en cualquier red social, háganlo con el hashtag #NoMásPirámides. El mundo se los agradecerá.

Vea también: ¡Qué Oriflame, qué Herbalife, qué cadenas, qué DMG, qué Bitcoins! El negocio es vender su ropa interior sucia.

Temas relacionados: