Se encuentra usted aquí

Homenaje a Lady Zunga, la reina de las mil identidades

Esta semana murió un personaje clave de la escena musical, artística, sexual y de la moda en el underground bogotano.
Foto: Leoleal FoTografia
Foto: Leoleal FoTografia
Por

En la mañana del pasado viernes, fue encontrado sin vida el cuerpo de Lady Zunga, a quienes los medios han definido como gestora del hardcore en Bogotá, artista visual, diseñadora, productora y DJ.

Por: ZaCarmenza // @ZaCarmenza - Foto: Leoleal FoTografia

A Lady Zunga no le habría gustado que, para definirla, se refirieran a sus oficios. No le habría gustado que la definieran. Ser Dj, hacer performance o rediseñar elementos, solo eran cosas que Lady Zunga hacía para comunicar con el mundo lo que ella sabía que era: “una masa en construcción, algo mutante físicamente y psicológicamente”

Pese a que el mundo entero la conoció cuando, en 2012, cambió su nombre y apellido por las letras del abecedario, a Lady Zunga no la definían ni las letras que figuraban en su cédula, ni la firma que ponía en su documento, sino la suma de las múltiples identidades que construyó en el ejercicio performático que era su vida y su puesta en escena:

“Lady Zunga” cuando mezclaba hardcore, french, doom, speed, break, hardteck, tribe; “Paris Hitler” cuando se trataba EBM, techno punk, industrial techno, electro techno; “Afronautas” cuando mezclaba salsa, mambo, descarga, cumbias, boogaloo; “WitchBitch” para techno, electro, acid, electro-step; “PerritaDeCasa” para house, jackin', classic, hypnohouse; o  “Irene y las 7 Potencias” y “Nancy la Piscodélica” como dos de sus performances más conocidos.

Tantos nombres e imágenes eran, para Lady Zunga, la reafirmación de lo único que somos todos a la vez: cuerpos obsoletos, inconclusos, que solo pueden saberse completos en el rediseño constante de sus imperfecciones. Cuerpos móviles, que transitan de un estadio a otro de manera abrupta. Cuerpos que hablan de la interpretación del mundo y del lugar que nos hacemos en él.

El cuerpo de Lady Zunga fue siempre transgresor, incómodo a los ojos del común y atractivo para todos los que, como ella, vivían en las fallas del sistema. La intervención de su cuerpo y su identidad fue la manera en la que resistió a un mundo de etiquetas y normatividad, su vida fue la búsqueda constante de nuevas formas de ser y existir.

Por eso su desaparición física es también la pérdida de un performance permanente, de un canal comunicativo de las disidencias. Es la invitación a preguntarnos qué tanto de nuestra vida es una invención propia y qué tanto es la normalización de lo que los demás nos dijeron deberíamos ser.

La muerte de Lady Zunga es, sobre todo y como le hubiera gustado a ella, un motivo para reunirse con colegas, para bailar hasta exorcizar las penas y para decirle a ese amigo diferente, transgresor, que su vida es la revolución misma.

“Mi situación no deja de ser mía solo porque es la situación de alguien más y mis actos, por más que sean individuales, reproducen sin embargo la situación de mi sexo y lo hacen de diferentes maneras” Lady Zunga

***

Este jueves 16 de noviembre, en Latino Power, habrá un homenaje a Lady Zunga y sonarán algunos de sus sets (https://www.mixcloud.com/ladyzunga) También puede colaborarle a la familia comprando algunos de sus artículos y prendas.

Evento: https://www.facebook.com/events/478811519186387/

Escuchen “Irene y Las 7 Potencias”


Escuchen “Afrodiasiaca Fiesta Ritual”

 

Temas relacionados: