Se encuentra usted aquí

Jet Odet: “En el circo existe la dramaturgia más pura”

El director de compañía Cirque Farouche llegó a Colombia para presentar la obra ‘18 ½’ un homenaje a la cinta que lleva el mismo nombre de Federico Fellini
Por
Alfred Lord

La compañía de Cirque Farouche es una fiel representación de la magia del circo y su estrecha relación con el público. 18 artistas y medio (el medio hace referencia a una persona de mediana estatura que integra el equipo), junto a 5 músicos, interpretarán 8 escenas y medio de una obra escrita y soñada por Odet y Damien Fleau, quien es el compositor de la música.

Por Alfred Lord // @AlfredLord

Fotos: FOX // @fox_ph

El nombre, aparte de hacer referencia al número de artistas que participan en la obra, es un homenaje a la cinta 18 ½ del gran Federico Fellini, que sirve de punto de partida y elemento inspirador para el montaje.

La obra llega en temporada al Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo y antes de su estreno hablamos con el director Jef Odet, sobre la creación de 8 ½ y sobre cómo se fusiona el cine, el circo y el teatro en el mismo escenario.

cirque_farouche_001_0.jpg

¿Cómo surge la idea y cómo se desarrolla la obra?

Escribir la obra nos dio mucho placer, hemos tratado de entender nuestros sueños y el placer de describirlos, igual que escribir la música y entender en qué lugar se podría hacer el rodaje de la cinta, la escenografía, las dimensiones. Fue realmente un placer plasmar la idea.

Hace ocho meses empezamos a trabajar. Yo trabajo en una isla y tengo la suerte de escribir ahí. Por las mañanas llamo al compositor, le describo los sueños y él escribe la música. No escribimos la obra y después hacemos el casting, desde antes sabemos con quién vamos a trabajar.  

No le damos al artista algo para que interprete. Tratamos de que en el escenario cada uno aporte a la obra, eso sale de ellos. Provocamos una emoción que ya habíamos imaginado muchas veces.

 

En el grupo hay artistas de diversas nacionalidades. ¿Cómo se trabaja con diferentes formaciones artísticas?

Estamos acostumbrados a trabajar juntos y hay cosas que queremos vivir en el escenario. La mayoría de los artistas tienen en su trayectoria cinco mil estrenos. Ya son reconocidos, pero tratamos de que el espectáculo que nos reúne nos dé una obra que podamos modificar y además que podemos vivir en tiempo real. Mientras estamos hablando la estamos construyendo.

La idea no es que voy a llegar a un lugar con una obra y ser famoso, yo quiero llegar, soñar, desde donde empieza, esto es como una historia de amor. Está muy relacionado con las emociones, con el miedo que tenemos de hacer este trabajo; tenemos que hacerlo como si fuera el primer día de esta historia de amor.

cirque_farouche_009.jpg

La obra 18 ½ tiene mucho que ver con el cine, donde se cree mucho que el tema, el instante, el dialogo, la tensión, la música, se va a tomar en relación en los cuerpos, va a hacer la dramaturgia. Y yo como artista de circo defiendo este pensamiento desde hace 15 años: para mí dentro del circo hay una dramaturgia pura, no es el hecho del vértigo, del riesgo, de la acrobacia, es el hecho de estar en relación con este mundo, con tanto trabajo que al final logras describir la anarquía de la poesía.

Las películas de Bergman, de Chaplin, de Fellini, como muchos otros, han decidido para sus películas tomar el circo como escenario natural de la historia.

El circo nace en un escenario donde hay un ser humano que vive una posición en ese momento y en esa época, yo no busco bailar o crear una historia alrededor del circo, lo que me interesa es la búsqueda interior.

¿Cuál cree que es la importancia de crear y trasmitir en el escenario?

Para mí un espectáculo en vivo está hecho para el público y no para el público individual, sino para todo que puedan compartir lo que están viviendo es el instante, durante una hora vamos a describir una cierta idea de este mundo, pero lo hacemos en conjunto.

Una persona no está en el escenario para mostrar lo que sabe hacer sino para demostrar lo que el ser humano es capaz de hacer.  Una obra tiene un comienzo y un final y está relacionado con los artistas que están en gira, nuestra compañía nos da la posibilidad de crear y ser los autores y de alguna manera nos da unos años de gira que son únicos.

cirque_farouche_012.jpg

¿Cómo se crea esa amalgama?

Son momentos precisos en el año, cuando hablas del proyecto con alguien más y le das una idea, le trasmites un sueño. Es como lo que los realizadores en el cine hacen con una buena dirección de actores, lo que podemos ver en la obra yo ya se lo he contado a alguien o parte de la historia ya la había visualizado, con esa persona, en este mundo, en algún país, con qué obra, les he dado a cada uno una idea y una imagen, con esto les he dejado apropiarse de este sueño

Y ahora logro hacerlo porque cuando estamos en una gira y cruzamos la mirada con una persona y sentimos que algo puede pasar, un sueño que puedes hacer, pero no saber cuándo.

Pienso que para liberarse no hay que ser culpable de nada, hay libertad cuando estas en el escenario y es la manera de presentarle al mundo mi trabajo, es pensar que lo que estoy creando es mi vida y el comienzo de mi vida, como andamos de gira vemos a nuestras familias dentro de los teatros es decir llevamos al público dentro de nuestro mundo y tiene que ser lo más armonioso posible.

Mas info del evento aquí

Publicidad