Se encuentra usted aquí

Justin y Janet en el Super Bowl: 15 años del pezón que escandalizó al mundo

¿Cuál fue el legado del "incidente"?
Frank Micelotta// Getty Images
Frank Micelotta// Getty Images
Por
Paula Ricciulli

En 2004, hace 15 años, ocurrió la presentación en el medio tiempo del Superbowl de Janet Jackson y Justin Timberlake, tal vez una de las más memorables (aunque no por las razones correctas). En plena canción de Justin, y precisamente en la estrofa “better have you naked at the end of this song” (mejor sea que te tenga desnuda al final de esta canción), el ex integrante de Nsync dejó al descubierto el pezón de Jackson ante más de 143 millones de televidentes.

Por: Paula Ricciulli // @ricciup

Janet estuvo expuesta por menos de un segundo, pero eso fue tiempo suficiente para llamar a este “incidente” nipplegate.  En su momento, Jackson fue la persona más buscada de Internet y la CBS, cadena que emitió el evento, fue multada con 550.000 dólares por “indecencia pública”.  “Mientras miles de familias se reunieron alrededor del televisor para ver uno de los eventos más importantes de nuestra nación, fueron recibidos con un show más apropiado para un burlesque”, dijo en su momento Michael Powell, director de la Comisión Federal de Comunicaciones. En 2012, la Corte Suprema de Estados Unidos declaró la sentencia “inconstitucional”.

La influencia de Justin y Janet fue mucho más allá.  Durante meses, la censura imperó en las transmisiones en vivo. Según dijo Jawed Karim, cofundador de YouTube, su lucha por encontrar un buen video de ese momento lo inspiró a crear la plataforma de videos más famosa de Internet.

Incluso se ha afirmado que los republicanos se aprovecharon del incidente para distraer la atención de la baja popularidad del entonces presidente, George W. Bush.

Pero ahora, la pregunta del millón: ¿Realmente fue un accidente? En su momento MTV, compañía productora del evento, dijo que no fue algo planeado. Janet aseguró que Justin iba a revelar un brasier de encaje, pero por una falla de vestuario, terminó mostrando más de la cuenta.

Marcello Garzón, el sastre encargado de diseñar el atuendo, dijo que Jackson le pidió que modificara las prendas de su presentación. Sin embargo, cuando USA Today le preguntó en 2018 qué cambios específicos hizo al traje, Garzón respondió “eso es confidencial”.

A 15 años del incidente, también se ha hablado de cómo Justin Timberlake salió intacto, mientras Janet fue quien recibió toda la culpa, aun cuando fue a ella a quien le quitaron la ropa y era la canción de él la que sonaba. Mientras Janet tuvo que hacer un video y una carta disculpándose y asumiendo toda la responsabilidad, Justin simplemente declaró en Access Hollywood, “Hombre, nos gusta darles algo de qué hablar” y solo hasta 2006 volvió a referirse al asunto. 

Mientras Justin en ese momento estaba promocionando su álbum solista Justified y fue un éxito rotundo, Janet lanzó Damita Jo, su octavo álbum, meses después del "nipplegate", y fracasó en ventas, pues entró en la lista negra de varias emisoras de Clear Channel Communications (compañía dueña en ese momento de Viacom, a su vez dueña de MTV). Pocos días después en los Grammy, Justin se presentó y ganó 2 premios, mientras a Janet le prohibieron la entrada (ella iba a presentar un premio). Janet iba a participar en una película, pero fue obligada a renunciar, según sbnation.com.  

¿Por qué Janet se llevó todo lo malo del evento mientras Justin pasó "de agache"? "Creo que la gente puso todo el foco en mí, en lugar de nosotros", dijo Janet en entrevista con Ellen Degeneres. 

En 2018, a manera de protesta por la presentación de Justin en el Superbowl de ese año, miles de usuarios celebraron el Día de apreciación de Janet Jackson, para recordar la injusticia que sufrió Janet y cómo se llevó la mayor parte de la culpa por lo sucedido, a pesar de que fue a ella quien le hicieron mostrar a la fuerza una parte de su cuerpo.  

Hoy, 15 años después, aún nadie ha confirmado si el nipplegate fue algo planeado o un accidente (aunque definitivamente se ve muy ensayado). Mientras unos alegan machismo y racismo contra Janet, otros creen que simplemente no era el mejor momento en su carrera.  Lo cierto es que este "accidente" permanecerá siempre en el Museo de la cultura pop.