Se encuentra usted aquí

Kit mundialista para hinchas falsos que fingen saber de fútbol

Si no tiene ni idea de lo que está pasando alrededor suyo durante el Mundial, pero no quiere que lo excluyan de todos los planes, ármese con este kit
Foto: Gettyimages
Foto: Gettyimages
Por
Álvaro Castellanos

Si no tiene ni idea de lo que está pasando alrededor suyo durante el Mundial, pero no quiere que lo excluyan de todos los planes, ármese con este kit para posar de futbolero. Al fin y al cabo, para ser un especialista en este país, ya sea de fútbol o de urbanismo, solo hace falta decir que lo es.

Por Álvaro Castellanos | @alvaro_caste

¿Le dicen al “árbitro” al arquero y “arquero” al árbitro? ¿O celebran los saques de banda? ¿O se preguntan si un empate entre Rusia y Egipto es victoria para Egipto porque escucharon que el gol de visitante vale doble? Si en el fondo sabe que no le gusta el fútbol no se preocupe. En ese caso, escápese al tibio Pacífico a ver ballenas. Pero si el privilegio no lo acompaña. O lo suyo es pegarse a la moda del momento: ármese de este kit mundialista para hinchas falsos que fingen saber de fútbol

Primero: memorice tres nombres raros de jugadores

Como Błaszczykowski, Kawashima o Koulibaly

Los tres jugarán contra Colombia y mencionarlos le dará un toque coyuntural a sus intervenciones.

Luego, use sinónimos rimbombantes para adornar cualquier comentario

No hable de “Islandia”; es muy simple

Mejor diga “Escuadra volcánica”. A los periodistas deportivos les funciona

De igual forma, no diga “salto”, diga “saltabilidad”. La palabra “saltabilidad” no es admitida por la RAE, pero nadie tiene que saberlo

Y mencione “jerarquía” lo que más pueda. La “jerarquía” es el traje multiusos de Marge de las charlas futboleras. El comodín máximo para quien finge saber de fútbol. Si una Selección gana, es porque tuvo jerarquía. Pero si pierde… adivinó: es porque le faltó jerarquía

Los lugares comunes son un aliado estratégico del hincha de ocasión. Por eso, raspe sin miedo la cacerola de las frases hechas, como

“Dos cabezazos en el área terminan en gol”

“El 2 a 0 es el resultado más peligroso del fútbol”

O “el relevo es un acto de amistad”

Pero jamás hable de “la ley del ex”

Es decir, que un jugador le anote un gol a su exequipo, porque el Mundial es un torneo de Selecciones y ningún jugador que esté en una Selección puede haber estado en otra, a menos de que sea Robert Prosinecki, quien estuvo con Croacia en Francia 98 luego de la disolución de Yugoslavia, Selección a la que representó en Italia 90. En todo caso, Prosinecki nunca enfrentó a Yugoslavia, pero ese es un caso aislado. Y a usted no le interesa ser Juan Pablo Varsky. Sólo quiere pasar de agache durante el Mundial.

Los datos curiosos también sirven a la hora de vender humo

Para lograrlo, comente que Piqué y Ramos son los únicos jugadores de España que usan camiseta de manga larga

O que Cavani y Suárez nacieron en el mismo pueblo con 20 días de diferencia

Ambos datos son más inútiles que un estado de WhatsApp, pero servirán para sorprender a otros hinchas de ocasión

Si, por casualidad, usted juega fútbol de vez en cuando, Llénese de superioridad y diga que no se puede saber de fútbol sin haberlo jugado

Así usted sea malísimo en sus recochas empresariales

También recomendamos hacer pronósticos inverosímiles y decir que cualquier Selección desconocida es candidata

Para eso, simule credibilidad y diga cosas dementes como:

“¡Ojo con Túnez que terminó invicta la eliminatoria africana!”

A la hora de elegir vestuario ni se le ocurra comprar camisetas actuales o convencionales

Mejor busque diseños “vintage”. Las camisetas vintage se están volviendo más oficinistas que bailar en fiestas corporativas con la corbata amarrada a la cabeza, pero pocos se han dado cuenta.

Finalmente, elogie los empates 0-0…

Argumentando que son partidos perfectos, tácticamente hablando

Usted pasará como un ser horrible, mezquino y muerto por dentro, pero al final habrá logrado su máximo objetivo: fingir que sabe de fútbol

 

Temas relacionados: