Se encuentra usted aquí

La lección de masculinidad de Maluma que los hombres deberían aprender

No todos tenemos que ser "machos alfa".
Getty Images.
Getty Images.
Por
Paula Ricciulli

Nos guste o no su música, es un hecho que Maluma es uno de los artistas más reconocidos actualmente: su éxito mundial es innegable y llena conciertos a donde quiera que va. Pero hay otro aspecto que ha llamado la atención desde el comienzo de su carrera: su orientación sexual. La gente se pregunta con frecuencia en redes cuándo va a salir del clóset.

Por Paula Ricciulli // @ricciup 

Aquí no discutiremos si le gustan los hombres o no. Así como reconocemos y aceptamos a cualquier persona que quiera salir del clóset, también deberíamos respetar a quienes quieran mantener en privado su orientación sexual. ¿Deberíamos culpar a los que no salen de clóset cuando aún es motivo de discriminación ser gay o lesbiana?

 

Desde hace varios años ha tomado fuerza el término “nuevas masculinidades” o “masculinidades alternativas” para reconocer la diversidad dentro de lo masculino. Más allá del tradicional “macho alfa”, hay muchas maneras de ser hombre: hay hombres que les gusta ir al gimnasio o usar más productos para el cuidado personal, hombres sensibles que lloran fácilmente y hombres que les gusta tomar decisiones poco convencionales en cuanto a moda. Ninguno es más o menos hombre que otro y todos representan formas válidas de asumir la masculinidad.

Se ha hablado mucho de cómo el machismo ha afectado a las mujeres: nos hace sentir mal si somos libres con nuestros cuerpos, si exigimos un salario justo, o si alzamos nuestra voz contra el acoso.  Sin embargo, no hemos hablado tanto de cómo el machismo oprime también a los hombres: les impide expresar sus sentimientos, vestirse como quieran y hasta hacer cosas tan sencillas como pedir determinada bebida, por miedo a ser tildados de “maricas”.

Es momento de que los hombres también dejen atrás los roles tradicionales de género para sentirse más cómodos consigo mismos. Para que no sigan pensando que hay algo malo en ellos por querer expresar sus sentimientos, abrazar a un amigo o vestirse como lo prefieran.

En redes circulan varios memes que se burlan de Maulma por ser demasiado "femenino". Pero esto es una gran incongruencia: Mientras pedimos con urgencia hombres más sensibles y más conscientes de la importancia de aceptar las diversas masculinidades, ridiculizamos y criticamos a uno por actuar distinto a como lo haría el hombre promedio. 

En un género musical como el reggaetón, asociado al machismo, Maluma combate los estereotipos de la masculinidad tóxica y eso no lo hace menos "hombre". Después de todo, sigue siendo uno de los artistas más deseados por las mujeres. 

Es tan frágil nuestra idea de masculinidad, que nos burlamos de cualquier hombre que se salga del molde. Independientemente de su orientación sexual, Maluma nos deja una importante lección: gays o heterosexuales, todos los hombres deberían ser libres para actuar y proyectarse a sí mismos como mejor les parezca.