Se encuentra usted aquí

.

La SIC compartió una guía de buenas prácticas para influenciadores

Las publicaciones patrocinadas por marcas tendrán que ser explícitas.
Getty Images | Venimo
Getty Images | Venimo
Por
Redacción Shock

Por la creciente popularidad de las redes sociales y el auge de los influenciadores para promocionar productos y servicios, la Secretaría de Industria y Comercio de Colombia creó un manual o gúia de buenas prácticas en la publicidad a través de influenciadores de medios de comunicación y redes sociales y que reguña la relación entre anunciantes e influenciadores. Pueden consultarla en este enlace.

Esta guía contiene lineamientos y consejos que deben ser aplicados por los influenciadores para que sus acciones y contenido se mantengan dentro del margen de la ley y que permita que sus seguidores puedan tomar decisiones de consumo informadas. 

Para esto la guía hace, primero, un ejercicio de definir los términos y a qué se refiere cuando habla de anunciantes e influenciadores. Anunciante es la persona o empresa (incluyendo publicistas, promotores de ventas y vendedores directos) que divulga publicidad comercial con el propósito de promover sus productos o influir en el comportamiento del consumidor. Influenciador es, según la definición publicada en la guía, toda persona que publique contenido en medios de comunicación, en particular en las redes sociales o plataformas digitales, compartiendo sus experiencias y opiniones capaces de influir de manera predominante en las decisiones de consumo y generando credibilidad ante sus seguidores.

Uno de los puntos más importantes está en la manera en que las marcas le deben pedir al influenciador que anuncie en sus publicaciones que son producto de una relación comercial. En estos casos, la guía sugiere que el contenido publicitario debe permitir que el consumidor o seguidor identifique rápidamente que se trata de una publicidad. Para eso, se recomienda que el debe hacerse en castellano y utilizando un lenguaje simple y claro. Debe ser de fácil lectura y tan visible como el copy o mensaje principal. Dice la guía que “La mejor manera para divulgar la relación comercial, es a través de una etiqueta. Así las cosas, además de las pautas anteriores, se recomienda: Incluir el signo “#” y la palabra “publicidad”, “promocionado por (…)”, “aviso patrocinado”, “contenido promocionado”, “contenido publicitario”, “patrocinado”, “patrocinado por”, pudiéndose indicar en adición el nombre de la marca o la cuenta en redes sociales que maneja el anunciante”.

La guía extiende al mundo de los influenciadores todas la normas y sanciones que rigen para la protección del consumidor en términos de publicidad. Aquí les compartimos algunas de las recomendaciones específicas para los influenciadores, pero les recomendamos leer la guía completa para conocer con mayor detalle.

 

Identificar cuándo hay una relación comercial con un anunciante.

Se recomienda al influenciador analizar de manera detallada qué relación existe con quien le está solicitando crear contenido sobre un producto para que sea luego emitido como mensaje en cualquier medio, en especial en sus redes sociales o una plataforma digital.

Si existe una remuneración o pago y hay sugerencias frente al contenido del mensaje y la periodicidad de su difusión, el influenciador deberá dejarle claro al consumidor que el mensaje que está transmitiendo es una pieza publicitaria.

Esta remuneración no siempre será en dinero. Podrá consistir en descuentos en los productos del anunciante, entrega gratuita de bienes o servicios del anunciante, invitaciones a disfrutar de experiencias, pago en especie, entre otros.

 

Exigirle al anunciante o a la agencia de publicidad que contrata sus servicios que le indique cuáles son los lineamientos para identificar plenamente el mensaje como publicidad.

Se recomienda al influenciador que tiene una relación comercial con un anunciante exigirle desde el momento de entablar la relación, que se suministren los lineamientos acerca de la forma en que esa pieza se va a identificar como publicidad, teniendo en cuenta el formato del mensaje a difundir.

 

Abstenerse de realizar publicidad cuando el anunciante le sugiera ocultar la naturaleza del mensaje.

Se recomienda al influenciador abstenerse de emitir un mensaje publicitario sin identificarlo como tal a petición del anunciante. Lo anterior, teniendo en cuenta que, de no revelarse esta relación comercial, el influenciador puede ser considerado como anunciante y responder en caso de que el mensaje emitido induzca en error o confusión al consumidor y no corresponda a la realidad.

 

Abstenerse de hacer pasar un mensaje publicitario como uno natural y espontáneo que surge de su experiencia.

Se recomienda al influenciador abstenerse de transmitir un mensaje publicitario como si se tratara de una impresión espontánea y que surge de su experiencia. En esta medida, debe tenerse en cuenta que los testimonios u opiniones que no correspondan a la realidad o no sean producto de su vivencia pueden ser constitutivos de infracciones administrativas.

 
Más contenido sobre: