Se encuentra usted aquí

La Tigresa del Oriente se casa y se vuelve… ¿virgen a los 72?

La Tigresa del Oriente, ese exquisito personaje famoso gracias a YouTube e intérprete de la cumbia selvática, sigue robando titulares.
Captura YouTube
Captura YouTube
Por
Redacción Shock

Para cuando se escriba la historia de YouTube en Latinoamérica hay que dejar un capítulo para un fenómeno paradójico que nació, sin querer, en la zona andina del continente. Se trata de la aparición de tres personajes célebres gracias a la plataforma de streaming: El delfin, Wendy Sulca y La Tigresa del Oriente. Todos, populares por su música, una variación de la cumbia selvática o la tecnochicha, pero también por una fascinación kitsch que incluía varios prejuicios raciales y de clase que les reportó muchas visitas en sus canales de video. Pero sea como sea, antes de los youtubers, ellos fueron las celebridades. Se hicieron tan famosos que hoy todavía son fenómenos con un nombre dentro de la cultura popular/digital.

La última de los tres, la Tigresa del Oriente, recientemente volvió a aparecer en varios medios, más como noticia de prensa farandulera, por su nuevo matrimonio. La cantante de 72 años se casará con un hombre 46 años menor que ella, lo que ha despertado cierto morbo en Internet, pero más morbo aún ha despertado el anuncio del regalo que ella le quiere hacer a su prometido: una intervención conocida como ‘el punto de oro’.

¿De qué se trata el regalo? Básicamente es ‘recuperar la virginidad’ a través de la reconstrucción del himen de a la mujer, lo que permite que a la hora de tener sexo se experimente una sensación similar a la de la primera vez.

Curioso el regalo y el procedimiento, que, por el simple hecho de existir, pone de manifiesto que en tiempos en los que hablamos de liberación sexual, poliamor y demás demostraciones de afecto posmodernas, se sigue considerando a la virginidad como un valor o una demostración de afecto.  

Tal y como pasó hace años, sin querer, la Tigresa del Oriente sigue siendo un fenómeno viral para pensar temas sobre el mundo: el desconocimiento social, la clase, YouTube, la viralidad, el bullying, el amor intergeneracional y ahora las intervenciones sobre el cuerpo.

Hagan el ejercicio: piensen que lo que hace la Tigresa lo ha hecho Madonna y en la cantidad de debates que despertaría en el mundo de haber sido ella.

Temas relacionados: