Se encuentra usted aquí

Le explicamos todo lo que está pasando con Santrich en Colombia con canciones

Manual para entender la política colombiana para dummies
Oscar Perez - El Espectador / Intervenida por Shock
Oscar Perez - El Espectador / Intervenida por Shock
Por
Johana Arroyave

No, no es un libreto de película de Hollywood, tampoco es un capítulo de Game Of Thrones y mucho menos un stand up comedy. Es la realidad colombiana que cada día se acerca más a un meme. Seguramente anda con cara de desconcierto y no entiende por qué durante toda la semana ha habido cambios políticos fuertísimos, peleas entre seguidores de los diferentes partidos políticos, memes y tendencias con nombres propios como La JEP, Jesús Santrich, la Fiscalía, Duque y Néstor Humberto Martínez. O simplemente no se había dado cuenta y hasta ahora se desayuna con esta información.

Por: Johana Arroyave / @JohanaArroyave

Le contamos casi que con plastilina el momento tan importante por el que está pasando nuestro país y las implicaciones políticas y sociales que tienen cada una de las decisiones tomadas por los protagonistas de este telenovelón colombiano digno de un capítulo de La Rosa de Guadalupe y que de seguro Los Simpsons predijeron…

Si no va a leer las sentencias y todo lo que implica empaparse del tema político a fondo, al menos esto le va a servir para informarse, tener datos para soltar en la fiesta de la noche, pasar de intelectual y hasta compartir memes y criticar en Twitter pero con conocimiento.

Empecemos:

¿Qué está pasando?

La política colombiana está pasando por un momento de tensión muy parecido a esa relación tóxica con su ex, ese mismo con el que termina, vuelve, pelea, llora y al final no sabe qué fue todo por lo que pasó. Aquí en el país va por el mismo estilo, renuncias, peleas entre las instituciones judiciales, reclamos presidenciales e incluso algunos partidos políticos están pidiendo una Asamblea Constituyente (que representantes del gobierno se sienten bien juntitos y empiecen a redactar una nueva constitución)

Hace unos días la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) decidió mandar al piso la extradición y ordenar la liberación de Jesús Santrich, un exguerrillero acusado de narcotráfico que había sido solicitado en extradición por Estados Unidos. Esto trajo una serie de eventos desafortunados.

Pero vamos por partes,

¿Qué es la Jurisdicción Especial para la Paz más conocida como la JEP?

El dato que le va a salvar la vida para entender bien clarito lo que tenemos. Este es el mecanismo de justicia transicional (medidas judiciales y políticas utilizadas como reparación por las violaciones masivas de derechos humanos) por el cual se investiga y juzga a los integrantes de las FARC, miembros de la Fuerza Pública y terceros que hayan participado o cometido delitos durante el conflicto armado y hasta la firma del acuerdo de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc el 24 de noviembre de 2016.

Fue aprobada por el senado en marzo de 2017.

¿Qué alborotó el avispero?

Espere pronto esta historia en Netflix... El 9 de abril de 2018, el excomandante de las FARC Jesús Santrich, quien negoció directamente el proceso de paz con el gobierno de turno y ahora es representante a la cámara por el acuerdo de paz en el congreso de 2018-2022, fue detenido por orden de la Fiscalía pues Estados Unidos lo acusaba de conspirar para enviar cocaína a ese país y pedía al gobierno de Colombia que fuera extraditado.

Como Santrich es uno de los desmovilizados que se acogió a la JEP, solo este ente podía juzgarlo. Sin embargo, la Fiscalía y EE.UU aseguran que el intento de tráfico de droga se produjo después de la entrada en vigencia del acuerdo de paz, entre 2017 y 2018. Es decir, cometió delitos que sí pueden ser juzgados por la justicia ordinaria.

Tras un año de la captura (abril de 2018) de Santrich, la JEP resolvió que no se pudo determinar la fecha del delito, frenó el proceso de extradición del ex guerrillero y ordenó su liberación.

El principio del fin.

¿Indignación colectiva?

No, no fue un capítulo de Game of Thrones, pasó hace dos días.... la decisión de dejarlo en libertad hizo que los entes judiciales en Colombia se pelearan y varios salieran a decir que no estaban de acuerdo. La Procuraduría de la Nación anunció que apelaba la resolución, mientras que el Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, presentó su renuncia al cargo en desacato a la orden de liberar al excomandante de las FARC. (No olvidemos que antes de esto el Fiscal tenía varias acusaciones de corrupción)

En su decisión lo acompañaron la vicefiscal María Paulina Riveros y luego la ministra de Justicia Gloria María Borrero.

¿Y el presidente qué dice?

Tras el alboroto, el presidente Iván Duque se pronunció y dejó muy claro su desacuerdo con la decisión de la JEP, le mandó un mensaje de apoyo al ex Fiscal y dijo que estaba dispuesto a firmar la extradición de Santrich rápidamente.

El apoyo del presidente para la extradición de Santrich dio pie para que los integrantes del partido del Centro Democrático, con Álvaro Uribe en su cabeza, pidieran al presidente una Asamblea Constituyente para cambiar lo pactado en el proceso de paz.

El tire y afloje con la libertad de Santrich

Tras un año en prisión y con la decisión de la JEP, el exguerrillero debía ser liberado este 17 de mayo de 2019. Sin embargo, cuando salía de La Picota, cárcel en la que cumplía su pena, fue re capturado por orden de la Fiscalía, (estuvo en libertad solo dos minutos) según ellos porque existe un video en el que se ve a Santrich delinquiendo y se puede comprobar que fue grabado tiempo después del acuerdo de paz, es decir que incumplió el trato con el gobierno.

¿Qué pasa si lo extraditan?

Aquí la crisis política va más allá de una decisión judicial. Demuestra que hay una clara oposición por parte del gobierno con La JEP y el proceso de paz. Entonces si se cumple la extradición podría haber varios panoramas tristes para el país: que se pase por la galleta la decisión de la JEP, o sea que invisibilicen su poder ante el mundo, y que de paso se diga que se está incumpliendo el proceso de paz y los acuerdos dentro de él.

También podría pasar que en los territorios donde se está haciendo la reintegración de los ex guerrilleros, estos decidan volver a las armas por falta de garantías y todo al final culminaría en que el proceso de paz caiga de a poco.

¿Más claro? Imposible.

Más contenido sobre: