Se encuentra usted aquí

Lo que nos dice el escandaloso comercial de Pepsi con Kendall Jenner

Pepsi no solo trivializó la protesta social, hizo lo que hacen todas las grandes marcas: volver un objeto de consumo cualquiera de nuestros intereses.
Foto: Gettyimages
Foto: Gettyimages
Por
Fabián Páez

Las marcas, las que pertenecen a las grandes empresas, compran todo. Desde los modelos estereotipados de belleza hasta las luchas feministas para desmitificar los “cuerpos perfectos”. Desde las investigaciones truchas para vender libre de impuestos cualquier veneno azucarado hasta los productos más sobreactuados con la etiqueta de saludables. Desde la maquinaria más contaminante hasta las campañas ecológicas más “verdes” y conmovedoras. Así pasó hoy con el comercial de la eterna segunda gaseosa más popular del mundo, Pepsi. Y así pasará.

Justo el 4 de abril, el día que se conmemora el aniversario del asesinato del líder del movimiento por los derechos civiles para los afroestadounidenses, Martin Luther King, la marca de gaseosas lanzó en Internet un comercial de dos minutos y medio que, como queriendo volver a los manifestantes un nicho de consumidores, resultó siendo insultante.

En el video hacen una clara alusión a la protesta social del movimiento Black Lives Matter, un movimiento político internacional contra la violencia hacia las personas negras. Especificamente, pareciera caricaturizar la escena protagonizada por la activista Ieshia Evans durante las protestas contra el asesinato de Alton Sterling. Para mayor extrañeza,  la protagonista de la pieza publicitaria es, nada más ni nada menos, que Kendall Jenner, una de la protagonista en la serie de Las Kardashian.  

Por supuesto, hubo una avalancha de críticas. Miles de usuarios en redes sociales y medios como The Guardian fueron contundentes. Al respecto, The Guardian, afirmó que el comercial “no solo usurpa y distorsiona los movimientos sociales de resistencia, sino que también reemplaza a las personas que animan y conducen estos movimientos que se identifican entre los más briosos y relevantes de la actualidad en América y el mundo occidental”. Hasta la mismísima hija del Dr. King se manifestó satíricamente en Twitter:

 

 

Pero en un mundo donde empresas gigantes como H&M, que han sido señaladas de trabajar con sustancias químicas peligrosas y de explotar a sus empleados, ha hecho campañas para el cuidado del medio ambiente, no hay mucho que se le pueda pedir a Pepsi, que después de la marea de críticas retiró el video y presentó una carta de disculpas.  Todo se vuelve más desalentador cuando, como afirman muchos, la polémica genera un efecto publicitariamente más poderoso. Planeado o no, las grandes compañías siempre ganan.

Acá tienen el video

 

Temas relacionados: 
Publicidad