Se encuentra usted aquí

Los músicos vs. Uribe: una conversación incómoda

Una conversación con Álvaro Uribe sobre música y causas nacionales.
Foto: César Carrillo
Foto: César Carrillo
Por
Redacción Shock

Sin duda alguna, para bien y para mal, Álvaro Uribe Vélez ha sido el personaje político más influyente en este milenio en Colombia. En 2002 aterrizó al poder de una Colombia revuelta, con un proceso de paz frustrado con las FARC liderado por Andrés Pastrana, que no hace mucho había pasado por un gigantesco escándalo de narcocorrupción con Ernesto Samper, y que tenía a la guerrilla en su momento más fuerte. Muchos vieron en él la esperanza, a un pacificador, pero tras cuatro años de gobierno una cara no tan amable de Uribe comenzó a dividir al país entre quienes aprobaban su política de mano fuerte y otros que lo acusaban de violador de derechos humanos y aliado de paramilitares. En el 2006, en el comienzo de su segundo mandato, convocamos a músicos colombianos que representaban todos los sonidos para que confrontaran al entonces presidente y fueran la voz de las dudas de todo un país. ¿Qué se cumplió y qué quedó en palabrería? Este es el resultado de esa histórica conversación. 

Moderador de la conversación: Alejandro Marín - @themusicpimp // Foto portada: Pizarro // Fotos detrás de cámara: César Carrillo
*TEXTO PUBLICADO EN LA REVISTA SHOCK IMPRESA DE FEBRERO 2006 

“Mañana a las seis de la tarde” Lo único que faltó fue que después de la frase se activara una grabación que dijera: “Este mensaje se autodestruirá en 10 segundos”. Pero todo era cierto, abrupta y frenéticamente real; tan real como la rapidez con la que Ricardo Galán, secretario de Prensa de la Casa de Nariño y vocero oficial del Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, coordinaba con los demás funcionarios de Palacio la embolatada agenda de “su jefe” -así lo llamó en varias ocasiones, de manera informal, durante nuestra primera visita a la Casa de Nariño- y lo convencía para que sacara 120 minutos para verse con los artistas que aparecen en esta portada. Y no solo para verlos: para recibirlos en la Casa presidencial. Habíamos pasado una tarde un poco agria esperando la llamada, pero lo que nunca nos imaginamos fue la inmediatez con que nuestra curiosa solicitud comenzaba a hacerse realidad. En menos de 24 horas, Shock debía reunir a las figuras más importantes de la música nacional, subirlas a un par de vans y llevarlas hasta la Casa de Nariño con un solo motivo: hablar con el Presidente.

¿Pero hablar de qué? Eso dependía enteramente de los músicos. El Presidente no lo sabría hasta el minuto en que los tuviera en frente.

5_uribe2_0.jpg

A la importante visita confirmaron su asistencia Jorge Mackenzie, de Neurosis Inc; Mauricio Rodríguez, de Mauricio y Palo de Agua; Carlos Reyes, de The Black Cat Bone; René Segura, de Odio A Botero; Giovanny Olaya de Pescao Vivo, Mario, de Dr. Krápula, y Javier Fonseca, de Alerta. Dada la velocidad de la agenda presidencial, Dilson Díaz, de La Pestilencia, así como Andrés Cepeda, no pudieron estar con nosotros en esta portada. Fonseca, Maia e Ilona, y otros como La Pornomotora, no aceptaron la invitación por diversas razones que no viene al caso mencionar. Joe, de Los de Adentro hizo todo lo que pudo, pero no consiguió cupo en un avión desde Barranquilla. Lo que importa es que, durante 120 minutos, los músicos que sí aparecen en la portada, legítimos representantes de la juventud de Colombia, tuvieron acceso ilimitado al Presidente de la República y a su morada en el centro de la capital, sin que importara la facha, el partido o la inclinación política de los rockeros.

El Presidente escuchó atento. En ocasiones lo corcharon, en otras él corchó a los músicos. Hubo tensión, risas nerviosas y risas normales; hubo tinto, gaseosa y autógrafos. ¡René, de Odio, se lanzó a la Presidencia, en Palacio! Y por supuesto, hubo fotos. 

8_uribe.jpg

Jorge Mackenzie (Neurosis): Llevo tocando 19 años, he sacado 7 discos al mercado y no he recibido nada de Sayco y Acinpro. Recaudan dinero de todos los bares en los que se pone nuestra música, así como en los que tocamos. Pero nosotros nunca vemos ese dinero. Yo quisiera saber si el Gobierno ha tenido planes de montar una veeduría sobre ellos.

Álvaro Uribe: Quiero ser muy franco. No tengo manera de darle una respuesta concreta sobre el tema. El Gobierno sí tiene una supervisión, pero esos resultados no los tengo en este momento. La decisión que sí tomó el Gobierno es que dentro del plan de ampliación del Régimen Subsidiado de Salud, ya tenemos 20 mil cupos, 10 mil para artistas y 10 mil para deportistas. Y esos cupos se están llenando. A lo que sí me comprometo es a que ustedes se reúnan con el viceministro del Interior y con los funcionarios de ese Ministerio que ejercen esa vigilancia sobre Sayco y Acinpro, así como con la ministra de la Cultura, para que ellos respondan las objeciones de ustedes. Mateo Restrepo, de la Alta Consejería Presidencial, se encargará de coordinar ese encuentro.

3_a.jpg

Mauricio (Mauricio y Palo de Agua): ¿Qué presupuesto está destinado para ayudar no sólo a los músicos, sino en general al arte colombiano por parte de las embajadas de Colombia en otros países?

Álvaro Uribe: Es mínimo. En lo que sí hemos venido trabajando es en el programa País de Lectores, que realizamos con el Ministerio de la Cultura y que ha sido bastante ambicioso. Cuando empezó este Gobierno, al país le faltaban 336 municipios por tener un módulo básico de biblioteca. Y nosotros nos propusimos entregarles ese módulo básico a los 336 municipios. La meta es que al terminar el Gobierno tengamos más de 500 bibliotecas en sitios que no las tenían. Con el programa Bandas de Música también hemos tenido un gran crecimiento. Además, logramos expedir la Ley del Cine, que incluye unos estímulos tributarios muy importantes para la producción del cine, y estamos en el tema, que ya les refería, de la vinculación del sector del arte y del deporte al Régimen Subsidiado de Salud.

Alejandro Marín: Presidente, hubo una pregunta que se hizo en general antes de este conversatorio. Una inquietud que surgió entre todos: que exista la posibilidad de que todas las bandas nacionales que tienen un producto que pueda sonar en radio, deba sonar en radio. Es decir que no solamente exista la posibilidad, sino que las emisoras estén obligadas a ello.

Jorge Mackenzie (Neurosis): Sí, por ejemplo, que el 20% de lo que se esté radiando sea producto nacional.

Giovanni (de Pescao Vivo): Eso es algo que sí sucede en otros países.

Álvaro Uribe: Lo que nosotros hemos intentado lograr dentro del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos es establecer la cuota de pantalla para las telenovelas nacionales. Está estipulado que en horario triple A, los programas de entretenimiento como las telenovelas deben ser de producción nacional en un 70%... Este tema de la radio específicamente no lo conozco, primera vez que me lo plantean. Lo remitiría también a que lo revisen con el Ministerio de Cultura. Y yo, por mi parte, me encargo de estudiarlo cuidadosamente.

9_uribe.jpg

Mario Muñoz (Doctor Krápula): Porque es que aquí sólo suenan cosas de afuera.

Carlos Reyes (The Black Cat Bone): Una emisora de rock de cualquier estación privada en Colombia puede darse el lujo de decidir a su antojo si pasa o no artistas nacionales. No debería ser así.

Mario Muñoz (Doctor Krápula): O los pasan, pero después de las 12:00 de la noche.

Javier Fonseca (Alerta): Tú nos estás hablando de televisión, pero nosotros lo que somos es músicos… Ustedes (el Gobierno) compran aviones y compran helicópteros, están mandando ejércitos a la guerra; ¿por qué no nos compran guitarras?… Uno se fija, y a festivales como Rock al Parque, que es lo único que hay, se le recorta cada vez más el presupuesto. Yo, por ejemplo, hago un Festival de Reggae…

Álvaro Uribe: ¿Dónde lo haces, hombre?

Javier Fonseca (Alerta): Acá en Bogotá. Está bueno. (Risas de todos). Traigo gente de afuera; incluso la embajadora de Jamaica nos ayuda un poco con eso, pero en realidad es algo que es independiente, como por el amor que tenemos por la música reggae. Quisiera saber cómo nos puedes ayudar para que podamos hacer nuestros conciertos, de cualquier música.

Álvaro Uribe: Para el Gobierno Nacional, la seguridad es democrática e integral. Y tiene que ir de la mano de la inversión social. En mi concepto, la cultura es inversión social. En el tema que a ustedes les interesa propiamente, el Ministerio de Cultura está haciendo un gran esfuerzo con las bandas de música. Son 500 que se están formando en el momento, y con la participación activa de mi señora, se está trabajando en el programa de las orquestas Batuta. Para el patrocinio de festivales y de carnavales hay un presupuesto no tan amplio como se requeriría. Pero estoy seguro de que el Ministerio de Cultura te ayudaría para la realización de este festival del que me hablas.

Jorge Mackenzie (Neurosis): De lo que se trata es de que tengan en cuenta otros estilos. En Colombia mandan los géneros folclóricos, y nosotros somos como una especie rara frente a ellos.

Álvaro Uribe: Sí, es cierto, hay mucho interés por la cosa vallenata, por el porro, por el Festival del Bambuco…

Jorge Mackenzie (Neurosis): Pero sería muy bueno que a nosotros nos tuvieran en cuenta. El Presidente dijo que muy posiblemente iban a asignar 10 mil cupos de salud social para los artistas, y eso está muy bien, ¿pero entonces quién nos garantiza qué va a pasar con nosotros más allá de eso?

Álvaro Uribe: ¿Ustedes son lo que podríamos llamar los géneros alternativos…?

Todos: Sí.

Álvaro Uribe: Eso sí es muy importante hablarlo con el ministro de Protección (dirigiéndose a su equipo de trabajo). Que uno de ellos vaya en representación de todos para que en esos 10 mil cupos queden también representantes de los géneros alternativos.

Alejandro Marín: Señor Presidente, otra inquietud que tienen todos estos muchachos: ¿Qué va a pasar con la radio nacional? Está tremendamente alicaída, prácticamente desaparecida.

Álvaro Uribe ¿Cómo va la Radio Nacional, Galán?

Ricardo Galán (secretario de Prensa): Se han invertido más de tres mil millones en la reparación de la red, ahora viene la reprogramación, y dentro de ésta en Bogotá va a haber una frecuencia de FM dedicada a este tipo de…

Álvaro Uribe: ¿Cuándo pueden empezar estos muchachos a intervenir ahí?

Ricardo Galán: Cuándo quieran.

Álvaro Uribe: Que les den el espacio de la mañana.

Alejandro Marín: Lo que me gustaría mencionarle, señor Presidente, es el tema de la inversión para este proyecto de radio pública, porque uno visita la Radio Nacional en la actualidad y, me da vergüenza decírselo, pero de verdad que da mucho pesar.

Ricardo Galán: Es que con la Constitución del 91 tuvimos un problema porque cuando se creó la Comisión de Televisión nadie tuvo en cuenta que la Radio Nacional era un medio de comunicación del Estado y se le chutó a la Comisión, que nunca quiso invertirle dinero. Ahora la radio va a depender directamente del Ministerio de Comunicaciones, que debe ser el aportante y el responsable de su financiación.

Alejandro Marín: Lo más importante, para arrancar, es un transmisor.

Carlos Reyes (The Black Cat Bone): ¿Cómo nos ve usted desde su perspectiva, que sé que es ajena como a nuestra realidad cotidiana? ¿Cómo recibe la influencia que nosotros podemos tener sobre la cultura nacional?

Álvaro Uribe: Con respeto y con ilusión. El país necesita estimular su diversidad y valorarla. En la región andina colombiana, el vallenato hace unas décadas era algo exótico. Era algo muy circunscrito a una parte del Cesar y La Guajira, pero ahora se ha vuelto universal en Colombia. Mi madre decía: “Muchachos, canten la canción que quieran, pero cántenla bien. Compongan la canción que quieran, pero compónganla bien; estudien lo que quieran, pero estúdienlo bien; trabajen en lo que quieran, pero trabajen con ética y trabajen bien”.

4_uribe1.jpg

Giovanni Olaya (Pescao Vivo): ¿En algún momento el Presidente ha pensado en contar con una ayuda más espiritual para Colombia? ¿Usted le apostaría a una campaña que estuviera basada en cosas más intangibles, pero más profundas como el amor?

Álvaro Uribe: ¿Saliste este fin de año?

Giovanni Olaya: Sí, a Villa de Leyva.

Álvaro Uribe: Yo veo a la gente más animada. Hemos avanzado; falta mucho, pero hemos avanzado, no te quepa la menor duda. Es importante combinar el ejercicio de autoridad con las posibilidades de reinserción. Nosotros encontramos que había más de 50 mil personas en armas cuando empezamos; en este Gobierno ya se han reinsertado 22 mil. Pero eso no quiere decir que seamos completamente eficaces porque hay muchas dificultades. De lo que se trata es de ser tan estricto con aquellos que insisten con las armas, como generosos con aquellos que quieran la reinserción y la negociación. El Gobierno ha combinado eso. Pero sí... creo en esas campañas de intangibles. El amor es necesario. Si uno no hace esta actividad tan difícil con amor, nada logra. Yo estoy de acuerdo contigo en eso.

Giovanni Olaya: ¿Presidente, ¿qué le parecería, digamos, poner a toda Colombia, respetando muchas creencias, a hacer una campaña de un día específico para pedirle a ese ser superior, como se llame en cada creencia, por este país?

Álvaro Uribe: Eso es algo bien bonito y bien necesario.

Giovanni Olaya: Pero, ¿por qué no hacerlo?

Álvaro Uribe: Recojo la idea, y la haré oportunamente... no ahora para que no digan que lo hago por campaña.

Javier Fonseca (Alerta): Nosotros trabajamos mucho con la gente de Jamaica y con la gente del Congreso Etíope de ese país, que tiene allá su sede. Dicen que ese es el gobierno de los pobres y cualquier persona puede ir. Es como una sucursal del cielo en la tierra. Nosotros estuvimos con algunos del grupo y de verdad que es algo rebonito, pero que no toda la gente entiende, porque muchos cuando ven a un rasta tienen el prejuicio de relacionarlo con droga, cuando esto, créeme, no tiene nada que ver con drogas.

Álvaro Uribe: Hábleme un poquito de eso.

Javier Fonseca (Alerta): Nosotros, al igual que Pescao Vivo, también le cantamos al amor y le cantamos al Dios todopoderoso, que está dentro de uno. Yo no creo en un Dios artificial que está por allá lejos. Yo no voy a donde el sacerdote a decirle que me salve, porque la cosa con Dios es directa, es de él conmigo y de yo con él… Pero bueno, tú que eres la persona más seria de Colombia, que todo el mundo está pendiente de cualquier cosa que digas, ¿por qué no nos ayudas? Ten en cuenta que nosotros somos personas raras para muchos, de manera física. Para mí, por ejemplo, es difícil conseguir un trabajo, un trabajo normal… (Javier se quita el gorro que lleva puesto y muestra sus rastas). Seguramente no me darían trabajo en la Presidencia, pero yo soy periodista.

Álvaro Uribe: Galán, tráigaselo a trabajar aquí sin que se cambie el motilado. (Risas de todos). Sería muy importante hacer un evento y yo lo propongo para que lo podamos realizar. Sobre todo, porque me sorprende gratamente oírles estas inclinaciones hacia el enriquecimiento del espíritu. Lo necesitamos. En esta batalla pública, administrativa y política se necesita fortalecer el espíritu por muchas razones. Por lo difícil y por lo fácil. Hay que fortalecerlo para que lo fácil no lo vuelva a uno arrogante. Y hay que fortalecer el espíritu para que lo difícil no lo deprima. Se necesita riqueza espiritual siempre. Y suficiente nunca hay. Podemos hasta hacer un consejo comunitario con toda la música alternativa. Coordinemos con Annie Vásquez para hacer este consejo comunitario con ustedes, para que puedan dirigirse al país.

Javier Fonseca (Alerta): Como lo más seguro es que tú vas a seguir siendo el Presidente de Colombia durante cuatro años más, te quiero preguntar esto: ¿Toda esa gente que tuvo que salir de sus tierras y que está viviendo en los semáforos y en esas casas muy humildes en las capitales de los departamentos, van a poder regresar a sus lugares de origen?

Álvaro Uribe: Sí. Por supuesto. En todo el proceso de extinción de dominio vamos a preferir a víctimas y desplazados. Este Gobierno ya se está acercando a 65 mil hectáreas entregadas a campesinos y en el proceso vienen 260 mil más. En eso estamos.

René Segura (Odio a Botero): Si las reglas de juego cambian, ¿qué nos garantiza a nosotros que en cuatro años no quiera usted seguir un período más?

Álvaro Uribe: A ver, René, pues es que ni habrá ya condiciones físicas para seguir… ¿Qué dice esa camiseta?

René Segura: Dice Odio a Botero. Es el nombre de la banda.

Álvaro Uribe: ¿A cuál Botero?

René Segura: A Fernando Botero, el pintor.

Álvaro Uribe: Yo le tengo miedo a una de esas camisetas, pero que diga “Odio a Uribe” (risas generales)…De todos modos, retomando su pregunta, yo le cuento una cosa: a mí la democracia me ha colmado. No tengo sino gratitud con el pueblo colombiano. Ha sido muy generoso conmigo. No tengo sino una aspiración, que es servirle bien a este país. Lo ilógico sería lo contrario, que después de haber sido presidente de este país, tuviera aspiraciones por codicia.

René Segura: Señor Presidente, yo quisiera ser candidato, pero no puedo por la edad.

Álvaro Uribe: ¿Cuántos años tenés? 

René Segura: 28.

Álvaro Uribe: Te faltan dos años.

René Segura: Yo quiero lanzar hoy, aquí en la Casa de Nariño, mi candidatura no oficial a la Presidencia. (Le pasa un papel al Presidente).

Álvaro Uribe: “Segura Presidente. 2006 - 2014. Porque voy a ver qué puedo hacer, y si lo puedo hacer, lo haré. Porque la victoria es nuestra, así perdamos”. (Risas de todos. El Presidente se guarda el papel en el bolsillo del saco).

René Segura: Y no prometo nada, por eso no voy a defraudar a nadie. Voy a ver qué puedo hacer… pero, bueno, por lo visto me va tocar esperar.

Álvaro Uribe: A ver, René, ¿y una canción tuya cómo dice?

René Segura: Tengo una que dice: “Qué es el bien, qué es el mal, qué debo hacer, me vomito en su moral”. Es que el grupo que yo tengo es de punk y las letras son…

Álvaro Uribe: Muy contestatarias. Iconoclasta… Pero deme otra frasecita de esas a ver qué me sirve para mi campaña (risas de todos).

René Segura: Hay una que es un poco grosera, pero igual yo se la canto si usted quiere. Dice: “Dejen que los gringos se apoderen del mundo, que igual el mundo es una mierda”.

Álvaro Uribe: Otra.

René Segura: “Yo tampoco maté a Galán. Yo estaba en Soacha, pero comiéndome una almojábana… Si Hitler viviera, ya estaría muerto”. Esas son algunas frases. Tengo que regalarle un disco para que lo escuche completo.

7_uribe.jpg

Mario Muñoz (Doctor Krápula): A mí me preocupa bastante la falta de relación que existe entre Colombia y los países vecinos, que es en últimas también lo que causa el hecho de que no haya espacio para la música de nosotros, o por lo menos la latinoamericana. Todo lo que está entrando viene del Norte a torrenciales. Y eso nos está cambiando nuestro hábito de comer, ya nos está cambiando la ropa que vestimos, nos está cambiando todo. Cada día hay menos Koguis y más McDonald’s… Yo no soy chavista, pero la idea del señor Hugo Chávez de tener una Latinoamérica unida me agrada. Para no depender siempre de los señores que tienen allá arriba todo el poder. Básicamente yo estoy aquí porque quiero hablar sobre por qué nuestro país está cada vez más al servicio de los Estados Unidos y menos de la mano de los que tenemos al lado y que alguna vez fueron un país sólido.

Álvaro Uribe: Este Gobierno ha buscado una política de relaciones exteriores prudente en el discurso y eficaz en los resultados. Abierta para poder entenderse con todos los países del mundo. Las relaciones con Venezuela las pasamos de agresiones de discursos y de sablazos de discursos a una agenda comercial y social… Es cierto, Colombia tiene una alianza con Estados Unidos, pero es que ese país nos ha ayudado con el Plan Colombia. Nosotros necesitamos venderle al mercado de Estados Unidos. Yo no quisiera que el primero de enero del año entrante sin TLC, los chinos, los centroamericanos y los hindúes puedan vender toda su mercancía en Estados Unidos, y nosotros nada. Tenemos una alianza leal con ellos, pero también con nuestros hermanos suramericanos. Hace cuatro años, cuando este Gobierno empezó, aquí no existía en la mente de la gente la idea de la integración entre la comunidad andina que forman Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela y Bolivia, y Mercosur, que lo forman Brasil, Uruguay, Paraguay y Argentina. Hoy estamos integrados. Hace cuatro años teníamos unas relaciones distantes con Centroamérica; hoy hacemos parte de un gran plan centroamericano. Y eso nos va a permitir que, en el 2008, Colombia tenga una línea de interconexión de energía con Panamá, también un gasoducto, y nos va a llevar a encontrar las posibilidades de abrir la carretera. Usted habrá advertido que este Gobierno no ha entrado en peleas con ningún otro gobierno.

Mario Muñoz: Sí ha habido discusiones…

Álvaro Uribe: Tampoco.

Mario Muñoz: Pero es que no se trata de la parte económica solamente. Se trata de una cosa también de cultura. Un artista gringo viene aquí, cobra 50 mil dólares, se va en un avión y aquí todo el mundo lo vio, mientras que los grupos de acá ni a Venezuela pueden ir.

Álvaro Uribe: Pero vienen muy poquitos ya…

Mario Muñoz: ¡Vienen cada 8 días! El problema es que puede venir más fácil un artista gringo que un artista ecuatoriano. A eso me refiero también.

Álvaro Uribe: Por las tendencias del público.

Mario Muñoz: ¡Noooo! Es porque toda nuestra cultura está enfocada hacia allá arriba…

Álvaro Uribe: Por eso, tendencias del público.

Mario Muñoz: Y lo más grave de todo es que nosotros no le estamos enseñando a la gente que lo de acá es más valioso que lo de allá, o tan valioso como lo de allá.

Álvaro Uribe: No en todo, pero mire: hay países que han tenido una agresión política frente a los Estados Unidos y son los que más McDonald’s comen. ¡Increíble! Enemigos de los Estados Unidos, pero felices comiendo sus hamburguesas. Nosotros tenemos fortalezas muy grandes, muchachos, y yo creo que el crecimiento del vallenato, su capacidad de convocatoria universal, es una expresión de esas fortalezas. Las telenovelas de producción colombiana, el Carnaval de Barranquilla, el Festival Vallenato, el Festival del Porro, El Mono Núñez, la fiesta de Negros y Blancos... el país tiene muchas fortalezas y hemos tratado de estimularlas todas. Lo que sí es muy importante es que ustedes sean constructores de la versión nacional de todo lo que llega de afuera, que sean los proveedores de esas expresiones musicales, pero ya de origen colombiano y acordes con los gustos de la gente.

Alejandro Marín: Presidente, pero ahí volvemos al tema de la difusión, del apoyo gubernamental.

Álvaro Uribe: Yo me comprometo con ustedes a la reunión que van a tener con el Ministerio de la Cultura, con el Ministerio del Interior sobre Sayco y Acinpro, y a un consejo comunitario oportunamente, más tarde, salidos del proceso electoral, antes de que termine el Gobierno para poder transmitirlo por Televisión.

1_porta128-cxp.jpg

Alejandro Marín: Y de la misma forma, señor Presidente, es muy importante la veeduría para las emisoras.

Álvaro Uribe: Vamos estudiándolo. Yo quiero ser muy serio con todo esto. No quiero comprometerme con cosas que no pueda cumplir. No sé si pueden imponérsele obligatoriamente unas franjas a las emisoras, por eso hay que mirarlo. ¿Qué tal que yo les haga una promesa a ustedes en esta reunión y después les quede mal?

Alejandro Marín: No necesariamente las franjas, pero sí el porcentaje…

Mario Muñoz: ¡Claro! Porque hablábamos hace un rato de que los artistas que vienen de afuera lo hacen por tendencia del público,  pero es que la tendencia es la que nos están botando los medios. Si los medios no dejan que los de acá sonemos, pues nadie nos va a conocer.

Álvaro Uribe: Ayúdeles, Galán, con la Radio Nacional, échese esa responsabilidad… Muchachos, me tengo que ir para el médico, tengo un problemita en esta mano y en este codo y me empezaron a poner una cosita de rayos láser y de magnetos. Me van a hacer cinco sesiones. Voy para la segunda ahora mismo. ¿La fuerza del amor cómo dice?

Mario Muñoz: Dice: “Sé que en tu vida hay dolor / que la cosa va de mal en peor / lo que te hace mejor es luchar con la fuerza del amor”.

Álvaro Uribe: Pero póngala positiva. Haga otra. Agréguele otro parrafito, pero bien positivo… “Va de mal en mejor”.

Mario Muñoz: ¡Ojalá!

(El Presidente se levanta de su silla y dice: "Galán, por qué no me ayuda en algunos eventos que yo tengo que tener ahora para que invitemos a algunos de estos muchachos para que amenicen… Caminen, pues, a que nos tomen la foto.")
 

Publicidad