Se encuentra usted aquí

.

Los tips definitivos para triunfar en el mundo digital

La emprendedora colombiana Lina Cáceres es responsable del éxito de influencers como Mario Ruiz, Calle & Poche y Sebas Villalobos
Getty Images | Cortesía: Andrés Oyuela, Grupo Editorial Penguin Random House
Getty Images | Cortesía: Andrés Oyuela, Grupo Editorial Penguin Random House
Por
Redacción Shock

De acuerdo con un informe de la UIT, Unión Internacional de Telecomunicaciones, alrededor de un 51,2 % de la población mundial tiene acceso a internet: lo que equivale a unos 3.900 millones de humanos. Esa cifra aumenta día tras día y, por ende, obliga a que haya más consumidores de contenidos en línea. Con la llegada del siglo XX el universo empezó su transformación y las personalidades de entretenimiento dejaron de ser exclusivas de los medios de comunicación tradicionales como la televisión o la radio para ingresar a las diferentes plataformas que habitan internet.

Muchos ven cómo una persona que tiene una cámara, un computador y una red de internet puede convertirse en lo que se conoce como influencer generando enganche con un público y atrayendo patrocinadores que ayuden a hacer crecer su marca personal. La pregunta del millón es ¿Cómo triunfar en el mundo digital?, esa pregunta se la hizo en algún punto de su vida la emprendedora colombiana Lina Cáceres y la respuesta la deja plasmada en su primer libro bajo el sello editorial Penguin Random House.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Lina Caceres (@linamcaceres) on

Lina Cáceres es la vicepresidenta del departamento digital para el desarrollo artístico, comercial y de nuevos negocios de LatinWE, la firma de manejo de talentos y mercadeo más importante en el mercado hispano de los Estados Unidos, fundada por el ejecutivo Luis Balaguer, y la actriz y empresaria Sofía Vergara. Ella es responsable del manejo, la expansión y posicionamiento de las carreras de los más importantes creadores de contenido digital en español. Para esto, Lina trabaja de la mano con marcas y compañías de medios como Disney, Nickelodeon, National Geographic, FOX, MTV, Apple, Coca-Cola, Disney’s Digital Network, Maesa, NBC Universal, HP, P&G, Huawei, Foreo, Universal Music Group, Nestlé, entre muchas otras, para diversificar el talento de más de 20 celebridades top del mundo digital más allá de las de las redes sociales.

¿El resultado hasta ahora?, más de 10 libros best-sellers, importantes roles en el mundo de la actuación y la conducción en las más importantes cadenas de la región, creación de una marca de maquillaje, licencias de comercialización, y campañas comerciales que han revolucionado el mundo digital. Lina fue también parte clave en el desarrollo y lanzamiento de Raze, la compañía de medios digitales, producción y distribución para los los millenials hispanos cofundada por Latin WE.

Su libro busca responder los interrogantes necesarios para entender y conocer las últimas tendencias y el futuro de un sector líder en el mundo de los negocios del entretenimiento.

Este es un fragmento del libro Cómo triunfar en el mundo digital de Lina Cáceres
Cortesía: Grijalbo, Penguin Random House.

Capítulo uno: Un Mundo Digital

- Las nuevas reglas del juego

El desarrollo de Internet y la era de la información, características de la tercera revolución industrial, nos llevó a tener una industria automatizada en la que la tecnología sirvió para optimizar y acelerar procesos de producción. Además, nos aceleró la llegada de una cuarta revolución o Revolución 4.0, que se caracteriza por la fusión de tecnologías que difumina las líneas entre las esferas física, digital y biológica. Todo esto nos ha llevado hoy a vivir en un mundo que cambia de manera exponencial y que está alterando la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En este cambio de orden, la tecnología le ha otorgado un gran poder al usuario, ocasionando un efecto disruptivo en los modelos comerciales existentes, en los patrones de consumo y en las estructuras socioeconómicas, sumado a la implementación de políticas y de medidas legales. En fin, un cambio en todos los aspectos de la vida y en todas las industrias como la salud, la bancaria, la educativa, la del comercio, la del turismo y, sobre todo, una de las que ha sido más determinante, la de los medios de comunicación, ya que la tecnología y los alcances del mercado les concedieron el poder a la audiencia ocasionando un cambio total en la manera de consumir estos contenidos.

La estrategia consumer-centric:

En 1967 se habló por primera vez del término consumer-centric en publicidad, que consiste en situar al consumidor en el centro de todo. De esta manera se empezaron a desarrollar estrategias de mercadeo en las que se tuvo en cuenta que cada consumidor es diferente y busca sus propias necesidades. Hoy en día, con el auge de los contenidos personalizados y de información, desarrollar estrategias que se basen en los gustos y las necesidades del consumidor es más necesario que nunca.

De esta forma, el consumidor tiene en este momento el poder de elegir: ¿qué quiere ver?, ¿cómo lo quiere ver?, ¿cuándo lo quiere ver? y ¿dónde lo quiere ver? Esto ha puesto en jaque a todos los involucrados en esta industria porque incluye a todas las directrices de la ecuación: canales de televisión, agencias de medios, equipos comerciales, técnicos, creativos, legales y de talento. ¿Y por qué? Porque nos llevó a pasar de una industria masiva local a una industria global que además es personalizada, y originó que el prime time pasara de ocupar un horario especial a un momento personal, ya que hoy en día el consumidor es participativo y multi-device, es decir que puede elegir ver los contenidos de su preferencia a través de muchas plataformas y aparatos.

Se podría decir que vivimos una década en la que los medios tradicionales como la televisión, la radio y los impresos primero se negaron a aceptar el poder del fenómeno digital que traían las plataformas de streaming como YouTube y Netflix y, luego, al reconocer su fuerza, tuvieron que adaptarse y enfrentar una transformación de sus procesos tradicionales, ya que cada día la pauta publicitaria y las audiencias han migrado a este nuevo medio con nuevas exigencias. Hoy podemos decir que el mainstream del entretenimiento es digital y el reto constante es poder ser un storyteller que logra construir una comunidad que pueda permanecer en el tiempo y logre trascender del mundo online al offline. Gracias al avance de la tecnología y a la gran demanda por parte de las nuevas generaciones, el mundo digital ofrece casi lo mismo que el mundo real: te informas, conversas, creas comunidades, compras, aprendes y te inspiras. Esto, que muchos llaman futuro, ya es el presente y eso lo demuestran las cifras. Más del 50% de la población mundial (equivalente a 4.021 millones de personas) ya está conectada a Internet y por lo menos 3.000 millones de personas usan las plataformas de redes sociales, creando así una comunidad de usuarios conectados entre sí en la que se han generado nuevas oportunidades de negocio con el mercadeo a través de las redes sociales y de los influenciadores. Se estima que, para el 2020, el marketing digital global alcanzará una inversión de diez millones de dólares, según un artículo de la revista Expansión que publicó un estudio de la firma especializada Bloglovin. Y es que el crecimiento de inversión de esta industria va directamente proporcional al crecimiento de consumo que hay en la actualidad en las plataformas digitales, como lo indican las gráficas que representan las cifras de lo que ocurre cada sesenta segundos en el mundo digital hoy en día.

graf_1.jpg

Esta transformación de la industria del entretenimiento logró democratizar las carreras artísticas de personas que querían convertirse en cantantes, presentadores, actores, bailarines, entre otros. Mientras en el pasado millones de personas soñaban con ser famosas dependían de un cazatalentos o productor de casting, hoy las plataformas digitales se convierten en esa vitrina al mundo que puede ahorrarte muchos obstáculos y conectarte con el apoyo del público, que es el más valioso. Esto ha llevado a que muchas personas sueñen con convertirse en celebridades digitales ya que su trabajo, como nos tomó de sorpresa, se ve muy fácil de alcanzar, pero la realidad es que son muy pocos los que lo logran porque no todos entienden la cantidad de trabajo que requiere y mucho menos la visión de negocio necesaria para poder sobresalir. Por esta razón, la mayoría termina reduciendo su trabajo a una competencia de likes que no les permite construir una  carrera a largo plazo, pues la viralidad no permite construir negocio, pierden autenticidad al convertirse en ecos de lo que ya existe y no se preocupan por pronunciar su voz, su mensaje que marcará la diferencia en un mundo saturado de mensajes, y no están listos para los sacrificios, la disciplina, la constancia y la reinvención, que son las herramientas que les permiten alcanzar el éxito y mantenerlo.

graf_2.jpg

Pese a que el reconocimiento del trabajo que hacen las celebridades digitales siempre está en juego, ya que es un campo en el que aún no se han establecido reglas y donde hay mucha informalidad de todos los frentes, es un hecho que quienes se lo están tomando en serio están logrando ser disruptivos cambiando las reglas de la industria del entretenimiento y la información gracias al impacto que han tenido en las plataformas digitales como Myspace, Facebook, Twitter, YouTube y TikTok, entre muchas otras.

**Cómo triunfar en el mundo digital de Lina Cáceres
Cortesía: Grijalbo, Penguin Random House**

www.shock.co

 

Más contenido sobre: