Se encuentra usted aquí

Nos mamamos de los políticos: así comienza la revolución desde la comida

Estos personajes están haciendo más desde sus cocinas que cualquiera desde el congreso de la república
Shock
Shock
Por
Victoria Cornejo

Después del teatro político de cada cuatro años en Colombia (u ocho), cuando el nuevo presidente toma posesión de su cargo, por si se levantó con tusa presidencial, o por si depositó muchas expectativas en la nueva administración, le presentamos la Nueva Política: nuestra apuesta por creer en el poder de la gente y las ideas transformadoras de los jóvenes. Una búsqueda por proyectos que están hackeando el sistema e iniciando la revolución sin ayuda de nadie, mucho menos de los políticos. En este caso, desde la comida.

CAPÍTULO 1: LA REVOLUCIÓN DE LA COMIDA

Por: Victoria Cornejo // Realización de videos: Johan Trujillo y Diego Meneses

¿Sabía usted que en Colombia existe una fruta que se llama copoazú? ¿Sabía que tenemos la fruta con mayor cantidad de vitamina C y que en Asia la usan para hacer champús, remedios, aceites, cremas, entre otros, y que se llama camu camu? ¿Sabía usted que en ciudades como Nueva York el desayuno más saludable que puede encontrar en la calle y que además está muy de moda es el bowl de azaí? ¿Sabía usted que en el Guaviare hay un cultivo de azaí?

La combinación de una tierra muy fértil y un país siempre en guerra nos ha hecho desconocer muchísimas cosas de Colombia. Hay mucho territorio inexplorado sobre todo por los habitantes de las ciudades, pero incluso desde las burbujas urbanas se oye que Colombia es uno de los países más ricos en biodiversidad en el mundo. ¿Qué quiere decir eso? Nos sentamos a hablar con cuatro personajes que están explorando y enalteciendo la biodiversidad de esta tierra por medio de lo que más nos gusta: la comida.

Desde sus diferentes iniciativas personales, están haciendo que comer pueda ser un acto revolucionario al involucrar a todos los actores en un solo plato de comida. La cadena del campesino, el proveedor, el cocinero y el comensal cobra un nuevo valor cuando todos se conocen entre sí. Esta exploración comienza con 4 proyectos que nacieron de la necesidad de entender una problemática en un país en donde abundan los productos pero carece el reconocimientos de los mismos.

 Lo que podría ser el comienzo de un gran movimiento por los productos locales y el consumo responsable ya tiene varios actores en nuestro país, empezamos presentando a estos 4 duros que vale toda la pena conocer. Un ingeniero agrónomo que fundó un laboratorio experimental de ingredientes colombianos, un cocinero bogotanísimo que le hace homenaje a la comida de los mercados populares de Colombia, un ex funcionario público que recorriendo Colombia descubrió tesoros y los convirtió en helados y un joven paisa que tiene uno de los restaurantes favoritos de los bogotanos y que además está educando a sus comensales a que consuman responsable. 

Estos personajes, que hacen parte de un parche que por fortuna crece cada vez más, están logrando lo que el congreso de la república no ha logrado: hacer un puente entre el campo y la ciudad por medio de sus preparaciones. Organizar comunidades a lo largo del territorio colombiano para que trabajen rescatando los productos que da la tierra y luego ellos sacarle el máximo provecho a eso. Educar a los comensales para que se pregunten algo que siempre deberíamos preguntarnos ¿de dónde viene lo que me estoy comiendo? además de hacer que el impacto ambiental sea mucho menor trabajando con pesca artesanal y con las cosechas disponibles según las temporadas nos están enseñando mucho de los productos locales colombianos.

Por eso en vísperas de elecciones, cuando ya estamos hastiados de tanto discursillo y mentirilla les presentamos esto que cae como un viento fresco en la cara. Gente que hace política desde iniciativas personales con mucha pasión y sinceridad, o sea todo lo que les falta a los señores del congreso de la república.

Primera entrega: Tomás Rueda - Fundador de Donostia y Tábula

Desde el barrio la Macarena de Bogotá, la búsqueda de Tomás ha enaltecido la comida de los mercados populares colombianos, desde sus restaurantes explora lo que para él podría ser una nueva estética de la cocina colombiana. En Tábula se come de manera rústica y abundante. Los sabores de estos lugares evocan a la comida de la abuela, a la comida de la finca y de la plaza de mercado

Espere también: Alejandro Gutiérrez - Restaurante Salvo Patria; Alejandro Álvarez - Heladería Selva Nevada; Eduardo Martínez - Fundador y cocinero de Minimal

...

VEA TAMBIÉN:

LA REVOLUCIÓN DE LA VIVIENDA (Martes 15 de mayo)

ESPERE:

LA REVOLUCIÓN DE LA MODA (Jueves 17 de mayo)

LA REVOLUCIÓN DEL TURISMO (Sábado 21 de mayo) 

Temas relacionados: