Se encuentra usted aquí

One Young World Colombia:comunidades colaborativas para facilitar nuestras vidas

El proyecto de Adriana Osorio que busca crear comunidades para solucionar los problemas de movilidad y educación en su entorno.
Por
Luis Fernando Mayolo

Comprometerse con un futuro mejor parece ser una labor titánica que solo los jóvenes tienen el ímpetu de liderar, más allá de las consideraciones económicas y las profundas transformaciones sociales necesarias para cumplir este propósito. Ya el papa Francisco lo dijo en su visita a Colombia: "No le tengan miedo al futuro, atrévanse a soñar a lo grande" o "Que las dificultades no los opriman, que la violencia no los derrumbe".

Por eso cumbres como One Young World, que se realizarán en Colombia, del 4 al 7 de octubre, son tan valiosas en este camino de construcción, en donde son indispensables ideas para hacer las cosas de manera diferente.

El poder de 1300 jóvenes de 196 países se hará sentir en Bogotá, sobre todo porque no estarán solos. Más de 25 empresas los apoyarán dispuestas a brindarles las herramientas para desarrollar sus proyectos, y por supuesto, la experiencia de líderes como Kofi Annan, exsecretario general de la ONU; Mary Robinson, expresidente de Irlanda; y Muhammad Yunus, Premio Nobel de Paz.

Una de estas líderes jóvenes colombianas es Adriana Osorio, una ingeniera industrial de la Universidad de los Andes, que se le ocurrió la idea de implementar en Telefónica un proyecto de comunidades colaborativas como solución a varias de las principales necesidades de su entorno laboral.

Aunque ella afirma que no se está inventando nada porque existen comunidades similares como Airbnb o Uber ya lo están haciendo a su manera, lo importante aquí es el aplicar esta clase de modelos para el bienestar de las personas.

"Lo que hicimos fue proponer este modelo de comunidades colaborativas para nuestro beneficio desde nuestra misma comunidad brindando soluciones a problemáticas específicas como la movilidad y la educación. El que no venga de las cabezas de esta empresa, sino de la misma gente, lo hace aún más valioso", dice la ingeniera.

La idea de Adriana es poner al servicio de esta idea las plataformas existentes en la compañía y si es necesario optimizarlas, para crear herramientas de comunicación, como si fueran redes sociales, en las que las personas que trabajan en la compañía puedan intercambiar saberes para el crecimiento personal de todos y ofrecer soluciones de transporte y capacitación. 

"Tenemos herramientas que agrupan información de la empresa, blogs de noticias y hasta una plataforma especialmente diseñada para los millennials. Cuando se formalice esta idea hay que facilitar los canales y diseñar un sistema de incentivos para que siempre haya ofertas. Además un tipo de monitoreo para que se mantenga una ética que regule la misma", agrega Adriana.

Por el momento ella se imagina esta iniciativa muy informal, porque dice que cuando algo se vuelve tan difícil de usar falla y la gente termina utilizando Facebook.

"Estamos en la fase de planteamineto de ideas y con ellas iremos a la cumbre para aprender de los mentores que van a estar allá, que seguramente lo hacen mejor que tú. El propósito será traernos ese conocimiento y aplicarlo acá", agrega Adriana.

La joven ingeniera industrial entró a Telefónica gracias a un programa que se llama Talento, donde se le da oportunidad a jóvenes recién graduados sin tener mayor experiencia profesional. Empezó en el área de aplicaciones y contenidos, para luego pasar al segmento postpago individual, donde se diseñan los planes y combos para los usuarios. Y aunque su trabajo parezca muy comercial, Adriana afirma que siempre tiene como eje de sus actuaciones el poder contribuir socialmente con su trabajo y que justamente One Young World es el espacio ideal para aplicar sus conocimientos industriales a algo social, que nunca deben ir separados.

Con ustedes Adriana Osorio (Foto: Telefónica)

adriana.jpg