Se encuentra usted aquí

Papás demandaron a hijo de 30 años para que se fuera de la casa. Lo lograron

¿Así de difícil es abandonar el Hotel Mamá?
Getty Images.
Getty Images.
Por
Redacción Shock

Donald Greenwood, juez de Nueva York, ordenó a Michael Rotondo, de 30 años, que se vaya de la casa de sus papás. Michael lleva los últimos 8 años viviendo con ellos y, según pruebas presentadas durante el juicio, no trabaja ni contribuye en las tareas de la casa.

Ante el veredicto del juez, Michael pidió 6 meses más para encontrar un lugar donde vivir y organizar su futuro. Greenwood declaró que la petición era indignante y le ordenó abandonar el hogar familiar de inmediato. En el juicio, los padres afirmaron que varias veces le solicitaron que se fuera a través de cartas. En febrero de 2018 le ofrecieron 1.000 dólares y varios consejos.  

1) Organiza las cosas que necesitas para el trabajo y para administrar un apartamento. Debes organizar la fecha y la hora a través de tu padre para que pueda configurarlo con el inquilino.
2) Vende otras cosas que tengas que tengan un valor significativo (por ejemplo, equipo de sonido, algunas herramientas, etc.). Esto es especialmente cierto para cualquier arma que puedas tener. Necesitas el dinero y no tendrás lugar para eso.
3) Hay trabajos disponibles incluso para aquellos con un historial de trabajo pobre como tú. Consigue uno – ¡tienes que trabajar!
4) Si deseas ayuda para encontrar un lugar, tu madre se ha ofrecido a ayudarte.

Cuando su oferta no tuvo éxito, sus padres le escribieron una nueva carta. "Decidimos que tienes que dejar la casa inmediatamente. Tienes 14 días para irte. No estarás autorizado a regresar. Vamos a tomar todas las decisiones necesarias para que esta decisión sea respetada". 

Sobre el trabajo de la casa, declaró que no lo hacía pues "nunca se había esperado que contribuyera a los gastos del hogar ni ayudara con las tareas domésticas. Añadió que esto es simplemente un componente de su "contrato de vivienda", según las declaraciones obtenidas por WSTM. 

A Michael no le molestó en los más mínimo la atención por la peculiar demanda e incluso pidió ser entrevistado, según el diario Syracuse. Aclaró que no vivía en el sótano (un estereotipo muy arraigado entre los adultos que viven con sus papás en Estados Unidos) y que lavaba su propia ropa. 

Dice que ya no tiene una relación con sus padres, pues ahora solo "Ahora todo lo que hacemos es que ellos intentan echarme y yo intento decirles que no es justo que me dejen sin un lugar donde vivir". Dijo en TMZ que "no son buenas personas". 

Es un hecho que cada vez más jóvenes entre los 18 y 34 años prefieren quedarse en el hogar familiar, según una investigación del Pew Research Center. Cerca de una tercera parte de las personas en este rango de edad viven con sus papás. Los altos costos de vivienda, la poca estabilidad laboral y los préstamos de educación son algunas de las razones que contribuyen a que la edad para abandonar el hogar familiar aumente. 

Si bien a muchos les pareció excesivo un proceso judicial, la opinión se volcó mayoritariamente a favor de los papás. ¿Pero será que pensaron en esto?: 

"Juez ordena a un hombre de 30 años a mudarse de casa de sus padres.Si los padres hubiesen cambiado la contraseña del wifi hace años, no tendrían que haber denunciado al 'niño' de 30 años para que se fuera". 

Temas relacionados: