Se encuentra usted aquí

Personas trans están pagando su afirmación de género gracias al crowdfunding

Internet está tapando un hueco para quienes les ha fallado el sistema de salud. Pero sigue siendo injusto.
Foto: Gettyimages
Foto: Gettyimages
Por
Redacción Shock

Según un informe compartido el año pasado por el periódico El Tiempo, en Colombia, el 23,7 por ciento de las mujeres transgénero no están afiliadas a ningún sistema de seguridad social. A eso, se le suma que no hay acceso a las transformaciones corporales seguras, pues para que quienes tengan un seguro puedan hacer uso de él, todavía se necesita un dictamen psiquiátrico y la orden de un juez para que el sistema de salud cubra el procedimiento. 

Pero el problema para las personas trans no solo se limita a estas tierras y al campo de la salud. Dicho estudio también demuestra cómo hay una discriminación estructural que termina por poner a las personas trans en posición de desventaja económica y social frente al resto de la población. Un condicionamiento que también se extiende por muchos países del mundo y que está obligándolas a acudir a medidas desesperadas.

Según Dazed, en Europa y Estados Unidos, las mujeres trans están buscando un camino más rápido a la cirugía mediante su financiación privada a través de plataformas de recaudo en línea. Con el uso del hashtag #TransCrowdFund se están conectando con donantes o con la ayuda financiera que les permita saltarse las trabas del sistema de salud.  

(Lea también: Todo lo que quiso saber sobre cambios de sexo (y nunca se atrevió a preguntar)  

Ese es el caso de Mia Violet, una blogger trans británica de 29 años, quien contó a Dazed que “sufre una disforia de género debilitante, una condición que causa que los pacientes experimenten angustia como resultado del sexo y el género que se les asignó al nacer”. Razón por la cual está recaudando dinero a través de crowdfunding.

Mia Violet está tratando de recaudar £ 19,000 para su cirugía facial  en GoFundMe. Una cifra que para ella sería imposible de pagar con su salario y que podría ser el camino para salvar una vida, pues los estudios que sugieren que casi la mitad de los jóvenes trans intentan suicidarse.

En los Estados Unidos, a falta de atención médica universal, la mayoría de las personas transgénero deben financiarse las cirugías de afirmación de género. Mientras que en el Reino Unido, los servicios de identidad de género del NHS están muy atrasados, ya que las clínicas de identidad de género tienen listas de espera de años, lo que hace que las personas trans se den por vencidas.

Internet está tapando un hueco en el cubrimiento de salud que no han podido llenar los gobiernos y que está afectando directamente la salud mental y física de las personas trans. No obstante, aunque en algunos casos los fondos privados empiezan a llegar, el sistema sigue siendo injusto. Es de hecho, un doble sometimiento. Primero, a la negación del reconocimiento. Y luego, a la incertidumbre pública de depender de la caridad en internet.  

Temas relacionados: