Se encuentra usted aquí

¿Por qué internet celebra el nacimiento del hijo de Kanye y Kim Kardashian?

Kanye y Kim recibieron a su tercer heredero. Facebook se está llenando de bebés y de sueños húmedos con fama y billetes.
Foto: Gettyimages
Foto: Gettyimages
Por

El 16 de enero será recordado (o tal vez no tanto) por ser el día que nació el tercer hijo de una de las parejas más poderosas de la industria del entretenimiento: Kanye West y Kim Kardashian. Medios de todo el mundo, como E News, Vogue, Cosmopolitan, El Mundo, Fox News, Pitchfork y hasta The Guardian publicaron el nacimiento entre su archivo noticioso. Como si hubiera nacido el heredero al trono de algún reino (tal vez Internet), como si todos estuviéramos esperando que se extendiera el linaje de la pareja. Pero ¿son tan importantes los acontecimientos personales de una pareja conformada por un rapero y empresario y una joven millonaria que por razones que incluyen varios ceros a la derecha se ha convertido en figura pública?

No es nada nuevo que haya bebés en Internet. De hecho, Facebook, de un tiempo para acá, se convirtió en la plataforma para presumir los nuevos integrantes de la familia. Es decir, para presumir de la realización de un sueño clásico: el de tener una familia. Pero si uno se desliza por el feed de noticias de la plataforma de Zuckerberg, cada vez parecen despertar más interés en los usuarios, no tanto la ecografía de la vecina, si no los hijos de las celebridades. Suena a cliché mamerto, sí, pero en internet la gente tiene más comentarios al respecto que capacidad de voto. De paso, los que están bajo el lente dígital, las celebridades, son cada vez más cualquiera que certifique una tula con billetes, selfies y  visibilidad mediática. Caso aparte, acordémonos de Gianluca Vacchi. 

Kanye, un rapero superdotado para hacer dinero y abierto seguidor de Trump, es una de las figuras con las que fantasea medio mundo. Es un ícono aspiracional. Tiene plata, poder y fama. Su hijo, probablemente, igual que sus hermanos, podrán no ser descendientes de la realeza, pero en el mundo del espectáculo, una abultada cuenta bancaria y números robustos de seguidores en internet se asemejan cada vez más al estereotipo de la realización, el que antes tanto dibujaban con castillos y un final feliz en los cuentos de Disney.

Kim y Kanye están tan por encima de la vida real, y representan tanto la reinvención del sueño americano, que incluso se dieron el lujo de tener a su tercer hijo, Saim, sin siquiera concebir, pues Kim alquiló un vientre.

Claro, tampoco está de más felicitar al rapero. Acá, desde el tercer mundo, salud Kanye.

Temas relacionados: