Se encuentra usted aquí

¿Por qué no hemos perdonado a Chris Brown?

Tras 10 años, el público no olvida su ataque a Rihanna.
 Craig Barritt // Getty Images
Craig Barritt // Getty Images
Por
Paula Ricciulli

La historia ya es conocida. En 2009, Rihanna, recibió una fuerte golpiza por parte de su entonces pareja, el rapero Chris Brown. Desde entonces, la artista ha sido protagonista de varios comentarios crueles sobre el ataque del que fue víctima e incluso hay quienes afirman que ella es la culpable de lo que le sucedió. Aunque Rihanna ya declaró que no le guarda rencor por lo que le hizo, el mundo no lo olvida. ¿Debemos perdonar a Chris Brown? 

 Por Paula Ricciulli // @ricciup 

En redes sociales se abrió la polémica, por una publicación de Justin Bieber en Instagram en la que afirma: "las personas que han ignorado el talento de este hombre por un error que cometió deben reevaluarse". 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Justin Bieber (@justinbieber) on

J Balvin comentó con un emoji que daba a entender que estaba de acuerdo (el pasado 24 de abril, el antioqueño publicó una foto junto a Brown y Tyga sugiriendo una eventual colaboración), y desde entonces se ha convertido en el centro de las críticas. 

J Balvin publicó en su cuenta de Twitter varios mensajes a respecto. 

El problema con Chris Brown es cómo él ha querido que la violencia contra Rihanna pase inadvertida y cómo la industria musical y el público lo han protegido. En 2011, Billboard lo nombró artista del año. En 2012 ganó un Grammy y se presentó en el show. "Estamos felices de tenerlo de vuelta. Creo que las personas merecen una segunda oportunidad. Si te das cuenta, él no ha estado en los Grammys en los últimos años, y nos ha tomado tiempo darnos cuenta de que fuimos víctimas de lo que pasó", dijo en su momento Ken Ehrlich, productor de los premios. 

¿Qué? Básicamente da a entender que aquí la mala es Rihanna, por haber denunciado el maltrato y con ello ponerlos en una situación tan difícil que los hizo víctimas al no tener el "privilegio" de escuchar a Brown. 

FOTO Akaranan Panyadee / GETTY IMAGES

¿Merecen los acosadores sexuales una segunda oportunidad?

Vivimos en una sociedad que se preocupa más por lo que les pasará a hombres que cree imprescindibles, que por lo que han tenido que vivir sus víctimas.

No es la única evidencia de cómo se ha protegido al rapero. En 2009, Usher le dijo "Ten un poco de remordimiento", tras publicarse varias fotos en el que Brown lucía feliz y tranquilo en un jet ski en Miami, pocos días después del ataque a Rihanna. "Estoy un poco decepcionado de esta foto", afirmó Usher. Fue tal la ola de comentarios negativos hacia Usher y defendiendo a Brown que luego tuvo que hacer una disculpa pública. "Me disculpo en nombre de mis amigos si alguien resultó ofendido". 

En el momento del ataque a Rihanna, fueron pocos en el mundo del entretenimiento quienes se atrevieron a tomar posición al respecto, tal y como lo nota Sasha Pasulka en su artículo de HelloGiggles. Carrie Underwood dijo "Creo que nadie sabe qué pasó. No tengo consejo". Lindsay Lohan afirmó "No tengo comentarios al respecto. No es mi relación. Creo que ambos son geniales". Hoy, 10 años después de lo sucedido, cuando la ya justicia lo declaró culpable y cuando ya la foto de la cara golpeada de Rihanna le ha dado la vuelta al mundo, J Balvin afirma "No soy adivino para conocer qué pasó". 

Es frecuente que defendamos a los maltratadores, y mucho más si se trata de personas que queremos, o músicos que nos han hecho tan felices con sus canciones. Creemos que quienes golpean a las mujeres son monstruos lejanos a nosotros y no se nos ocurre que personas divertidas, carismáticas y talentosas puedan ser violentos, pero la historia nos ha demostrado que sí. Tupac abusó de una mujer de 19 años, Dr Dre golpeó a 2 mujeres, Jimmy Page, de Led Zepellin, secuestró y violó a una niña de 14 años, Ozzy Osbourne fue arrestado por violencia doméstica, y John Lennon afirmó que alguna vez golpeó a su novia. Todos estos hombres son considerados verdaderos genios y referentes en sus respectivos géneros. 

Pero Chris Brown ya pagó su deuda con la justicia y la misma Rihanna lo perdonó. ¿Debemos juzgar a alguien por algo que pasó hace más de 10 años? ¿acaso no todos merecemos una segunda oportunidad? Sí, pero solo cuando somos capaces de resarcir a quienes herimos y reconocer que lo que hicimos estuvo mal. Pero en lugar de eso, Chris Brown solo ha querido que el tema pase "de agache". Inicialmente dijo que no recordaba el ataque y luego afirmó que sí. En una entrevista en 2011, cuando le preguntaron sobre la orden de restricción que recibió tras el ataque a Rihanna, Brown respondió "No es gran cosa para mí hoy, estoy más concentrado en mi disco", y luego rompió una ventana y salió corriendo. 

Si bien el músico lanzó una disculpa pública tras el ataque, sus acciones hablan más que sus palabras. En 2012, escribió en su Twitter "Ódienme todo lo que quieran, tengo un Grammy. Ese es el JÓDANSE definitivo". Sin duda, no es la actitud de alguien arrepentido. 

En 2017, el músico lanzó el documental Welcome to My Life, en el que narra algunos momentos clave de su vida y su carrera. Si bien admitió que nunca estuvo bien lo que hizo, también afirmó que "Rihanna me peleó", "Rihanna intentó golpearme". Declaró que incluso contempló el suicidio y que no comía ni dormía y que "se sentía como un monstruo". Aquí se victimiza por las consecuencias que le produjo el ataque, en lugar de asumir la responsabilidad de sus acciones. 

Y para quienes dicen que el maltrato sucedió hace muchos años, en enero de 2019, hace menos de 4 meses, el músico fue arrestado en Francia por cargos de violación. 

¿Debemos perdonar a Chris Brown? Es necesario que realmente asuma las consecuencias de su error y que muestre, con acciones, que realmente está es conciente del daño que causó. Mientras eso no suceda, el público le seguirá demostrando que la violencia contra las mujeres ya no va a quedar impune. 

 

Temas relacionados: