Se encuentra usted aquí

Proyecto Punto Magenta, la historia del mural más grande de Colombia

La calle es un museo y la vista del barrio Los Puentes, en la localidad de Rafael Uribe Uribe, se convirtió en la obra más grande de Bogotá.
Por

La calle es un museo y el barrio Los Puentes, de la localidad de Rafael Uribe Uribe, se convirtió en la obra más grande de Bogotá.

Por Alejandra Mar (@alejandra.mar)

Un grupo de grafiteros bogotanos le cambió la cara al barrio Los Puentes, en la localidad de Rafael Uribe Uribe. El paisaje urbano de este lugar, en el sur de Bogotá, pasó del frio color del cemento y del estigma, a ser reconocido como el escenario de una de las obras artísticas más grandes que se han ejecutado en la ciudad.

La pintura en las fachadas de las casas, ubicadas en una montaña, no solo le cambió la cara al espacio físico, sino que ejerció su poder para unir a unos 110 habitantes de la comunidad que participaron activamente en el proyecto.

La obra, que fue creada por el colectivo bogotano INK Crew, fue bautizada como El río de la vida, y se refiere a que el “río es como un cosmos que mantiene en movimiento la vida que gira en torno a los habitantes del barrio”. Pero durante los días de trabajo el proyecto fue rebautizado por el Crew como Punto Magenta, pues era desde allí donde se visualizaba la obra en todo su esplendor; y el lugar que brindaba la perspectiva que permitió construirla en su totalidad. Punto Magenta era casi que la vista ideal del lienzo completo.

Con ustedes la historia de cómo el barrio Los Puentes se convirtió en una obra de arte.

Temas relacionados: