Se encuentra usted aquí

¿Qué hay que hacer para llegar a Coachella? Esto es todo lo que debe saber

El padre y madre de los festivales “indie” es una experiencia para hacer al menos una vez en la vida.
GettyImages
GettyImages
Por

Coachella se ha convertido en la Meca de los festivales de “música anglo”, es decir, rock, pop, soul, r&b, electrónica, electrorock, electropop, electroelectro, folk, neofolk, postfolk y todos los etcéteras posibles. Es el referente y modelo de imitación de todos los festivales de su especie, incluido nuestro Estéreo Picnic, pero sobre todo es un “parche” en todo el sentido de la palabra. ¿Qué hay que hacer para ir? ¿Cómo es por dentro más allá de los conciertos? ¿Si es tan bueno como lo pintan?

Por: Mariana Echeverry Garzón

 

CÓMO LLEGAR

Coachella es en Indio, California. Para llegar en avión lo más fácil es llegar a Los Ángeles (7 horas desde Bogotá), quedarse esa noche cerca al aeropuerto de Los Ángeles y al otro día salir en carro desde Los Ángeles hacia Indio (3 horas y media). También está la opción de hacer ese trayecto en avión llegando al aeropuerto de Palm Springs. Si puede llegue un día antes del festival para estar descansado y hacer todo con tiempo. 

 

BOLETERÍA

Hay varias opciones. Como todos los festivales grandes, Coachella también tiene su versión de “creyentes”. Las boletas de esa etapa salen en junio de cada año para el festival del año siguiente. En ese momento se compra la boleta sin conocer el cartel, pero es una excelente opción porque se puede pagar en 7 cuotas que se debitan automáticamente de junio a diciembre. De esta manera, cuatro meses antes del festival, ya se tiene pagado el 80% de los gastos.

La compra de las boletas se hace por internet. Unos días antes de que comience la venta se habilita la información de los precios de las boletas individuales y de los combos (boleta 3 días + acampada o boleta+hotel+transporte). En el 2018 la boleta individual costó $429 dólares y la VIP $999. 

Es importante estar atento a la hora del inicio de la venta de boletería, meterse por lo menos 15 minutos antes, haber creado cuenta previamente, y empezar a refrescar la página compulsivamente apenas empiece la hora de la venta pues el sistema funciona con una “fila virtual”. Cuando llegue el turno, uno escoge el combo que quiere comprar, el hotel donde se quiere quedar y el método de pago. 

 

ALOJAMIENTO

La opción más cómoda para muchos es el combo que incluye hotel. Coachella hace alianzas con varias cadenas de hoteles como Marriott, Hilton, Westin y Hampton, entre otros. Hay combos más baratos que otros dependiendo de la cadena, así que hay para todos los gustos. Los precios de los combos son así:

VIP para dos personas:  $3800 – $4900USD 

Normal para dos personas: $2450 – $3400USD 

VIP para 4 personas: $5600 – $7600USD 

Normal para 4 personas: $3500 – $4200USD  

En estos combos hay posibilidad de escoger cuartos para dos o para cuatro personas. 

 

TIPS PARA PRINCIPIANTES

Como el Estéreo Picnic o Rock al Parque, Coachella es un festival de tres días. No se emborrache el primer día para evitar el peor guayabo los otros dos. O sí, haga lo que se le dé la gana.

El festival es en un desierto, por lo que va a estar saltando 7 horas al día y la mayoría del tiempo en una temperatura de, al menos, 30 grados. Hidratarse todo el tiempo es muy importante, pero por la noche la temperatura baja. Arme pinta que incluya saco o una chaqueta ligera, bloqueador, sombrero o cachucha. También tenga en cuenta que el terreno es bien extenso y va a estar caminando cerca de 10 kilómetros diarios. Si ha visto fotos de gente con pañoleta en la cara no es por fashionistas sino porque la cantidad de arena y tierra que hay en el ambiente es impresionante. 

En Coachella no se puede tomar trago en cualquier lado y por eso hay zonas designadas para eso. A estas zonas se entra solamente después de hacer un check id donde le ponen una manilla confirmando que es mayor de edad. Solo venden dos tragos por persona/compra y no venden botellas. Como los tragos no se pueden sacar de esta zona, lo más recomendable es llevar en el parche algunos camelbacks (maletas con bolsa para líquidos) y llenarlos por tandas. Lo mismo sirve para el agua pues va a ser lo más cómodo y práctico para mantenerse hidratado. 

Será muy fácil perderse de sus amigos por lo que es bueno hacerlo a lo vieja escuela, a lo era pre-celulares, y fijar un lugar de encuentro central. Las instalaciones de arte son una buena idea para esto. Puede llevar su teléfono y comprarle una sim card pero no se ilusione porque la señal es pésima. No se ponga a divagar en sus mensajes y envíe chats concretos tipo “nos vemos a las 3pm en el punto de encuentro”, y no “¿dónde están?” pues ese mensaje va a llegar cuatro horas después. También puede usar el truco de llevar algo muy visible con lo que pueda encontrar a sus amigos entre la multitud como una bandera o un inflable que pueda ponerse cómodamente en la maleta todo el tiempo. 

Revise desde antes a quiénes no se quiere perder y haga planes para verlos. También intente tener espacios sin nada planeado para “perderse” en el festival, ver bien las instalaciones de arte, tomar fotos, parchar y conocer artistas nuevos mientras come algo, o ir a los escenarios Do Lab y Yuma donde tocan diferentes dj.

 

¿APARTE DE LOS CONCIERTOS QUÉ MÁS HAY? 

Las instalaciones de arte son espectaculares y vale la pena verlas bien y tomar muchas fotos. También hay un mercadito de cosas de Coachella (chaquetas, camisetas etc ) y comida para todos los gustos: desde açai bowls hasta hamburguesas y opciones vegetarianas. 

 

¿CÓMO ES EL PARCHE? ¿LA GENTE?

¡Hay de todo! Hay mucha gente que va al festival hace 10 años y son los que van 100% por la música. También se encuentran muchos “influencers”, modelos, “instagramers”, etc. Pero algo interesante de este festival es que se encuentran familias con niños y hasta mujeres embarazadas, cuchos de 80 años y, por supuesto, millenials. La mezcla es tremenda. Muchos de los asistentes son extranjeros que, como nosotros, se enamoraron del festival y ahora no pueden dejar de ir. Coachella es un gran momento de la vida para ver bandas, música y parche, ver californianas y entender cómo piensan se educan y disfrutan los gringos. Todo es paz y amor: hay metaleros, pop kids, papás con hijos, ingleses punks borrachos y hasta grillas colombianas. 

El mejor momento es el atardecer cuando se empiezan a prender las luces, todo se ilumina y hace que las instalaciones de arte se vean surreales. Coachella pasa tan rápido que no hay tiempo para galantear, ni levantar. A nadie le interesa, todo se trata de música y diversión. Y ojo si le da por comprar drogas dentro del festival porque hay policías encubiertos muy pilas para agarrar gente que se pasa de lista. 

Temas relacionados: