Se encuentra usted aquí

Se jodió la bonita tradición de tener icónicas canciones futboleras

Para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 ningún tema ha pegado
Captura de Youtube
Captura de Youtube
Por

Cada 4 años el mundo se paraliza en torno a una pelota de fútbol que rueda por las canchas de un país anfitrión en un torneo que definirá cuál es el equipo más importante del mundo en este deporte. Desde 1962 ese campeonato se lanzan canciones para sonorizar la fiesta deportiva, pero no fue sino hasta 1998 que la música empezó a tener verdadero protagonismo en la Copa Mundial de la FIFA.

Por: Sebastián Peña - @SebasNews

Robi Draco Rosa, Desmond Child y Ricky Martín compusieron en febrero de 1997 las canciones La Copa de la Vida y The Cup Of Life como homenaje a los millones de seguidores que esperaban que fuera junio de 1998 para ver el inicio del torneo de fútbol más importante del mundo. El tema se popularizó tanto que empezó a ser usado en comerciales y noticieros para aumentar la expectativa sobre la Copa Mundial de la FIFA, razón por la que esa organización llamó a Ricky para que se presentara en vivo durante la final de Francia 1998. Hoy, 20 años después, es considerada la canción más importante en cuanto a temas deportivos se refiere

Para 2002, en la Copa Mundial de la FIFA 2002, también hubo una canción futbolera realizada por Brown Eyes y Lena Park titulada Let’s Get Together Now. Pero la música retomó su protagonismo en 2006 cuando varias canciones competían por ser la favorita del torneo realizado en Alemania. Il Divo y Tony Braxton hicieron The Time Of Our Lives que tuvo un mediano éxito y Shakira, quién en ese momento estaba #1 en listados de todo el mundo, lanzó un remix con letra futbolera de su canción Hips Don’t lie titulado Bamboo. La canción, que habla sobre la pasión por la pelota y lo que significa el fútbol para los humanos, agarró tanta popularidad que la FIFA solicitó a Shakira presentarla en vivo durante la final del torneo. ¡La música mundialista cada vez empezaba a agarrar más nivel!

2010 puede ser el año en que dos canciones tremendamente buenas competían por ser la mejor de la Copa Mundial de la FIFA en Sudáfrica. Empecemos con el artista K’naan nacido en Somalia, pero nacionalizado canadiense que creó un tema maravilloso llamado Waving Flag que fue utilizado en comerciales de la marca Coca Cola para promocionar el mundial. El tema gozó de una popularidad mundial y tuvo versiones bilingües en portugués con Skank, español con David Bisbal, China con Jacky Cheung, árabe con Nancy Ajram y hasta vietnamita con Idol Phuong Vy. Temazo que ponen a 10.000 latidos por segundo el corazón durante los mundiales.

Pero la FIFA eligió a la banda africana Freshlyground y la estrella mundial Shakira para realizar el himno oficial. La canción le dio un nuevo estatus a la carrera de la barranquillera y, hasta el momento, es el tema futbolero que más ventas ha tenido de forma física y digital. Adicionalmente, las ganancias que dejó el Waka Waka (This Time For África), que tiene versiones en inglés y español, fueron donadas a la campaña educativa 1 Goal education for all. El baile se popularizó y este tema se convirtió en el segundo con más reproducciones de 2010 en Youtube, sólo superado por Baby de Justin Bieber.

El mundial pasó de extremo a extremo y llegó a Brasil en 2014, por lo que la música debía ser protagonista indiscutible. La FIFA escogió a la carioca Claudia Leitte y a las super estrellas Pitbull y Jennifer López para hacer un tema que uniera al mundo entorno a la Copa Mundial. El tema llevó por título We Are One (Ole Ola), una pieza de pop en la que hacía falta el sabor de los brasileros; la canción en un principio fue fuertemente criticada y por eso se lanzó un remix en el que se incluyeron ritmos propios de Brasil. Si la escuchamos bien, el sencillo no es para nada malo y logra emocionar.

Los maestros Carlos Santana y Wyclef Jean se juntaron a Avicii y Alexandre Pires para el tema independiente Dar Um Jeito que tenía todo para ser un éxito mundialista, pero que no contó con el apoyo de ninguna entidad que le diera fuerza al tema. Yo le llamo: “la canción más desperdiciada de todos los mundiales".

En 2012, Shakira escribió una canción llamada Dare (La La La) que nada tenía que ver con fútbol y que era dedicada para su nuevo novio Gerard Pique. Es más, en una línea de la canción dice: “tus dos luceros es todo lo que quiero, sin tus ojos azules me muero”.

La canción vio la luz dos años después en el álbum homónimo de la barranquillera y traía un remix para la Copa Mundial de Brasil 2014 con la leyenda viva Carlinhos Brown. El tema se popularizó al punto de que Shakira fue invitada a última hora para hacer el show central de la clausura del mundial.
En el video oficial aparecen los futbolistas Lio Messi, James Rodriguez, Falcao Garcia, Neymar Jr y Sergio Agüero.

Y llegó el 2018 un año en que varios de los llamados “artistas del momento” se empezaron a colgar de la popularidad de la Copa Mundial de la FIFA en Rusia. Prince Royce, que confesó nunca haber jugado fútbol, lanzó el sencillo 90 minutos con Chocquibtown, J Balvin lanzó el tema Positivo que no ha sonado en ningún lugar (sorry J), Carlos Vives hizo una versión deportiva de su canción Hoy Tengo Tiempo titulada Allá Se Juega, Acá Lo Vives, (por lo menos este tema ha sonado en los comerciales de Pepsi en Colombia), Sebastián Yatra, hincha confeso del Atlético Nacional, se fue hasta Europa para trabajar con el divo Gianluca Vacchi para hacer el tema Love, que tiene el mejor ritmo de todas las que se han conocido hasta el momento. La vaina triste es que poco ha pasado con este sencillo, adicional a que tiene más de 90 millones de views en Youtube

Jason Derulo, conocido por varios hits mundiales, fue escogido por Coca Cola para hacer el himno de su marca para el torneo. El sencillo Colors tampoco ha sonado con fuerza a pesar de tener como respaldo a una de las empresas más importantes del mundo. Maluma, baby, nuestro colombiano, fue seleccionado para participar en la versión en español pero la canción no tiene nada de futuro. El paisa, que tiene tremendos hits en su género, tuvo la pésima idea de agregarle lineas a la canción que nada tienen que ver con el deporte. En un momento suelta esta perla; "¿de dónde vienes mujer? en verdad ni quiero saber, baila suave, baila lento".  Son pocos los que escuchan on repeat esta canción. ¿A usted le gustó?

El 24 de mayo de 2018, a 20 días del inicio de la Copa Mundial de la FIFA Rusia, se dio a conocer que el himno oficial del torneo estaría a cargo de la kosovar Era Istrefi, el boricua (y hit maker) Nicky Jam y el actor Will Smith.
Live it up, producida por Diplono ha sonado mucho ni en Rusia, ni en América Latina; la canción tiene un video espectacular que no se ha visto en ninguno de los partidos. Además, la FIFA no escogió a estos tres cracks para cantar en la apertura del mundial, la razón es desconocida.

Aún falta más de la mitad del torneo, pero ya es muy difícil que la canción de Nicky Jam o cualquier otra de las mencionadas anteriormente puedan lograr la popularidad del Waka Waka, Waving Flag o La Copa De La Vida.
¿Será que hasta acá llegó la bonita tradición de tener una canción emblemática para el torneo deportivo más importante del mundo?
Ojalá para 2022 los artistas no lancen canciones futboleras, solamente para colgarse de la popularidad del torneo.

¡Make the songs of the World Cup great again!