Se encuentra usted aquí

Según científicos, ahora la adolescencia va hasta los 24 años

Este es un documento importante para presentar en el hotel mamá
Daria
Daria
Por

Según un artículo publicado en la revista Dazed, científicos confirmaron lo que muchos de los millenials que tardan en salir del hotel mamá ya sospechaban: en estos tiempos, la adolescencia es más larga. Hasta los 24, dicen.

La afirmación se basa en una investigación compartida en el The Lancet Child & Adolescent Health Journal, que concluye que, a diferencia de como se pensaba anteriormente, la adolescencia no concluye a los 19.  Los científicos que hicieron la publicación, tal vez para el alivio de muchos de nosotros, creen que a medida que continuamos nuestra educación por más tiempo, retrasando el matrimonio y teniendo hijos tarde (si es que lo hacemos), retrasamos la entrada a lo que se conoce como la edad adulta. Su argumento es que cambiar la definición es "vital" para asegurar que las leyes sigan siendo apropiadas, pero, según informan otros expertos, hacerlo "pone en riesgo aún más la infantilización de los jóvenes".

La publicación, de hecho, tiene mucho sentido. ¿Puede vivir un joven por sus propios medios con la inestabilidad laboral, la escases de trabajo y altas aspiraciones? Si la publicación hubiera sido hecha en Colombia, el rango de edad sería, sin duda, más alto. Pero, según cuentan, además del hecho de que nuestras situaciones de vida inestables y nuestra deuda insuperable hacen imposible comenzar familias y crecer "adecuadamente", existen razones biológicas por las cuales debería extenderse la adolescencia: el cerebro continúa madurando más allá de los 20 años. La edad promedio para casarse, por ejemplo, ha aumentado en casi ocho años desde 1973.

Susan Sawyer, la autora principal del estudio, escribe que "aunque muchos privilegios legales para adultos comienzan a los 18 años, la adopción de las funciones y responsabilidades de los adultos generalmente ocurre más tarde". Dice también que la asociación tardía, la crianza de los hijos y la independencia económica significan que la "semipendencia" que caracteriza a la adolescencia se ha expandido.

Por lo pronto, pueden avisar en sus casas.

Temas relacionados: