Se encuentra usted aquí

Súbanse a ALUNA, la primera instalación colombiana en Burning Man

Por primera vez en sus 30 años, el Burning Man recibirá una instalación Made in Colombia. Únanse a la vaca virtual para darle vida a esta construcción.
Por
Redacción Shock

Hace un poco más 30 años, unos 2000 hippies se reunieron para darle vida, por primera vez, al que hoy es el más grande carnaval de la libertad: el festival Burning Man. Hoy es el escenario artístico más grande para subvertir el orden del mundo occidental. Y una obra Made in Colombia está a punto de aterrizar en él.

La primera reunión, que se libró por primera vez en 1986, era un encuentro sin reglas en medio del desierto; un espacio para el ejercicio de la libertad a través del arte y la música. Lo único a lo que se le prohibió la entrada fue al dinero, y todas las perfidias que vienen con él. Han pasado tres décadas y la fiesta se mantiene sagradamente, durante una semana, cada año.  

En esta ocasión, el Burning Man, uno de los más grandes experimentos artísticos sobre la tierra, se celebrará del 27 de agosto al 4 de septiembre. Es una semana de catarsis colectiva con vía libre para la música, los psicoactivos y la autodeterminación sin límites que, como siempre, finaliza con el tradicional ritual de la quema del Hombre de Madera.

Su poder es performativo porque durante unos días al año se subvierten por completo los valores del mundo occidental, todos atravesados por la moneda. Y entre el repertorio de iniciativas y montajes que se labran en ese paraíso de cooperación creativa y desapego del mundo, este año, por primera vez, habrá un pedacito montado y pensado de muchas formas por cabezas colombianas. El responsable es el proyecto ALUNA.

ALUNA será la primera instalación artística con sello colombiano en el Burning Man. Inspirado por un viaje del arquitecto Juan David Marulanda a la comunidad indígena arhuaca de la Sierra Nevada de Santa Marta, el proyecto planea plasmar, a través de una construcción, algunos de los valores que inscriben a los indígenas con el territorio: el concepto de dualidad y el balance de los opuestos, el equilibrio.

Para los Arhuacos (Ika o Ijka, como se dominan ellos mismos) hay que mantener la ley de origen para que el equilibrio se preserve y la vida no se acabe, para que haya una verdadera armonía entre el día y la noche, el frío y el calor, el verano y el invierno, la vida y la muerte, el hombre y la naturaleza, y el hombre con el hombre.

Unas 70.000 mil personas, como ha ocurrido durante los últimos años en el Burning Man, podrán reflexionar través de ALUNA, sobre un pedazo del mensaje de los arhuacos; y también ver la mano de obra del equipo interdisciplinario de personas que trabajarán bajo los más de 35° del Black Rock City en el desierto de Nevada para darle vida a ALUNA.

Si quieren subirse en el bus para el Burning Man, y darle un empujón de vida al mensaje de ALUNA, acá pueden colaborar a través de la vaca virtual en la plataforma INDIEGOGO o escogiendo sus premios en el sitio web de ALUNA 

Temas relacionados: 
Publicidad