Se encuentra usted aquí

¿Tutaina tuturuma? La historia detrás de los villancicos

Para que haga la novena y sepa qué está cantando.
Getty Images / Tezzstock
Getty Images / Tezzstock
Por
Redacción Shock

Llegó diciembre con su alegría y con las famosas novenas. Unas bailables, otras dedicadas a la oración y algunas solo son la excusa para comer natilla y buñuelos como si no hubiese mañana. Después de la oración en la que todos reímos “padre putativo de Jesús”, los villancicos o las canciones de adoración son las más famosas de estos días. 

¿Pero de dónde salieron estas letras de adoración? Pues la historia no es tan sencilla como parece, varios de estos cánticos eran considerados profanos y se decía que al contrario de adorar a Dios lo humillaban. Los villancicos aparecieron entre los siglos XV y XVII durante el renacimiento español. En España fue donde los cantaron por primera vez y luego pasaron a Portugal. Con la colonización y llegada de los españoles a Latinoamérica fueron enseñados de generación en generación. Ahora sí comenzó Navidad con el tradicional villancico de The Killers

Varios dicen que el compositor de los primeros villancicos fue el Marqués de Santillana quien es conocido como el primer poeta del siglo XV. Cuentan que él decidió crear una serie de poemas cantados para celebrar junto a sus hijos la llegada de la navidad. Pero tal parece que esta creación viene del siglo V cuando los evangelizadores cristianos empezaron a enseñar a los campesinos la historia de la navidad y el nacimiento de Jesús.  Ellos  llamaron a estas canciones Villanus, sin embargo en el siglo XIX se denominaron villancicos y se metieron dentro de este concepto todos los cantos que aluden exclusivamente al misterio de la Navidad.

Se cree que la canción Puer natus est es uno de los primeros villancicos de la historia y que habla del nacimiento de Cristo. 

Vea también: ¿Habrá algo más ñero que la pandereta? Modernicemos los villancicos