Se encuentra usted aquí

¿Un jarabe para la tos? La nueva y silenciosa droga favorita de los jóvenes

Suena inofensiva, pero no lo es.
Getty Images.
Getty Images.
Por
Redacción Shock

Purple drank, también llamada syzzurp o lean se ha convertido en la droga favorita de varios cantantes de rap y trap. Por más peligrosa que le suene, sus ingredientes son muy sencillos: gaseosa y jarabe para la tos. 

Raperos como Three Six Mafia, A$AP Rocky, Future y Soulja Boy han mencionado esta sustancia en sus letras. Si en el video el rapero sostiene una copa de icopor, lo más probable este sea de purple drank. Tal vez su más famoso consumidor sea Lil Wayne. Varias veces ha sido hospitalizado tras convulsionar, supuestamente por consumir dosis excesivas de esta bebida. Justin Bieber también fue visto varias veces tomándola en 2014.

El ingrediente principal del purple drank es la mezcla de codeína (un derivado del opio que se usa como analgésico) y prometazina (para los síntomas alérgicos), componentes presentes en varios jarabes para la tos disponibles en el mercado. En Estados Unidos no es complicado encontrar estos ingredientes. En Latinoamérica sí pero algunos han usado jarabes con un componente llamado Dextrometorfano, que tendría un efecto similar.

Entre sus efectos se encuentran: euforia, aturdimiento, pérdida de la noción del tiempo, somnolencia, mareo, lentitud en los movimientos, visión borrosa y hasta alucinaciones y convulsiones. En Estados Unidos, entre 2004 y 2011, las visitas al hospital relacionadas con causas relacionadas a la codeína aumentaron un 286%, según la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental (SAMHSA). Muchos mezclan el jarabe con gaseosas o incluso dulces para mejorar el sabor. Hay varios tutoriales en YouTube para prepararlo.

Se cree que nació alrededor de los años 50 con los músicos de blues en Houston, quienes mezclaban el jarabe con cerveza. Unas décadas después, a comienzos de los 90, ganó popularidad en la escena hip hop de esta ciudad. En el 2000, Three 6 Mafia la presentó al mundo con Sippin On Some Syrup

La cultura pop también ha notado el uso recreativo del jarabe para la tos. Recordemos la famosa Llamarada Moe (en realidad llamarada Homero), que la tenía como su ingrediente principal (aunque no se habló de sus efectos). En el capítulo Quest for Ratings de South Park, los protagonistas deciden tomar jarabe para la tos para inspirarse y tener ideas para un programa de TV. Hasta La rosa de Guadalupe se ha pronunciado sobre la codeína. 

Pero si es jarabe para la tos, un ingrediente en apariencia inofensivo y disponible libremente en cualquier droguería, ¿qué tan peligrosa puede ser? Para Vanessa Morris, coordinadora de Échele Cabeza, organización dedicada a la difusión de información sobre consumo de sustancias psicoactivas, el riesgo está en que la codeína, al pertenecer a los derivados del opio, puede llegar a generar mucha dependencia. “Al ser consumida en grandes cantidades, puedes experimentar el mismo síndrome de abstinencia que podrías tener con la heroína". 

Aunque hay quienes mezclan el jarabe con alcohol en lugar de gaseosa, Vanessa nos cuenta que no es recomendable, pues ambas sustancias, al ser depresoras del sistema nervioso, generan una descompensación muy grande en el organismo, por lo que es preferible consumirla sola para no acentuar sus efectos. Ella advierte que en Estados Unidos hay un boom por los fármacos opiáceos como la oxicodona, usados para calmar el dolor, que pueden generar mucha dependencia y ser muy peligrosas. 

Temas relacionados: