Se encuentra usted aquí

.

Voguelario: el cuerpo habla de inclusión y resistencia

Este alfabeto creado por el colombiano Cristian Báez guarda en sus letras la historia y las luchas detrás del voguing.
Foto Manu Mojito Cortesía Voguelario
Foto Manu Mojito Cortesía Voguelario
Por
Alfred Lord

Cristian Báez es un publicista bogotano que se mueve entre Argentina, México y Colombia. Estudió dirección de arte en Buenos Aires mientras trabajaba en galerías de arte y agencias de publicidad. Ahora reside en México y combina su trabajo con el diseño gráfico, que se convirtió en su pasión pues descubrió que el diseño era una herramienta que podía explorar y con la que podía comunicar muchas cosas, y crear lenguajes narrativos que involucren e impresionen a las personas. El Voguelario es el primero de muchos proyectos que tiene en mente y con los que quiere inquietar y contribuir a la comunidad. En esta búsqueda se encontró con la cultura ballroom mexicana y quedó impactado con la fuerza que cada uno de los bailarines proyecta en el escenario, un conjunto de competencia, vestuario, actuación y pose y la forma de contar historias desde el rechazo, la xenofobia, el racismo, y la discriminación. “La primera vez que asistí a un ball sentí esa fuerza, pero en mi cabeza que ama las tipografías veía letras en vez de poses. Es así como nace la idea de hacer un alfabeto vivo que hable de un lenguaje totalmente nuevo”, dice Cristian.

El Voguing se originó en los ballrooms (salones de baile) de Nueva York en los 80, donde la comunidad gay, latina y afro se reunía en Harlem para hacer batallas de voguing - baile que imita poses. Los concursantes competían en distintas categorías por trofeos que defendían las reputaciones de las casas a las que pertenecían. 

La idea inicial fue retratar la pose de los bailarines, y acompañar el registro con una entrevista, pero cuando el proyecto empezó y se sumaron casi veinte personas, cambió totalmente el formato de crear un abecedario de poses. “Descubrimos que no solo se posa por posar, sino que detrás de esa acción hay diferentes luchas y discursos, entre ellos, el poder ser, el amor propio, la auto aceptación, la resistencia, la lucha constante de clase, diferentes voces del feminismo, el orgullo y visibilización trans, entre otros”, agrega.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Voguelario (@voguelario) on

Para poder llevar a cabo este proyecto se sumaron varias personas que fueron claves en el concepto final. El fotógrafo colombiano Manú Mojito; Emilio Santoyo, director de cine mexicano; Charo Roque, diseñadora argentina de indumentaria para cine y comerciales; Bebo online, la marca que mezcla cuero y ‘putirropa’ como la de define su dueñx argentina, y la agencia AC Mcgarry Bowen de México, entre otras personas que apoyaron la idea desde el principio.

Durante un día todo el equipo de producción y los siete bailarines sacaron el material necesario para hacer un libro. Pero la pandemia les cambió los planes. El Voguelario se convirtió en contenido interactivo en Instagram, aprovechando que el consumo de contenido en redes se disparó por el confinamiento. Esa era la forma perfecta de que este alfabeto hablara más allá de la pose.

Estos son los protagonistas del Voguelario

Chula Zapata, reina del Old Way y del Vogue Fem (categoría del Ballroom) comunicólogue freelance. 

Feyla 007, princesa del Sex siren y maestra.

Xicali Apocalipstick, madre de house of Apokalipstick.

Isha 007, reina del Runway y asesora de imagen.  

Annia Ninja una leyenda del Ballroom mexicano y maestra de Vogue y de sus diferentes categorías.

Karamelo de house of Apokalipstick, dj de la escena Kiki y PR del Nueve, un bar emblema de la ciudad de México.

Chibi de House of Machos uno de los más talentosos vogueros y maestros de vogue del país.

 

j_1500x1500.jpg"El beat suena y yo me transformo, con cada Dip y aplauso me empodero y me anima a seguir cambiando, no soy el mismo niñe de hace años, me siento poderoso y lleno de vida cuando vogueo" - Chibi Macho.

g_1500x1500_0.jpg

"Mostrarles a todos lo que vales, lo que eres, no para que te validen, sino para decirles: estoy feliz, orgulloso y fuerte de ser quien soy" - Chula Zapata.
t_1500x1500.jpg

"Yo utilizo el Ballroom para empoderar a mis hijas a mis hijes en una sociedad patriarcal y heteronormada" - Annia Ninja.

b_1500x1500.jpg"Con todo este lenguaje quiero decir que no estamos solos que existe el amor, el respeto, la confianza y sobretodo la unión entre nosotros" - Xicali Apocalipstick.

x_censurada_1500x1500.jpg"El Ballroom es mi herramienta para visibilizar a mis hermanas trans, para caminar con fuerza y estilo cada obstáculo que nos pone la sociedad" - Isha 007 

y_1500x1500.jpg"Vivir tu jotería a tu manera, aceptarte como eres y cómo quieres ser visto " - Karamelo Apocalipstick.

v_1500x1500.jpg

"En el mundo de Ballroom soy la persona súper empoderade que puede decirte que este cuerpo no lo quieres pero yo voy hacer que tu lo desees, tu vas a desear esto que allá afuera están rechazando" - Feyla 007

Para Cristian esta experiencia ha representado un aprendizaje de vida, y es su manera de aportarle a los demás, mostrando temas pendientes por ser revelados. “Uno no se puede quedar con los brazos cruzados, si tienes algo que mostrar lo muestras y utilizas las herramientas que tienes en la mano para hacerlo, y reafirmar que no es necesario la aprobación de nadie para empezar a ser y hacer lo que en verdad quieres”.

Más contenido sobre: