Se encuentra usted aquí

.

Zoom: ¿Qué tan segura es la app favorita para videoconferencias?

Con el aumento de su popularidad también han llegado críticas.
Getty Images
Getty Images
Por
Redacción Shock

Es claro que, en tiempos en los que permanecemos gran parte del tiempo en casa, Zoom se ha convertido en la plataforma favorita para clases y reuniones de amigos y trabajo. Este servicio nació en 2013 y ofrece  videoconferencias hasta para 100 personas con los primeros 40 minutos gratis. Es actualmente la app más popular en iOS y Android. 

A medida que se ha popularizado en estos días de cuarentena, también han quedado expuestas sus fallas de privacidad y seguridad. En varios espacios ha habido quejas sobre personas externas que solo con tener el ID o link de la reunión pueden ingresar y tomar control de la misma. Las noticias de personas que entran a reuniones a compartir porno, mensajes racistas o simplemente a trollear son cada vez más frecuentes (incluso se conoció un caso de proyección de pornografía infantil y otro de mensajes nazis). Basta con hacer una búsqueda con el HT #ZoomBombing para ver todo lo que se puede hacer en una reunión.  El pasado 30 de marzo, el FBI advirtió a respecto. 

Pero los trolls que “secuestran” las reuniones no son el único problema. Zoom también fue acusado de publicidad engañosa. Un artículo de The Intercept denunció que Zoom no utilizaba encriptación de extremo a extremo como lo había anunciado. Esto implicaría que tendría la capacidad de espiar las reuniones. Cuando esto se descubrió, la plataforma emitió un comunicado en su página web disculpándose por dar una idea errónea. “Zoom siempre ha buscado usar la encriptación para proteger los contenidos en los mayores escenarios posibles y con ese propósito usamos el término encriptación de extremo a extremo. Aunque nuestro objetivo nunca fue engañar a nuestros usuarios, reconocemos que hay una discrepancia entre la definición aceptada comúnmente de “encriptación de extremo a extremo” y como la estábamos usando”.

Getty Images Creative

Les explicamos cómo usar Hangouts, Zoom y otras apps de reuniones virtuales

Tomen nota y apliquen este tutorial.

Otro aspecto de la app que causó polémica fue la opción de rastrear si los asistentes a la reunión están poniendo atención (después de todo, pocos quisieran que su jefe o su profesor se dé cuenta de que están dedicados a otras actividades). Esta opción le permitía al host de la reunión ver si los asistentes habían tenido la herramienta abierta en los últimos 30 segundos, pero ya fue deshabilitada. 

Ha habido todavía más críticas a Zoom. Desde finales de marzo se conoció que le pasaba información de sus usuarios a Facebook, así no tuvieran cuenta en esta red social. Aunque no es algo nuevo que las apps pasen datos de sus usuarios a Facebook, lo que llamó la atención esta vez es que no estaba especificado en los términos y condiciones. Zoom publicó un comunicado en su página aclarando que la información que pasaba a Facebook estaba relacionada con el tipo de equipos en los que se descargaba la app, y no con el contenido de las reuniones y los asistentes. En ese mismo comunicado, la compañía informó que hizo los ajustes para que Facebook no tuviera información innecesaria de los usuarios.  

Lo más recomendable a la hora de usar Zoom es hacer todas las reuniones privadas, ponerles contraseña y solo compartir el link a quienes queremos que asistan a la reunión. También se sugiere desactivar las opciones Anotación o Pizarra, con el fin de evitar que lleguen nuevos usuarios a modificar en contenido de la charla. Una buena opción es silenciar a participantes cuando ingresen a la reunión, para evitar que den mensajes inesperados. Si bien, según Zoom, ya se hicieron las correcciones necesarias en la seguridad, nunca van a estar de más cualquier precaución que tomemos frente a la información personal que compartimos en Internet. 

Getty Images.

9 pasos para proteger su información de Facebook y el mundo entero

Los peligros de la era digital se hacen cada vez más evidentes y es momento de que tomen una decisión: ¿Regalar información o intentar protegerla?
Más contenido sobre: