Se encuentra usted aquí

7 momentos musicales del 2014: el ocaso del perreo

Por
Redacción Shock

Por: Nadia Orozco // @cornfake

En los 70, muchos jamaiquinos se instalaron en Panamá, por la construcción del Canal, propagando los ritmos del reggae, el calipso y el soukous por todas las esquinas del país. Nando Boom, El General, Renato y Calito Soul integraron la primera generación de músicos que le mostraron al mundo el reggae en español, cuando decidieron cantar en su idioma sobre esos ecos caribeños que llegaban de afuera. A finales de los 80, ese reggae empezó a propagarse, llegando a Puerto Rico, donde se mezcló en la misma olla y a fuego muy alto con el hip-hop y el dancehall, en un amasijo que sería bautizado por los boricuas como reggaeton.

A comienzo de los 2000, Vico C, Héctor y Tito, con su cañonazo Felina, y el propio Tego Calderón hacían las delicias de las pistas de baile con los primeros pinitos de ese sonido. Sin embargo, el encargado de echarle el combustible necesario para que este género se tomara el mundo fue Daddy Yankee con la contagiosa Gasolina. Por su parte, en el 2006, J Balvin ancló la bandera del reggaeton colombiano en el panorama y convirtió a Medellín en la nueva meca del género con canciones como Ella me cautivóHola, ¿qué tal? o Sin compromiso.

En ese entonces, la mayoría de sus intérpretes, desde los más comerciales hasta los más underground, eran tachados de inmorales por las letras de sus canciones; los protagonistas de sus videos eran mujeres con poca ropa, estética gangster y mucho meneo de nalga. La pinta de sus cantantes no se diferenciaba mucho de la los raperos, al igual que su jerga y su movimiento corporal. Hoy, sin embargo, la historia es otra. Esos mismos artistas que posicionaron el género se han convertido también en los precursores de una transformación.

Para no ir muy lejos, hay que hablar de los dos grandes exponentes made in Colombia. Tanto J Balvin como Maluma se han encargado de cambiar la cara, el sonido y todo lo que algún día conocimos como reggaeton. Ya no hablan de perreo, de rebuleo o de latigazos, sus temáticas y sus líricas son románticas y cotidianas, su coqueteo con el pop es cada vez más inminente; incluso, ya poco se les escucha referirse al término reggaeton, para pasar a inscribirse dentro del género urbano. Sus sonidos ahora hacen paradas estratégicas en los universos del R&B y la movida del EDM; su imagen ya no es la de los “bad boys” de la cuadra, sino la de príncipes azules y protagonistas de los sueños de miles de niñas, jovencitas, señoritas y señoras. Están en realities y campañas publicitarias, imponen una moda que poco tiene que ver con la calle, giran alrededor del mundo con las grandes estrellas y cantan en los premios más importantes del mundo, tal como sucedió con la presentación de Balvin en los pasados Grammy Latino.

Por lo pronto, hay que irle dando un sentido pésame al reggaetón, tal y como algún día lo conocimos.

Nuestros 7 momentos musicales del año 

1. El mundial de las canciones Por: Carlos Solano  // @laresonancia

2. Colombia Online  Por: Daniela Camacho

3. Beats por minuto a la carta  Por: Mayra Hernández // @Mayaelectrik

4. 20 años de rock en el parque  Por: Antonio ‘Rolo’ Alarcón // @elroleins

5. El ocaso del perreo  Por: Nadia Orozco // @cornfake

6. 2014 revoluciones por minuto  Por: Mario Galeano Toro // @FrenteCumbiero

7. Los festivales cierran al alza Por: Chucky García // @chuckygarcia

Temas relacionados: