Se encuentra usted aquí

7 momentos musicales del 2014: los festivales cierran al alza

Por
Redacción Shock

Por: Chucky García // @chuckygarcia

 

Hablando de festivales y conciertos, el 2014 ganó el año. Y desde 2009, es el año que saca la mejor nota por haber tenido un balance en tres aspectos: la confianza de la siempre desconfiada gente; la disminución de los refritos artísticos (los artistas de siempre tocando por enésima vez) y la llegada de bandas de talla mundial que están en su tope. Podría decirse que antes de 2009 la última vez que una banda pasó por Colombia en su momento cumbre fue Guns N’ Roses en 1993; incluso cuando Metallica vino en 1999 habían pasado ya más de 15 años desde su debut.

La cultura de los festivales gratuitos tuvo en 2014 un año que le devolvió la fe a muchos; pero si hablamos de creyentes no cabe duda de que también hay que destacar a quienes se metieron la mano al dril. El público local está comenzando a adquirir la costumbre de pagar por los eventos, incluso de forma anticipada, y esto nos lleva a hablar del Estéreo Picnic, que se posiciona como un gran festival en la región, que multiplicó su asistencia en 2014 y, quizás lo más importante, logró que la gente se lo apropiara. Con un esfuerzo de alrededor de 7.000 millones de pesos en contratación de artistas (según sus organizadores), es ejemplo de la no apuesta por el refrito y de la búsqueda de que nuestro país haga un up date frente a las propuestas musicales que se barajan en los grandes festivales de afuera. Eso sumó para bien de todos: la reputación de los festivales en Colombia creció y a la par la demanda de espectadores.  

Para Sergio Pabón, del Festival Estéreo Picnic y T310, “los festivales al parque y los públicos en todo el país son una fortuna que tenemos como ciudadanos, hay desde rap hasta jazz y en general la asistencia está a la altura. En cuanto a los privados el Summerland en Cartagena se está convirtiendo en un gran festival de EDM, y con el Breakfest en Medellín abrimos una gran plaza en una ciudad increíble y a la que le faltaba un festival así”.

Y a pocos minutos de Medellín, en Rionegro, se llevó a cabo el Rock al Río, mientras que en Cartagena brilló una nueva versión del Festival Internacional de Música. En octubre se dio cita el festival más importante del occidente colombiano, el Manizales Grita Rock, y finalizando temporada, en Pasto, el rock se tomó Túquerres con el Nariño Vive Underground y el Festival Rock N’Frío.

T310 y Absent Papa Events también estarán detrás de otro de los festivales que desde ya promete un 2015 con muchas más horas de programación artística en vivo (al igual que la nueva edición del festival Bogotá Vive La Música): el Sónar Colombia 2015, una muestra de arte multimedia y sonidos de avanzada que nació en Barcelona y que debe sus más de 20 años de reputación a su oferta de shows muy bien pensados, de música para descubrir y de experiencias visuales y sensoriales casi futuristas.

Nuestros 7 momentos musicales del año 

1. El mundial de las canciones Por: Carlos Solano  // @laresonancia

2. Colombia Online  Por: Daniela Camacho

3. Beats por minuto a la carta  Por: Mayra Hernández // @Mayaelectrik

4. 20 años de rock en el parque  Por: Antonio ‘Rolo’ Alarcón // @elroleins

5. El ocaso del perreo  Por: Nadia Orozco // @cornfake

6. 2014 revoluciones por minuto  Por: Mario Galeano Toro // @FrenteCumbiero

7. Los festivales cierran al alza Por: Chucky García // @chuckygarcia

Temas relacionados: