Se encuentra usted aquí

Algunas consideraciones sobre el Estéreo Picnic 2017

A propósito del lanzamiento del cartel.
Por
Redacción Shock

Se reveló el cartel del Estéreo Picnic.  ¿Qué gustó? ¿Qué nos quedaron debiendo? estas son nuestras primeras consideraciones. 

En el 2010 un Festival sacaba un cartel con apenas seis headliners. Pocos sabíamos que el mismo se iba a convertir en nuestro propio Lollapalooza y la oportunidad para vivir una experiencia “festivalera” sin tener que comprar tiquetes. Año tras año se empezó a “pulir” y ese tal Picnic empezó a recibir artistas gigantes que muchas generaciones jamás imaginaron tener en vivo y en directo. 

El cartel que acaba de ser lanzado - paralelo al cartel de Lollapalooza Chile y Argentina - ha sido uno de los más alabados, para muchos es el mejor cartel desde el 2014 y la reivindicación del intento fallido de Lollapalooza Colombia. ¿Qué gustó? ¿Qué nos quedaron debiendo? estas son nuestras conclusiones del Estéreo Picnic 2017. 

The Strokes nos la debía: En el 2001 This is it se convirtió en un álbum sin precedentes, para los rockeros que empezaban a olfatear los terrenos del indie, The Strokes eran los papás. Canciones épicas como Last Nite, Hard To Explain - por nombrar algunas - los volvieron en las leyendas juveniles, razón de sobra para que incluso Rolling Stone los declarara como la mejor banda de rock jóven en América. En Colombia también fue un grupo masivo, alentado por la radio y por supuesto Mtv. Esa generación que los amo en su mejor momento seguramente no podrá contenerse ante la tentación de este regreso. Esperemos que sea un show épico. 

El centavito pa’l peso latinoamericano: En ediciones pasadas, el FEP sirvió de plataforma para conectar los sonidos del continente. Francisca Valenzuela, Little Jesus, Nicola Cruz, Natalia Lafourcade, Gabriel Garzón Montano, Kanaku y El tigre, Caloncho, han sido algunos de los nombres latinoamericanos, aparte de los nacionales, que hemos visto pasar por el festival. En esta edición nos quedó faltando más de esa cuota que se asoma tímidamente en el cartel con pocos nombres como Rawayana, Chancha Vía Circuito y Aj Dávila. 

La otra cara nacional: Es refrescante ver nuevos nombres de la escena estrenando y entrenando en una tarima imponente. Elkin Robinson, Cocononó, N. Hardem, Ságan, Los Hotpants, Seis Peatones, Zalama Crew, entre otros nacionales. Un nuevo ramillete de nuevos sonidos que llegan para darle un nuevo- y variado- aire al circuito. 

Punk's not dead: El año pasado los amantes del punk se llevaron su buena dosis con Bad Religion, una banda con más de 39 años sobre sus hombros que hicieron sacudir el piso. Esta nueva edición no se queda atrás y parece que se está volviendo una tradición tener la cuota punk. Rancid, el cuarteto poderoso comandado por Tim Armstrong estará haciendo de las suyas. 

La dosis de hip hop que hacía falta: El año pasado Snoop Dogg era uno de los encargados de poner el hip hop sobre la mesa y aunque seríamos incapaces de desconocer el poder del Doggy Dogg, nos quedamos con las ganas de ver más que un paseo de rutina por sus éxitos. Este año la cosa pinta interesante: por un lado nos encontramos con nombres nacionales que nos entusiasman: N. Hardem, arrancando y posicionándose como una nueva cara del hip hop capitalino, Ali Aka Mind que se devolvió de Argentina  a vivir a la tierrita con disco nuevo bajo el brazo y Rat Race, dj e ingenio de los Crew Peligrosos. Wiz Khalifa y G- Eazy son las caras internacionales- 

Se vale repitis: En el 2012 un dúo francés vino a impartir justicia a Bogotá - exactamente al Castillo Marroquín - y si se ponen en la tarea de buscar feligreses que vivieron ese ritual les dirán que vale la pena repetir una experiencia. Justice llega en un momento de lanzamientos de nuevas canciones y nuevo show. 


 

Temas relacionados: