Se encuentra usted aquí

Así vivimos el Milk: Un festival para bailar y celebrar el arte sin censura

Por
Redacción Shock

“Me siento orgulloso de pertenecer a esta época” Camo

Texto: Camo (@camography)

Fotografías: Alejandra Mar (@Alejandra_Mar_) /Alejandro Gómez Niño (@Alejandrocsp) / Daniel Álvarez (@daniel_alvarezb)

Un tiempo atrás juré no meterme a organizar fiestas, desfiles, exposiciones o eventos. Pero siempre he tenido el alma de explorador y de querer encontrar nuevos talentos y nuevos terrenos donde mostrar lo que a mí más me gusta y más me mueve. Y fue gracias a ese tipo de eventos culturales donde la música, la moda y las artes se juntan, que mi trabajo empezó a ser reconocido. Ahora me trago aquellas palabras que alguna vez dije y me siento muy orgulloso de ser parte de una movida que está sucediendo no solamente en Bogotá, sino en todo el país. Mi trabajo fue descubierto a través de ese tipo de eventos multidisciplinarios y de pequeños festivales underground en los que arte, música y fiesta se mezclaban. Yo soy de los que creen que hay que atacar por todos lados porque educar bajo un sólo frente es todavía algo muy complicado de lograr en Colombia.

¡Hola!, me llamo CAMO, soy fotógrafo y artista visual, y junto con unos amigos creamos “EL MILK”, el primer festival de música y artes que celebra la diversidad y la igualdad sexual, y que sucedió la última semana de junio en Bogotá. Bajo la premisa de que este fuera un festival “bien curado” hubo un poco de todo. Sus creadores hemos sido curadores de muchos espacios dedicados a la música, a la fiesta, a exposiciones de arte y a muestras audiovisuales. Y en últimas, eso es MILK, varios universos bajo una misma búsqueda. No queríamos que naciera como un festival gay sólo para los gays. Queríamos que fuera un festival de música y artes que apoyara la diversidad y la igualdad y donde los que no son gays pudieran conocer de nuestro mundo, nuestra realidad, nuestro arte, nuestro talento y nuestros derechos. Un espacio para que todos vinieran a divertirse con nosotros.

Quisimos promover un espacio de convivencia y libertad de expresión, en el que la comunidad LGBTI pudiera celebrar y en el que los que no pertenecen a ella aprendieran a convivir. Con universos como MILK ART, que pudimos crear con el apoyo de Idartes, logramos convocar a casi un centenar de proyectos de nuevos artistas, de los cuales escogimos 11 nacionales y 4 artistas invitados. Los trabajos de todos fueron expuestos en el marco del festival durante la semana en un antiguo billar ubicado en el centro de Bogotá y que muchos conocemos como Billares Londres. Artistas como Carlos Vergara (Barranquilla / Austria) , Javier Vanegas (Bogotá), Sebastián Gherré (Chile), Faber Franco ( Manizales), Javier Rey (Bogotá), Andrés Marti (Bogotá), José Alejandro González (Bogotá), José Alejandro Michelsen (Bogotá), Viana Romero (Bogotá), Julián Urrego (Medellín), Sergio Bonilla (Bogotá), Carolina Bedoya (Bogotá / Sudáfrica), Eliana Morales (Medellín), José Rojas Abadía (Bogotá) y el colectivo STREET JIZZ (Bogotá) fueron los seleccionados para esta primera versión del MILK FEST.

También hubo espacio para la buena música. CARR fue responsable de amenizar las tardes y las noches del lounge, donde también tuvimos nuestra tienda MILK, y en la que además de camisetas tuvimos un libro catálogo de postales como recuerdo de los artistas asistentes y como memoria de que este fue un festival donde el arte fue el principal protagonista. A las propuestas musicales se sumaron también el productor y dj Julio Victoria (Live Act), la cantautora y pianista de bigote “pintado” y manos virtuosas Uva Lunera y Mavidip & Steinlausky. Billares Londres se convirtió en los headquarters de muchos que acudieron a escuchar buena música, ver buen cine y disfrutar del buen arte.

Dentro del universo MILK SCREEN tuvimos un cuarto oscuro situado en el main room de Billares donde dispusimos un espacio que fue intervenido por distintos artistas. Ahí proyectamos, con el apoyo de la Cinemateca Distrital, un buen segmento del Ciclo de Cine Rosa. La película más comentada de todo el festival fue Cruising in High Heels, de los artistas visuales Simón Pateau (Berlín) y el coreógrafo Jair Luna (Cartagena), mejor conocido como “Jao Moon”. Cruising in High Heels fue una propuesta visual alegre, profunda y relajada, con una puesta en escena donde el movimiento, las experiencias cotidianas de dos artistas, la intimidad y el arte del cuerpo fueron la línea dramática que captó la atención de muchos asistentes. En el MILK ART no hubo censura. Absolutamente todo fue mostrado como debe ser, sin tapujos, sin restricciones ni prejuicios. Ese, pienso que fue nuestro gran aporte a la ciudad. A la gente ya no le da pena ver este tipo de arte y de películas. Estamos en un contexto mucho más abierto y relajado en cuanto a estos temas de intimidad y sexualidad.

Pienso que MILK nació en el momento perfecto y lo digo además, por todo lo que se ha sumado en las noticias esta semana: la portada de Caitlyn Jenner y la legalización del matrimonio entre parejas del mismo sexo en Estados Unidos. Quienes creamos el MILK nos sentimos orgullosos porque creemos que fuimos pioneros y porque creamos este festival, incluso antes de que estos sucesos mundiales ocurrieran. Es el momento y estamos en el lugar que es chicos y chicas. Me siento orgulloso de pertenecer a esta época. MILK EDUCATION fue el tercer universo que creamos. Como lo había dicho al inicio de esta columna, es muy jodido atacar bajo un sólo frente. El arte es educación, la música lo es también y El MILK es educación gracias al liderazgo de Carlos Del Toro, gestor de este universo en especial y quien promovió la realización de charlas dadas por personas que hoy ocupan cargos públicos importantes como Tatiana Piñeros Laverde, Directora del IDT y quien se refirió a por qué Bogotá ya es considerada Destino Turístico Gay.

Entre otros que charlaron sin tapujos, estuvieron también Adriana Sánchez, Directora de Colombia Diversa, La Cinemateca Distrital nos explicó de qué se trata el ciclo de Cine Rosa y la Fiscalía nos mostró un informe acerca de los derechos y las problemáticas que hoy enfrenta la comunidad LGBTI. El último y cuarto universo fue el MILK SOUND. El espacio en el que realmente celebramos la diferencia y la igualdad a flor de piel. Gracias a la cuidadosa curaduría de Illa Benavides, Mao Fonnegra y Camilo Martínez, logramos tener con nosotros a todo tipo de artistas, desde españoles, venezolanos y argentinos, hasta venidos de de San Francisco, Los Ángeles y Nueva York, que se mezclaron con los locales como Candedo & Cayetano, Dirty Harry, Fiona Beesound, Joseph, MNKYBSNSS (live), Richard Leigh, Leeon, Hellvira (show de burlesque), NASH, Rocco & Carr, Moebius, Uva Lunera, Julio Victoria (Live), Mavidip & Steinlausky (Live), Mansur, Memek y Djs Pareja, entre otros. Kika Burns y la diva española KANDICE se juntaron para darle buena energía y ese toque de elegancia y trash a la fiesta de clausura del festival. Ese día, por cierto, no hubo tiempo para la tristeza ni el guayabo. DAVI. A y PATTERN DRAMA (Touch of Class) se encargaron de que la gente bailara toda la noche y se preparara para ver a NAVID IZADI (Wolf + Lamb) y SIGNAL FLOW (Touch of Class), un back to back sin precedentes.

Hoy debo decir: Gracias a Ila Benavides, Camilo Martínez y Carlos Del Toro, mis amigos y socios en este viaje de exploración. Lo llamo de exploración porque eso es lo que estuvimos haciendo durante 4 meses de trabajo diario, y en el que invertimos nuestros propios recursos y habilidades. De esta manera creamos un festival con curaduría en el que cada uno de nosotros, es su frente de especialidad, le dio vida a uno de los 4 universos: El arte, el cine, la educación y los sonidos.

Desde ya prometemos que en el 2016 acaparamos más universos creativos. MILK FEST es una lección de vida, un proyecto que estamos seguros crecerá a pasos agigantados y un movimiento al que seguramente se unirá gente de todos lados del país, con gustos y orientaciones diferentes. Trabajamos bajo la premisa de vivir y aceptar la diferencia. ¡Únete al movimiento!. ¡No sólo marchemos.! ¡Bailemos, celebremos y disfrutemos del arte sin censura!

Temas relacionados: