Se encuentra usted aquí

Azealia Banks, la niña mala del rap se desnuda en Playboy

Por
Redacción Shock

Su confección sonora es el tejido entre esas innegables raíces urbanas y un rap robusto armado con un vocabulario feroz y  sucio (como para lavarle la boca con jabón) que se zurce con finos sintetizadores y percusiones dignas del electro house (de ahí que  productores como Machinedrum le hayan metido mano a sus pistas) dando como resultado una explosión con bastantes visos de moombathon. Tracks como Needsumluv, L8R, y claro, 212,  son un viaje de flow entre las calles de los barrios neoyorkinos y las pistas de baile de las discotecas más grandes del mundo. Heredera de Missy Elliot, matrona hoper, y hermana musical de princesas del barrio como de Santigold y M.I.A., esta morena explosiva de pelo hasta la cintura, pinta hipster y oriunda de Harlem, Nueva York, es la prueba reina de que a los 23 años se puede hacer mucho más que vivir de Bombril en la casa de los papás.

A sus diecisiete retoños ya lanzaba cañones en Seventeen, un track producido por nadie menos que Diplo, el remixero insignia de los guetos del mundo. Un bombazo que le pagó el peaje para entrar a XL Recordings (casa de joyitas como Radiohead, Adele o The Horrors). En el 2010, esta chica decidió emanciparse y empezó a tomarse la red para promocionarse. Su cover de Slow Hands de Interpol, colaboraciones con Scissors Sisters y rimas maduradas sobre samples de canciones de Peter Bjorn, no solo la han infiltrado en los oídos de un público más alternativo, sino que le han dado un lugar en el mapa pop. 

El video clip de 212 (track que se podía descargar gratis) fue el hit viral que la puso en la mira de gurús en materia musical como NME y Pitchfork que la proyectaron como promesa fuerte para este año, y hasta ahora no ha defraudado. 

La morenaza  que ha descrestado al mismísimo Karl Lagarfeld, quien la invitó a echarse unos versos en su mansión, se adueñó de las redes esta semana después de saberse públicamente que será la portada de la revista Playboy en abril, las fotos desnuda de estas niña rebelde del rap fueron tomadas por Ellen Von Unwerth y prometer dejar con la boca abierta a cualquiera que se atreva a mirarla. Este es el detrás de cámaras de su sesión fotográfica para la revista:  

 

@Azaeliabanks 
azealiabanks.com

 

 

 

Temas relacionados: