Se encuentra usted aquí

"Bogotá enamora, pero su mayor problema es que no es de los bogotanos”

Por
Redacción Shock

¡Estás vieja Bogotá!

Por: Jaime Andrés Ospina Jiménez // @Jaimikhos (columnista invitado) // Foto: Inaldo Pérez.

Tantos años de existencia y no has podido resolver tus problemas: 476 años de huecos, robos, trancones, alcaldes y mal servicio de transporte público.

Ciudad de largas filas, como si a los rolos, en sus 476 años, les encantara ponerse uno detrás del otro para comprar o pagar algo. Allá ustedes los de la capital.

476 años y no has podido tapar un hueco. Para gente con ideas, máquinas tapa huecos. Lleva funcionando un par de meses y en vez de tapar cada día hay más “cráteres” en las calles. Para algo debe servir, ¿o no “chuli”?.

Supongo que hace 476 años desde el servicio público también preguntaban “¿para dónde va?”, me imagino que en carrozas. 476 años y no has podido unificar una tarjeta para un sistema de transporte público decente.

Sencillo es que con una misma tarjeta se pueda subir en Transmilenio, bajarse e irse en un Sitp para luego coger el “metro”. ¿Es tan difícil eso? No, el
problema son los 476 años de malos gobernantes, supongo.

Sin embargo, con sus problemas Bogotá es una ciudad acogedora, o sino “pregúntenle” a los “provincianos” que vinimos a parar acá a buscar un mejor futuro y queremos más a la ciudad que los nativos.

El olor a calle mojada es el mejor aroma para enamorar en Bogotá. Y el chocolate de La puerta falsa, delicioso para invitar. La Candelaria, excelente para caminar.

Bogotá encanta, maravilla y enamora, pero tal vez su mayor problema es que “no es de los bogotanos”.

Temas relacionados: