Se encuentra usted aquí

¿Boicot a la reina? Beyoncé encendió las alarmas de censura

El 'Black Power' de Beyoncé desató el miedo de un congresista republicano y del ex alcalde de Nueva York, pero la historia ya nos ha dado lecciones
Por
Redacción Shock

El 'Black Power' de Beyoncé desató el miedo de un congresista republicano y del ex alcalde de Nueva York, pero la historia ya nos ha dado lecciones de lo que oculta el miedo y la censura frente a la música. 

Por: Fabián Páez López @Davidchaka

En 1991 Rodney King fue golpeado brutalmente por cuatro policías que lo acusaban de conducir borracho. El abuso policial coincidió con la masificación del uso de videocámaras y alguien grabó el hecho. Un año después, incluso cuando el mundo conoció la prueba maestra que mostraba como cuatro agentes blancos daban una golpiza a un joven negro, un fiscal decidió absolverlos. El fallo desató la ira de los habitantes negros de Los Ángeles y provocó una de las revueltas raciales más violentas en los últimos 30 años en Estados Unidos: 53 personas perdieron la vida; alrededor de 2.000 resultaron heridas; y los daños materiales fueron cifrados en miles de millones de dólares.

Los disturbios en 1992 debieron ser una lección contundente e irrepetible. Pero los antecedentes traumáticos no garantizaron que continuara una espiral de abusos policiales que cobró más víctimas de la comunidad negra. 

En 2014, en el estado de Misuri, murió Michael Brown después de recibir las descargas del arma del agente Darren Wilson. Los archivos oficiales cuentan que el policía recibió información de que Brown había participado en un robo, pero también se conoció que estaba desarmado y que recibió seis disparos mientras alzaba los brazos en señal de rendición. Ese mismo año, murió también Eric Gardner a manos de un policía blanco que lo asfixió; incluso cuando la víctima le clamó por piedad y le hizo saber que sufría de asma. 

La historia se repitió y los dos agentes implicados fueron exonerados. Esta vez las protestas fueron pacíficas. 

En respuesta a esos ecos de la segregación y la discriminación que aún persisten en Estados Unidos se alzaron varias voces de protesta. Una de ellas fue la del movimiento Black Lives Matter (“Las vidas de los negros importan”); una organización negra independiente de izquierda que no solo lucha contra la brutalidad policial, sino que también pone en tela de juicio las condiciones económicas, sociales y políticas que oprimen a los negros de EE UU. 

A estas voces se unió también la de una de las figuras más grandes de la industria musical; una voz que puso a temblar al congresista republicano Peter King: la de Beyoncé. 

Justo un día antes de su presentación en el Super Bowl, Beyoncé lanzó el video de ‘Formation’. Y fue la jugada maestra de una de las mujeres que personifican el ‘Black Power’ en toda su esencia. 

Temas relacionados: