Se encuentra usted aquí

Bomba Estéreo se catapultó como el Artista del Año de los Premios Shock 2010

Este es el premio más importante porque es el de nuestro país. Demuestra que aquí, donde nacimos y crecimos, creen en nosotros.Es el premio de nuestra casa
Por
Redacción Shock

“Este es el premio más importante porque es el de nuestro país. Demuestra que aquí, donde nacimos y crecimos, creen en nosotros. Es el premio de nuestra casa”, Li Saumet.

Andrea y Héctor también contribuyeron al desarrollo de esta banda.

En el 2003, en pleno boom de la electrónica en la margen independiente de la alternativa mundial, su sello, Entrecasa, sacó un disco con lo mejor de la electropical emergente de Colombia. Entre las canciones elegidas por convocatoria figuraban nombres de actos como Panorama, De Lux Club y Sidestepper. El corte número uno estaba firmado por un artista visual bogotano, menos célebre como productor que como conductor de Mucha Música, un programa que por ese entonces dictaba el camino de la alternativa local: Simón Mejía. Su canción, Rítmika (un cover/remix de Pa’ Colombia, tema original de la orquesta Los Blanco), pegó tanto que se convirtió en el primer sencillo de este premonitorio álbum: Colombeat.

Era el comienzo de una historia fascinante.Para interpretar sus experimentos en vivo, Simón formó un colectivo audiovisual con su tocayo y amigo Simón Hernández. Se llamaba A.M. 770. En tiempos donde nadie proponía siquiera algo similar (hoy abundan los “soundsystems”), se trataba de un videosoundsystem que, en pleno comienzo de siglo, calentó las noches bogotanas con un tumbao guapachoso y un venenito intrigante. Y es que la fuerza inspiradora de este proyecto venía del barrio donde fue forjado: Chapinero, esa ollita donde todos los condimentos de Colombia se dan cita en el asfalto. Allí, en pescaderías (el viejo Muelle McKenzie, de la 59 con 7, era uno de sus spots habituales), estudios, disco-burdeles (tocaban en un local bastante sórdido llamado Onírica, en plena 58 arribita de la 13) y hasta en su propia galería de arte GANGA, los Simones montaban su performance acompañados por amigos como el percusionista Diego Cadavid (quien hoy toca y graba tambores para mucha gente, como Palenke Soultribe), el clásico del scratch capitalino Dj Fresh (el más veterano y reconocido pinchadiscos de la movida hip-hopera en Colombia), y Javier Fonseca, de Alerta, como Mc. Y así lo hicieron durante esos años mezclando cumbias y champetas con clásicos decembrinos, salsas del Héctor y del Joe con electrónica latina como Sidestepper y Nortec.

Después de un toque en la Plaza del Zócalo de México y un par de gigs en Nueva York, Mejía arrancó con otro proyecto que comenzó a concebir durante largas jornadas de encierro, solo y en casa. Al rato y bajo un nuevo alias, sacó su primer álbum, Volumen 1: un trabajo que, aunque aún experimental, presagiaba algo grande. Sobre todo, por la canción Huepajé, la primera en la que figura una chica que por ese entonces cantaba con un proyecto llamado Mister Gomes en Bombay: Li Saumet.Una samaria con tanta cumbia como flow en la sangre que jamás se imaginó lo que se le venía. En realidad, nadie se lo imaginaba.

La química de este par se concretó definitivamente con su segundo álbum: Estalla, producido por la disquera independiente local Polen, de Felipe Álvarez (empresario musical que también estuvo detrás del despegue de la carrera de Shakira).Formalmente perfecto,se trataba de un disco de cumbia-pop tan absolutamente fascinante como evolucionario y contundente como su himno Fuego, un incendio que se comenzó a propagar, y rápido… tanto, que Nacional Records, la discográfica insignia de la alterlatina, decidió prensarlo en USA como Blow Up (este sello, manejado por Tomas Cookman, ya distribuía el Vol. 1 en digital).

En el camino, Simón había reclutado a Kike Egurrola y a Julián Salazar como parte de la banda en vivo. El primero, alumno del grandísimo Batata, heredero del legado milenario de tamboreros africanos y principal percusionista de la movida electrocumbé colombiana (tocaba con Pernett y Sidestepper), tomó el mando de los cueros. Y el segundo, de la casa Polen, quien también participó en la producción de Estalla, tomó la guitarra.

la banda en vivo. El primero, alumno del grandísimo Batata, heredero del legado milenario de tamboreros africanos y principal percusionista de la movida electrocumbé colombiana (tocaba con Pernett y Sidestepper), tomó el mando de los cueros. Y el segundo, de la casa Polen, quien también participó en la producción de Estalla, tomó la guitarra.

Este toque partió en dos la historia de la banda. Después de ese día, todo pasaría muy rápido… Desde ese sábado 11 de julio de 2009 y montados en la febril ola de la nueva cumbia que comenzaba a invadir el planeta de la mano de actos como Toy Selectah, Geko Jones, Uproot Andy o los argentinos de ZZK, la banda comenzaría a girar por el mundo sin parar hasta hoy, que no ha descansado un solo instante, estallando en cada escenario con una propuesta única de electropical que va de la cumbia a la champeta al hip hop y a la pura psicodelia, y todo con una puesta en escena contundente, frenteada por Saumet, una nena que la rompe como pocas.

En un año y cuatro meses, Bomba Estéreo ha logrado lo que ninguna otra banda. Fue elegida como la mejor nueva banda del mundo por Mtv. Ha tocado más de 100 shows en casi toda Europa y América, en países tan lejanos como Turquía, Japón y China, en festivales como el Roskilde en Dinamarca, el Bonnaroo en EE.UU., el Lowlands en Holanda y el Fusion en Alemania (se rumora que para el 2011 van nada menos que para  Coachella). Han compartido escenario con actos como M.I.A., The Flaming Lips y Groove Armada. Fuego ha sido la canción oficial del videojuego FIFA 2010 y hasta de un comercial de McDonald’s. Estalla no solo ha sido prensando en Colombia, España, Estados Unidos, Japón, México y Argentina, sino que figura en el Top 10 del Billboard World Music. Han llenado el Teatro Metro de Bogotá dos noches seguidas, algo histórico para una banda nacional. En fin… Se trata de una banda colombiana que la ha reventado por la vía independiente de una manera impresionante. 

Señoras y señores: esto es Bomba Estéreo. El Artista Shock del Año.

Temas relacionados: