Se encuentra usted aquí

'Cali Suena en Vivo': Una fiesta en pro del desarrollo cultural

Por
Redacción Shock

Por: Pilar Rendón - @MariaMarchita
Fotos: Diego Eraso - @erasodiego

Industrias Culturales de Cali, Mikasa Cafe Bar, Amalgama Cultural y la comunidad de bandas procedentes de la ciudad de la salsa dio a conocer el pasado fin de semana su primer hijo: 'Cali Suena en Vivo'. La edición que marcó el inicio de un festival hecho por artistas nacidos en la sultana del valle espera seguir creciendo a través de los años con el apoyo de ese factor que alimenta a todo artista a luchar por ser mejor cada día: la gente.

En el transcurso de un sábado soleado, a las afueras del antiguo Club San Fernando, un colectivo de "bici usuarios" llegó a la cita prometida con la música y las diversas manifestaciones culturales del día (carnavaletta – carnaval de la bicicleta –, yoga, audiovisuales y más), el grupo de payasos 'CaliClown' y personas procedentes de diversos rincones del país, Norteamérica y Europa (sí, así como lo leen) fueron haciendo presencia en esta fiesta que salió adelante gracias a la dedicación y el amor que le impregnó cada uno de los personajes pertenecientes a este "parche".

La salsa, el rock, pop, rap, reggae y la música experimental se unieron para brindarle al público la pruebita de este “sancocho con papa, plátano, yuca y pescado”, tal y como lo define Jota Ramos (voz líder del grupo ‘Haga Que Pase’), que deleitó y dejó con ganas de más a jóvenes y adultos mayores. "Cali Suena en Vivo me parece un festival espectacular. Lo que siento es que los colombianos a veces nos cohibimos mucho, pero que se empiecen a dar estas apuestas en Colombia es bonito. Me encantó la atención de los jóvenes organizadores con nosotras las personas adultas, la diversidad de géneros musicales… todo. En un momento dejé mi silla y me fui a saltar con mis amigas al ritmo de Don Palabra… Una gran idea, ojalá la sigan apoyando acá en Cali", señaló Nimia Mosquera de 58 años.

Para Sebastian Cretegny, suizo radicado en Colombia desde hace 2 años, el encuentro musical que se robó el show en la sucursal del cielo este fin de semana "fue una experiencia única, cargada de grandes sorpresas. No conocía a todos los grupos y me parece que este espacio es una buena manera de llegar y escuchar nuevos sonidos de Cali. La calidad en organización y el compromiso de cada banda me ha parecido alucinante. ¡La pasé genial!". Y cómo no disfrutar de una fiesta que empezó con ese toque salsero a cargo de Leo D’ Barrio y la Orquesta Madeira, que prosiguió con los sonidos experimentales de La Percumotora, el rock y el pop de Don Palabra y Los Villamarín, los colectivos Haga Que Pase y Kinteto Pacífico (bajo la batuta de Esteban Copete) y que culminó con el hip hop, jazz, blues, soul y funk de los señores de Zalama Crew ¿ah?

Todo un viaje sonoro en el que el que convivieron artistas y personas con diversos gustos pero, sin duda, con un fin en común: "gozarse ese encuentro cultural hasta el amanecer" sin importar obligaciones, cansancio o distancias de desplazamiento. Las 12 horas de esta "rumba caleña" hicieron vibrar las instalaciones del lugar y, como un culto religioso, llevaron a los asistentes a entonar los temas de cada uno de los músicos presentes.

Temas relacionados: