Se encuentra usted aquí

Cinco minutos al teléfono con Kendrick Lamar

Por
Redacción Shock

El rapero californiano fue reclutado como vocero de Reebok

El nuevo lanza fuego del hip hop mundial habló vía telefónica con Shock de su obsesión por contribuir a que los jóvenes encuentren el camino para hacer sus sueños realidad, de cómo desde la orilla en la que él se mueve, puede motivar y envalentonar a otros a salir adelante y, por supuesto también, de una edición limitada de la clásica zapatilla Ventilator inspirada en él que, en el segundo semestre de este 2015, llegará a las tiendas. Eso sí, algo que nos advirtieron antes de dejarlo en la línea con nosotros para esta corta entrevista, fue que no le fuéramos a preguntar nada sobre un nuevo disco que viene en camino. Suponemos entonces que se lo tiene bien guardado y eso lo que ha hecho en realidad, es que crezca cada vez más la expectativa por conocer qué es lo que Lamar se trae entre manos con su próximo lanzamiento musical.

Por Mariangela Rubbini @bilirubbini

Muchos de sus más fieles seguidores esperan ansiosos el anuncio de la fecha de lanzamiento de su nuevo álbum de estudio, que vendría siendo el tercero en su discografía después del Section 80 (2011) y el Good Kid, M.A.A.D City (2012). Lo único que se ha dicho por ahora es que, tal y como él mismo lo ratifica, esta nueva producción discográfica definitivamente tendrá que ver la luz en algún momento de este 2015. Sin embargo, y aunque en el segundo semestre del año pasado, Lamar colaboró con Flying Lotus en el tema Never Catch Me y lanzó la canción I, cuyo video colgó en su canal de VEVO en el mes de noviembre, todo lo relacionado con su nueva placa se mantiene en reserva absoluta. Pero sí hubo un anuncio importante con el que Kendrick Lamar terminó el 2014, y ese fue la firma de un importante contrato como vocero de Reebok.

A través de YouTube y de las redes sociales, tanto de la marca como del artista, se hizo público un cortometraje que lleva el título: “Get inspired with Kendrick Lamar y Reebok”. Bajo la dirección de Anthony Mandler (el mismo que ha trabajado con artistas como Snoop Dogg, los Black Eyed Peas, Muse, y con el futbolista y modelo David Beckham en el documental Into The Unknown), este video fue rodado en la ciudad en la que Lamar creció y dónde vivió su niñez y su adolescencia: Compton, que comenzó como un suburbio en el condado de los Ángeles, California, y que ha sido catalogada como una de las ciudades con mayores índices de criminalidad y de pobreza de todo Estados Unidos. De ahí viene Lamar, de una ciudad en la que habita una población multirracial y multiétnica inmersa en grandes problemáticas sociales. Sin embargo, hoy Compton saca pecho y hace alarde de su club ecuestre, del programa de astronomía con el que cuenta para los jóvenes que allí viven y de una importante academia de baseball, así como del programa “Gifts for Guns”, que fue instituido para erradicar el uso y el porte de armas en la zona y que luego se replicó en otros lugares de Estados Unidos. Lo cierto y lo triste es que, en la mayoría de ocasiones, son las noticias que generan las disputas entre pandillas (los Bloods y los Crips han sido dos de las más famosas), el tráfico de drogas y las acciones violentas las que salen a relucir y llaman la atención.

Pero Compton, y tal vez sea así por su realidad y lo que acontece en sus calles, se ha convertido en al mismo tiempo en cuna de importantes raperos y agrupaciones de hip hop como Game, MC Eiht, Coolio, Jay Rock, Schoolboy Q y Tyga. Se trata de la misma ciudad que en los años 80 se callejiaron Dr. Dre y Ice Cube, entre otros, y fueron objeto de inspiración para algunas de sus líricas.

Más allá del cumpleaños de los Ventilator

Cuando Kendrick Lamar aceptó firmar una alianza con Reebok, no lo hizo únicamente para convertirse en su imagen y para lanzar una colección de edición limitada de los Ventilator que, por cierto, este 2015 celebran 25 años desde que salieran por primera vez a la venta, sino que en voz de la misma multinacional: “La intención junto a Kendrick Lamar es la de inspirar y empoderar a la juventud para alcanzar su máximo potencial a través de programas diseñados para brindarles alternativas positivas para salir de las calles”.

Fue así como Lamar encontró en Reebok la oportunidad perfecta, no sólo para detallar aspectos de su vida, de su personalidad y de su carrera como músico en unos zapatos inspirados en él, sino para ayudar a muchos de los jóvenes de Compton, y por qué no de otras ciudades del mundo, que hoy ven en el rapero del momento a su modelo a seguir, y que tienen la intención de encontrar un camino diferente al del dinero fácil y al de la vida del pandillero y del traficante de drogas.

Lamar, quien se ha declarado fanático de Reebok desde su infancia, época en la que como muchos de nosotros usaba los Classic blancos, ha seguido muy bien los pasos de la marca y por lo mismo estaba enterado de que esta ha venido trabajando de la mano de muchos artistas importantes, con jóvenes en comunidades vulnerables con una clara intención: hacerlos conscientes del potencial que tienen y empoderarlos para que transformen su realidad. Para que entiendan que, si saben utilizarla, su creatividad no tienen límites. “Si hoy yo gozo de un reconocimiento mediático importante, si me he convertido en un personaje inspirador para otros jóvenes, cómo no asumir esa responsabilidad y aprovechar la oportunidad que tengo de ayudar a que la vida de otros se transforme. Los jóvenes tienen que aprender a reconocerse a sí mismos y descubrir de lo que pueden llegar a ser capaces si el camino que eligen para sus vidas es el correcto”, le dijo Lamar a Shock. Escuchar esto de él es algo que seguramente no extraña para nada a quienes lo han seguido a lo largo de su carrera y lo han escuchado referirse a la frustración que le produce haber crecido rodeado de tanta gente que, por diferentes razones o circunstancias, vio sus verdaderos sueños truncados.

El cortometraje “Get inspired with Kendrick Lamar & Reebok”, que también se encuentra bajo el título “Reebok presents Kendrick Lamar I Am” se rodó en locaciones que, de una u otra manera, han sido muy significativas en la vida del rapero. Empezando por la secundaria Centennial, en la que estudió en su ciudad natal. Algunos de los jóvenes que fueron llamados a participar en el video, hoy son líderes del plantel educativo y lideran procesos de formación que, como Lamar mismo lo dice, pueden inspirar con sus historias de vida a las nuevas generaciones y motivarlas a no tener miedo de convertirse en la mejor versión de sí mismos. Con un fraseo poderoso y contundente que hace que los pelos se le ericen a uno de vez en cuando, Kendrick cuenta en este video de poco más de 3 minutos de duración,  su historia y la de su ciudad.

Un aparte de las primeras estrofas que Lamar escribió de I Am:

“You see gang bangin drug perra phenilia / You see things from the streets / So what you gonna do / You gonna find something that you love to do / And have a passion for it / Or you gonna stay minglin in the streets until something major happen / So the moment I defined myself and freed myself / Was the time i locked myself in the studio and said you need to do music.

El haber fichado a Lamar para esta nueva campaña es un golazo que se apunta Reebok al tomar la decisión de elegir como su imagen y para celebrar los 25 años de uno de sus productos insignia, a una de las principales voces de una nueva generación de músicos que, por encima de los líderes políticos y de los gobernantes del mundo, están en verdaderas condiciones de darle voz a los jóvenes para que se convenzan de que sí es posible cambiar las reglas y la realidad. Como era de esperarse, a Kendrick Lamar lo veremos en vallas gigantescas como protagonista de la campaña que será lanzada a nivel global y con la que Reebok anuncia con todos los juguetes, el cumpleaños número 25 de esas zapatillas Ventilator que aparecieron por primera vez por allá en 1990.

Porque soñar sale gratis… y puede suceder que el sueño se cumpla

Kendrick Lamar, cuyo primer pseudónimo como hoper fue K-Dot y quien creció soñando que algún día podría llegar a ser como sus ídolos Tupac Shakur y Dr. Dre, hoy da fe de que si la inspiración se busca dónde debe ser, es posible llegar muy lejos. Un día cualquiera, y después de que su nombre se hiciera famoso gracias al impacto que una de sus canciones (Ignorance Is Bliss) tuvo en las redes sociales y en internet, fue el mismo Dr. Dre, a quien se le atribuye el padrinazgo artístico de otros pesos pesados de la escena actual como Snoop Dogg, 50 Cent y Eminem, quien lo contactó y lo fichó para que entrara a ser parte de la nómina de artistas del icónico sello Aftermath. Sobre Dr. Dre Lamar dice “tenemos una relación muy cercana y familiar. Como la de un tío y un sobrino. El como yo, fue un niño bueno que se vio obligado a crecer en una ciudad violenta y llena de problemáticas sociales muy fuertes e incontenibles”.

Después de que Dr. Dre le echara el ojo, el amiguito de Lady Gaga se convirtió entonces en uno de los máximos representantes de la escena hip-hop actual. El poder de sus líricas, su vocabulario, su musicalidad, su forma poética y metafórica para referirse a la realidad de las calles en las que creció, rodeado de drogas, armas, pandillas y alcohol, lo convirtieron en un referente muy importante. Tanto que algunos medios especializados han llegado a catalogarlo como la nueva revelación del hip hop actual. La nueva cara de Reebok para este 2015 ha colaborado, obviamente con su padrino Dr. Dre y su compinche Lady Gaga, pero también con otros artistas como Katy Perry, Drake, Childish Gambino y  Robin Thicke.

Este es el video oficial de la campaña de Kendrick Lamar con Reebok (VER)

Temas relacionados: