Se encuentra usted aquí

Conozca el nuevo epicentro musical del Caribe 

Por
Redacción Shock

“Si yo hubiera tenido un estudio como este en mi época todo hubiera sido diferente” dice Gustavo Bush, uno de los músicos de la vieja escuela sanandresana. Hace dos años la comunidad y los gestores culturales de Providencia le pidieron al gobierno una serie de peticiones, entre estas estaba un espacio donde los artistas de la isla pudieran darle potencia a sus proyectos musicales. Hoy el primer escalón de ese sueño está cumplido. En el segundo piso del Teatro Midnight Dreams se inauguró el Centro de Producción de Contenidos que planea convertirse en el epicentro musical más importante del Caribe. 

Hay muchos factores que hacen que un estudio de producción cubra todas las necesidades de artistas y productores que llegan a darle vida a sus proyectos sonoros. Diego Gómez, de Llorona Records y Richard Blair son los encargados de sentar el precedente con “Old Providence, new roots” de Elkin Robinson, el primer disco que se va a producir en este espacio. Hablamos con Diego Gómez.

¿Qué hace que este espacio se pueden convertir en uno de los estudios más importantes del Caribe?

"Lo principal es el diseño acústico: que los cuartos suenen bien. Además de eso los equipos son importantes: la tecnológica sobre la cual se está trabajando es la de Universal Audio Apolo, son unas tarjetas de sonido de última tecnología de la marca Universal Audio. Es un estudio híbrido, cuenta con tecnología digital de último nivel pero también con una consola análoga, la idea fue integrarlos para que las personas que trabajan acá hagan de la consola el elemento central del estudio. Hay muy buenos amplificadores y una selección de micrófonos y monitores excelentes. Y más que el estudio, toda la isla puede ser un destino muy interesante. Es muy llamativo para los artistas venir a un sitio tan atractivo, el hecho de que el Internet no funcione bien resulta ser un beneficio, porque uno se concentra.  Este estudio bien operado se puede volver en una opción muy importante de turismo artístico”.

La Fundación Poliedro tuvo un papel clave en la estructuración de este proyecto. Ellos son un colectivo de cultura digital, innovación y soluciones básicas para las artes y fueron los encargados de diseñar la propuesta del Centro Producción de contenidos. Johanna Pinzón es la directora de la fundación y también nos contó sobre el Centro de Producción de Contenidos.  

"En Poliedro creemos en la estética ocmo una experiencia creativa, hicimos el diseño arquitectónico del lugar, porque antes era un segundo piso cualquiera; lo que hicimos  fue quitar muros y pensar en un espacio donde la gente que va a crear se pueda inspirar. Quitamos muros de piso a techo que hacen que la gente pueda tener a la vista los manglares, el mar, los puentes de Santa Catalina. Los artistas valoran tener una experiencia creativa, que puedan estar en un lugar donde salgan las mejores composiciones. Por eso la inspiración fue un concepto clave, ese fue el trato con la arquitectura y luego con todo el diseño de interiores que fue pensado en una gama de colores que funcionaran. Los dos grandes aportes creación del concepto del lugar, luego lo que hicimos fue hacer el diseño acústico, electro acústico y el diseño estético".

Al final quedó un espacio competitivo internacionalmente, no solo por todos los juguetes con el que está equipado aptos para la producción musical,  de video y de diseño gráfico, sino por toda la experiencia que supone pasar por este estudio. Un lugar mágico que puede convertirse en una parada necesaria para artistas de cualquier parte mundo, pero que definitivamente tiene que ser el lugar para darle potencia a los proyectos que se gestan al interior de Providencia.  

Temas relacionados: