Se encuentra usted aquí

Copa América 2015, un premio a la mediocridad

Por
Redacción Shock

Por: Luis Guillermo Montenegro - @luisguimonte

¿No me diga que un torneo no pierde prestigio con el solo hecho de que se sepa que los dos mejores terceros avanzan a la segunda ronda? Eso es un premio a la mediocridad y una oportunidad de ser campeón a dos equipos que no lo merecen.


Es entendible que para poder armar unos cuartos de final (segunda ronda) es necesario que clasifiquen ocho equipos, sin embargo, quizá la mejor manera de hacerlo no sea premiando a los dos menos peores, sino invitando a cuatro equipos más del continente con los que se pueda completar otro grupo y así poder utilizar el tradicional formato (tipo Mundial), en el que los dos mejores acceden a segunda ronda y luego de manera directa se vayan eliminando hasta que queden dos y disputen la gran final (ver los mejores memes de la Copa América 2015). 

Lo que ocurrirá en 2016, en el torneo de la Concacaf, será un buen intento de lo que debería ser la Copa América en el futuro. 16 equipos del continente (10 de Conmebol y seis de Concacaf) competirán entre sí para conmemorar el centenario de este certamen. Se armarán cuatro grupos de cuatro equipos, pasarán a la segunda ronda los dos mejores y luego por eliminación directa lucharán hasta llegar a la final. 

Bien, eso es el futuro, pero hay que hablar de lo más próximo y eso será Chile 2015, torneo del que ya se realizó el sorteo y quedaron tres grupos muy parejos. En el A: Chile, México, Ecuador y Bolivia; en el B: Argentina, Uruguay, Paraguay y Jamaica; y en el C: Brasil, Colombia, Perú y Venezuela. Ninguno de la muerte, los tres son parejos en cuanto a que hay dos equipos favoritos y dos llamados a pelear. 

En el grupo A se ve a un Chile por encima de los demás, no solo por el buen momento futbolístico que atraviesa, sino porque jugará de local y eso pesa mucho. De México habrá que esperar qué equipo lleva, porque en las últimas ediciones ha participado con jugadores sub 23 y si así lo hace, perderá opciones. Ecuador, a pesar de que no tuvo éxito en Brasil 2014, es un equipo muy fuerte, que está viviendo un cambio de generación, pero que cuenta con futbolistas potentes y de gran nivel. La cenicienta del grupo es Bolivia, una selección que claramente está un escalón por debajo de las demás. 
 
En el grupo B particularmente se vio que quedaron los dos más recientes finalistas en la Copa América de 2011. Uruguay (campeón) y Paraguay (subcampeón). Claramente el equipo más fuerte es Argentina, que dirigido por el Tata Martino, y liderado por Messi en la cancha, se perfila como el candidato a ganar. Uruguay está viviendo una etapa de recambio en su nómina, pero la base sigue siendo la misma con experimentados como Luis Suárez, Edinson Cavani, Diego Godín etc. Paraguay, desde que el Tata se fue no ha encontrado volver al nivel que lo llevó a disputar los cuartos de final de Sudáfrica 2010 y finalmente Jamaica, se perfila como el equipo al que todos le sacarán puntos. 

Finalmente, en el grupo C, se vivirá nuevamente el duelo entre Brasil y Colombia. La selección dirigida por José Pékerman disputó en 2014 trece partidos, entre amistosos y oficiales, de los cuales solamente perdió dos y justamente fueron frente a Brasil. El primero fue 2-1 en los cuartos de final del Mundial y el segundo en un amistoso en Miami que terminó 1-0.  Ahora, Chile 2015 será la oportunidad para Colombia de quitarse ese gigante de encima. Venezuela fue semifinalista en la Copa América de 2011 y por eso no se puede despreciarlo y creer que es el débil del grupo. Su fútbol ha venido evolucionando e irán con toda la intención de dar la sorpresa. Perú, tiene excelentes jugadores como Paolo Guerrero, Claudio Pizarro, Juan Vargas y Farfán, además fue el que eliminó a Colombia en 2011.

Será una Copa América vibrante por el buen nivel generalizado de varios equipos, pero queda para analizar eso de los mejores terceros. No puede un torneo con semejante prestigio, el más antiguo del mundo a nivel de selecciones, estar premiando a los dos menos peores. Eso es típico de torneo de barrio, hay que revisarlo.

Temas relacionados: