Se encuentra usted aquí

Danzón Pérez, el motor de la escena independiente en Guatemala

Danzón Pérez somos todos. Es bailar para expresar y no para impresionar.
Por
Redacción Shock

Estuvimos conversado con uno de los precursores del colectivo artístico multidisciplinario el Danzón Pérez: ‘Luisjo’ Prado,

Por: The Mothership Agency

Lo que comenzó como una noche de fiesta hoy es un colectivo artístico multidisciplinario que sirve de plataforma para exponer artistas de diferentes ramas. Aquí llegan distintos proyectos que van desde el diseño gráfico, la fotografía y demás artes audiovisuales, pasan por los DJ’s y productores nacionales e internacionales, y llegan a un equipo editorial y de producción logística, entre otros.

El Danzón Pérez intenta posicionarse como la marca de un movimiento libre de ego, que invita a la gente a sumarse y a aportar para ser un componente de transformación social. A través de las Danzón Nights y los Danzón Sunsets ha amenizado horas de fiesta, también por medio de los distintos shows de Danzón Radio y Danzón Podcast. Ha desarrollado  un archivo de referencias afines de la escena local y global por medio de Danzón Records y ha centralizado la actividad, no sólo del Danzón, sino de la escena electrónica de Guatemala y Centroamérica por medio de El Danzante y danzonperez.com.

Estuvimos conversado con uno de sus precursores, ‘Luisjo’ Prado, quien se describe a sí mismo como un amante del arte y la música.

Luis José comenzó a involucrarse con la música explorando el mundo del canto en 2005. Cinco años más tarde puso sus manos sobre su primer set de tornamesas y desde ese entonces su pasión por pinchar y compartir música fue constante.

¿Quién es Lujo Prado?

Soy un guatemalteco con el deseo de seguir explorando el mundo de la música tanto como un dj, productor, organizador de eventos y como un espectador. Una persona que quiere transmitir amor a través de la música y lo que la rodea.

¿Cómo inició tu pasión por la música?

Creo que mi pasión fue dada indirectamente por mi familia. Mi abuelo siempre me dejaba usar sus equipos de sonido, jugar con sus tornas de vinilo y grabar casetes con mis canciones preferidas de la radio cuando era niño. Después de eso siempre tuve un interés por la música. Fue hasta que a los 15 años decidí empezar a recibir clases de canto y ahí empezó el verdadero viaje en mi vida.

¿Tienes alguna profesión aparte de ser DJ?

Actualmente me dedico a la producción y organización de eventos independientes con Danzón Pérez. Me dediqué a diferentes trabajos, pero encontré mi verdadera casa en el desarrollo creativo y logístico de eventos.

¿Qué es Danzón Pérez?

Podría decir que Danzón es una plataforma con el objetivo de dar a conocer el trabajo de artistas independientes guatemaltecos y de otras partes del mundo por medio de sus eventos, programas de radio, sello discográfico y colaboraciones con medios. Es un ente latente que va a existir siempre y cuando haya alguien con la motivación de tomarlo por las riendas y guiar su camino. 

Menciona una fecha memorable de Danzón Pérez

Junio 27 de 2015, la celebración de nuestro 5to. Aniversario, en donde tuvimos un evento donde participaron artistas de música electrónica, rap, reggae, ska y rock. Fue la unión de la escena independiente en nuestro país.

¿Hacia dónde piensas que está evolucionando la música hoy en día?

Creo que la música tiene un camino muy interesante por delante. Ahora no es necesario ir a un estudio de una gran disquera para grabar tu trabajo y tener que tener una gran gama de instrumentos para poder explorar nuevos sonidos. La era digital nos permite tener un pequeño estudio en casa con un programa de producción, un teclado midi, muchos vsts e imaginación para hacer buenas creaciones que le pueden abrir las puertas a pequeños productores, bandas y artistas a una escena global. Hoy en día no hay límite para las ideas en la música. Se puede ir desde una composición muy clásica que sigue parámetros tradicionales hasta un track de noise que tiene su belleza propia.

Si un día tuvieras que entregar todos los equipos de tu estudio, pero pudieras quedarte con una sola cosa ¿cuál sería?

La computadora. Creo que sería algo clave que se quedaría conmigo. Es la herramienta más útil hoy en día en el estudio a mi parecer.

Nietzsche decía que “una vida sin música sería un error”. ¿Qué es la música para Luisjo Prado?

Con el tiempo he descubierto que para mí es amor, puedo sonar muy cursi pero creo que la música es lo que nos mueve a muchas personas y por lo que hoy en día estoy compartiendo esta nota con ustedes.

¿En qué radica para ti la magia y el éxito de las fiestas de Danzón?

En ser sinceros con lo que queremos expresar y nuestras intenciones. Lo hemos hecho para compartir la música y para pasarla bien con las personas que nos rodean, sean amigos o amigas de mucho tiempo o una persona que está atendiendo por primera vez a una de nuestras celebraciones.

_mg_3781.jpg

¿Qué podemos esperar de Danzón Records a mediano y largo plazo?

Mucha música nueva, creo que Gonzo ha hecho un trabajo excelente en la relación de nuevos artistas para el récord label. Se ha hecho una gran colaboración con artistas guatemaltecos y con varios artistas de Estados Unidos, México, El Salvador, Japón, España, panamá, Honduras, Alemania, Inglaterra, Nicaragua, entre otros. Danzón Records tiene un futuro muy prometedor.

¿Qué es lo más loco que puedas contar que te haya pasado en una cabina en tu carrera como DJ?

La ocasional persona que se sube al dj booth por una foto o porque quiere un poco de fiesta junto al DJ. En una de esas una chava se subió junto a mí, se tomó una foto y tocó una de las tornamesas. Le pedí que se bajara porque seguro iba a pasar algo. Se bajó y mientras me distraje se subió otra vez y tocó uno de los platos de la tornamesa. Paró la música por completo. En ese punto el bouncer la bajó del booth y el público se volvió loco con ella, pero ahí no termino todo. En ese venue, la electricidad general la tenían en el baño de mujeres, ella fue al baño y entre su borrachera creyó que un flipon era el switch de luz y apago toda la luz del bar. Que te apaguen la música dos veces en menos de 30 minutos es algo de lo más loco e incómodo que he tenido que pasar cuando he estado tocando.

Por: The Mothership Agency