Se encuentra usted aquí

Daphne Selfe, una abuela modelo

Por
Redacción Shock

Por: Estíbaliz Líppez - @escribaliz

Voy imaginar que mi abuela tendría 86 años hoy, sería una de las mujeres más apetecidas por marcas como Dolce and Gabanna o fotógrafos como Mario Testino. Siendo realista, tal vez se la pelearían entre Pat Primo y Lafayette. Lo importante de esta fantasía sería que a ella y a la industria no les preocuparían los estragos que hace la vida en el cuerpo de una modelo. 

No es mi abuela pero si existe un ícono Shock con esta vitalidad, la modelo británica Daphne Selfe vive su tercera edad  frente a los lentes más apetecidos de la industria. "Creo que uno debe enfrentarse a la vejez sin darle muchas vueltas", asegura esta mujer, capaz de resistir ocho horas de producción para terminar la noche en una sala de teatro.

Aunque su carrera despegó luego de cumplir 70 años, su book cuenta con la participación en campañas de Olay, Nivea, D&G; ha compartido set con Mónica Belluci; ha sido inspiración y parte del trabajo de grandes músicos como Paul McCartney, Quennie Eye,  rodado el año anterior es el videoclip donde compartió escena con Johnny Depp, Meryl Streep y Jude Law.

Por accidente su popularidad despegó luego de haber fallecido su esposo. En 1997 un periodista de Vogue UK la invitó a ser parte de una editorial de las edades. Sorprendida por la invitación, pues no había sido llamada en más de tres décadas,  la publicación disparó su fama en los últimos 16 años.

Como buena rockstar de la moda, su estilo inició con guantes, sombreros y zapatos cojundados. Selfe recuerda que su madre le conocía su ropa, y que ella misma coció la de sus hijos por muchos años. También pasó momentos alejada del ojo público, se dedicó a ser bailarina en una compañía de danza en España y tuvo participaciones como extra en la televisión británica.

Indudablemente es una mujer clásica, vio crecer la Moda, y es crítica con las nuevas generaciones del modelaje. Al hablar de cómo ha sido el cambio de su carrera, tal vez  usted escuche en ella la voz de su abuela: "muchas chicas llevan cosas que no les sientan bien, solo para seguir las tendencias. No lo entiendo".

Aunque el paso del tiempo es indudable y deja sus estragos en lo clásico y lo contemporáneo es difuso, agradecemos que existan personajes atemporales como Daphne Selfe e Iris Apfel para dar un testimonio de cómo seguir sintiendo a través de la música, la ropa y el arte. 

Temas relacionados: